Qué son los abortos de repetición y cómo afectan a la salud psicológica de las mujeres

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 2 septiembre 2021.

Los abortos de repetición son una patología que se diagnostica tras haber sufrido tres o más embarazos interrumpidos de forma espontánea. Este tipo de abortos lo sufre una gran parte de la población, sin embargo, es un tema del que apenas se habla. En los casos de aborto de repetición, se considera que existe un problema de esterilidad en la pareja.

En este tipo de embarazos, una vez que los óvulos de la mujer son fecundados, se inicia el proceso de gestación, pero el proceso no finaliza de forma exitosa.

Abortos de repetición

Las interrupciones del embarazo, de forma reiterada, constituyen un problema, que bien puede deberse a un factor masculino o femenino. Los principales síntomas que sufre una mujer que aborta son dolores fuertes en la región abdominal, fiebre, debilidad y aparición de sangrado abundante. Es importante, antes de intentar gestar nuevamente, indagar en cuáles son las causas que están provocando los abortos repetidos.

Cabe destacar que, cuando la mujer ya ha tenido un aborto, las posibilidades de tener otro van en aumento, hasta en un 18% de los casos, y en un 25 – 30% cuando ha tenido dos o más casos de aborto.

El hecho de que el embarazo no evolucione de forma correcta y se vea interrumpido antes de llegar al parto, ya es indicio de que existe un problema, y más cuando esto ocurre de forma reiterada. Hasta el momento se han asociado algunas causas, tales como la obesidad en la madre, y ciertas enfermedades como la hipertensión arterial o la diabetes.

Sin embargo, también se puede deber a factores inmunológicos que ocasionen el rechazo del embrión en el organismo al momento de la implantación. Entre otras causas de los abortos de repetición también se encuentran los anatómicos, tales como las alteraciones uterinas, los miomas o septos, por ejemplo. También cabe destacar que los factores endocrinos pueden afectar, tales como los niveles alterados de hormonas tiroideas, o de glucosa u ovarios poliquísticos.

En la mujer, también hay evidencia de que la calidad de los óvulos disminuye con el aumento de los años, pues, a partir de los 35 años son más frecuentes las anomalías genéticas. En el caso del hombre, si su edad sobrepasa los 45 o 50 años también puede ser una variante asociada a los abortos de repetición, no por la cantidad de espermatozoides, sino por su calidad.

Efectos psicológicos de los abortos de repetición

De cualquier modo, tal como enfatiza Lachmi-Epstein, en su estudio sobre los abortos de repetición, estos representan un trauma psicológico, pues, en más de un 50% de los casos ni siquiera se encuentra la etiología, sumado a ello el temor a los resultados del próximo embarazo. Por lo que, luego de la pérdida de un embarazo, las pacientes desarrollan diversos efectos psicológicos, tales como la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y el trastorno obsesivo compulsivo.

Además de ello, la mujer también puede presentar una baja autoestima y afrontar un proceso de duelo. Es por ello que se recomienda que, antes de buscar un nuevo embarazo, la mujer pueda recuperar su estado emocional, ya que, en el caso contrario, el miedo excesivo puede afectar negativamente en su primer trimestre de gestación.

La mayoría de las mujeres que han sufrido abortos de repetición suelen tener miedo a sufrir otra pérdida, piensan mucho en la salud del bebé, además de que su ansiedad puede impactar de forma negativa en la nueva búsqueda y todo ello le puede hacer perder estabilidad emocional.

Después de sufrir un aborto de repetición es importante que la mujer reciba apoyo psicológico, pues muchas de ellas presentan sentimientos encontrados en la siguiente gestación, siendo la mayor preocupación que el siguiente embarazo no llegue a término.

Además, suelen presentar otro tipo de comportamientos con respecto al nuevo embarazo, entre los que se destacan: mantener distancia emocional, tratar de no ilusionarse con el futuro del bebé por el miedo de lo que pueda ocurrir, no comunicar el embarazo a otras personas, centrarse en las molestias del embarazo para sentir seguridad de que su embarazo sigue en curso, entre otras.

Además de la asistencia psicológica, también se efectúan seguimientos exhaustivos tales como controles ginecológicos constantes, ecografías que comprueben la evolución favorable del embarazo, entre otros. El apoyo psicológico resulta significativo para que las mujeres que han sufrido aborto de repetición puedan desahogarse y expresar sus temores, aprendiendo, además, a reducir la ansiedad.

Las 5 etapas del duelo

Bibliografía

  • Cabello, Y., & Agudo, D. (2015). Aborto de repetición. Reunión Nacional Grupos de Interés SEF.
  • Guadix, B. R., Navarro, L. M., Paredes, A. G., & Jimenez, J. F. (2012). Epidemiología del aborto de repetición. Progresos de Obstetricia y Ginecología55(7), 312-320.
  • Lachmi-Epstein, A., Mazor, M., & Bashiri, A. (2012). Harefuah151(11), 633–654.
  • López Marín, L. (2018). Tratamiento de los abortos precoces de repetición de etiología desconocida.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario