efedrina

¿Conoces la efedrina? Se trata de una droga que proviene de una planta de extremo oriente conocida como Ma huang, y que tiene una estructura prácticamente idéntica a la metanfetamina. ¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo para enterarte de qué es cómo afecta al cuerpo y la mente.

¿Qué es exactamente la efedrina?

La efedrina (más concretamente, el sulfato de efedrina) es una droga que está presente en multitud de productos de farmacia, por lo que se puede consumir, en muchas ocasiones, sin problemas. Sin embargo, también puede consumirse de forma indebida y, por ello, acabar siendo problemática.

En general, la efedrina está presente en medicamentos vasoconstrictores y broncodilatadores. Y, evidentemente, este uso puede ser muy positivo si tienes que hacer frente a alguna enfermedad. Sin embargo, también se compran estos medicamentos para usar la potente efedrina como estimulante.

Y es que uno de los efectos más claros de la efedrina es el de elevar la presión arterial, estimular la frecuencia cardíaca y aumentar la resistencia vascular periférica.

También puede inhibir la liberación de histamina, además de elevar la presión arterial sistólica y, en la mayoría de las ocasiones, también la diastólica. Además, provoca vasoconstricción, lo que hace que sea muy recomendable su uso para la descongestión nasal.

Otro efecto frecuente de la efedrina es el de estimular la corteza cerebral y los centros subcorticales. Es por ello que, en ocasiones, se utiliza en casos de narcolepsia o estados depresivos. No obstante, hay otros medicamentos más específicos para el tratamiento de estos problemas que se suelen considerar preferibles.

La efedrina, por otro lado, se utiliza de forma ilegal como componente básico en la elaboración del Éxtasis o MDMA.

Uso recreativo de la efedrina

Pero, como decimos, la efedrina no se usa exclusivamente de una forma médica y medicinal, sino que también se utiliza con el objetivo de obtener un estado de conciencia alterado.

¿Por qué? Pues porque la efedrina cuenta con algunos efectos que se prestan a su uso lúdico. Por ejemplo, el consumo de efedrina puede conducir a la verborrea y a la claridad mental, y también puede conducir a una reducción de la sensación de cansancio.

Todo eso, como es natural, puede ser buscado por aquellas personas que están de fiesta, que necesitan tener una gran concentración en el trabajo, o que están estudiando. De hecho, es muy habitual que la efedrina se utilice en estas tres áreas, más allá de la médica.

Además, un punto muy positivo de la efedrina en lo que respecta a estos usos, es que, a diferencia de otras drogas, los efectos que nos aporta son razonablemente controlables en el tiempo.

Por ejemplo, consumir efedrina para tener los efectos reforzadores ya mencionados tiene un efecto de una o dos horas, mientras que el café tiene un efecto de tres o cuatro horas. Es decir, la efedrina nos permite manejar mucho mejor los tiempos que el café.

Eso sí, transcurrido ese tiempo, se presentan los efectos secundarios, que suelen ser nerviosismo, agitación, hostilidad y temblores. En algunas ocasiones, puede darse, incluso, un cuadro de tipo panicoso o paranoico (leves).

Estos últimos efectos pueden perdurar durante algunas horas, hasta que la droga se haya eliminado completamente del organismo. Si se quiere acelerar el proceso de eliminación, es recomendable tomar agua, puesto que la efedrina se excreta por la orina.

Sobre sus últimos usos

Más allá de los usos médicos y los recreativos mencionados anteriormente, en los últimos tiempos también se ha empezado a utilizar la efedrina a modo de hierba adelgazante (aunque no está nada claro que esto sea así, la verdad).

Sucede que, en muchos países, la efedrina se puede comprar y vender legalmente sin mayores problemas. Y, gracias a la globalización, cualquier persona puede acudir a una tienda online extranjera donde esté disponible la efedrina, y comprarla.

Y es que, actualmente, es razonablemente fácil comprar tanto efedrina como efedra (la planta de la que se extrae la efedrina) a través de estas vías. Y, lógicamente, esto es algo que ha activado todas las alarmas en multitud de países.

Es por ello que, en los últimos tiempos, ha habido una gran cantidad de nuevas regulaciones que se han puesto en marcha con el objetivo de proteger a los consumidores tanto de la venta del producto dentro de las fronteras, como de la compra desde fuera del país.

Por nuestra parte, todo lo que podemos recomendar es máximo cuidado si, pese a todo, quieres probar la efedrina. Como toda droga, tiene unas dosis que conviene no sobrepasar, y unos efectos secundarios que convine tener cuidado. Conoce la droga que vas a consumir y evita riesgos innecesarios.

Como puedes ver, la efedrina es una droga que es muy utilizada en el campo médico y farmacéutico, pero, además, es una droga muy potente que se utiliza de diferentes formas para usos recreativos… ¡Y estos pueden ser muy peligrosos! Como siempre, conocer lo que consumimos es fundamental.

La Efedrina: un componente del MDMA
4.6 (92%) 5 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.