mujer-duerme-nubes

¿Tienes problemas para dormir bien?  Tranquilo, no estás solo: se calcula que hasta un 40% de la población padece alteraciones del sueño o dificultad para dormir, sobre todo de forma ocasional o esporádica.

Hablemos del insomnio

El insomnio es el trastorno del sueño más popular y se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño. Se estima clínicamente que una persona que tarde más de treinta minutos en dormirse y/o duerma menos de seis horas puede estar sufriendo insomnio.

Si estas circunstancias se dan en períodos de menos de tres semanas o un mes se considera un insomnio ocasional o transitorio. Si el período fuera superior a este que hablamos, sería un insomnio crónico.

Si bien no todo el mundo necesita dormir las mismas horas, es necesario velar por una cantidad de horas que aseguren la calidad de descanso. Generalmente, una persona adulta necesita entre 7 y 8 horas de sueño al día. Aunque depende del caso pueden necesitarse solo 5 ó 6.

Si tienes problemas para conciliar el sueño o para dormir en general, uno de los medicamentos más famosos para tratar este problema es la Dormidina. Su principal objetivo es favorecer la aparición del sueño para que tengas mayor facilidad para dormir.

¿Qué es dormidina?

Dormidina es un medicamento que no necesita de receta médica, que está indicado para el tratamiento del insomnio ocasional. Se utiliza en este país desde hace más de veinte años. Contiene doxilamina para potenciar el sueño.

La doxilamina pertenece a al grupo de medicamentos llamados antihistamínicos, los cuales tienen propiedades sedantes que favorecen la conciliación de sueño. Es por eso ideal para aquellas personas que sufren de insomnio ocasional.

Es decir, este medicamento no es un somnífero. Te ayuda a potenciar la aparición del sueño y a poder dormir o cambiar tu forma de dormir si lo necesitas. La Dormidina es utilizada por millones de personas y es totalmente segura en la mayoría de casos.

También puede usarse para cambiar el ciclo de sueño. Si por ejemplo estamos acostumbrados a acostarnos muy tarde y nos llaman a un trabajo en el cual tenemos que madrugar, la Dormidina va a ser nuestro mejor aliado para poder dormir las horas que necesitas dormir.

¿Quién puede tomar Dormidina?

La Dormidina es un medicamento no farmacéutico que puede adquirirse en la farmacia sin necesidad de receta médica. Este medicamento está indicado para tratar el insomnio ocasional en personas mayores de 18 años.

Antes de tomar Dormidina, debes asegurarte de que no sufres ninguna posible contraindicación como una alergia a la doxilamina o a otro antihistamínico, si estás embarazada o dando el pecho. En cualquier caso consulta con tu médico si tienes dudas.

Además, no se recomienda el tratamiento con Dormidina si se sufren algunos problemas renales o urinarios, así como no se debe ingerir alcohol durante el tratamiento y evitar conducir si hemos tomado el medicamento.

¿Cómo utilizar Dormidina?

La Dormidina facilita el descanso durante 8 horas desde el momento de la toma, por eso se recomienda tomar este medicamente media hora antes de acostarse. No importa si has comido o no.

Pero, debes saber que su pico máximo no se alcanza hasta pasadas entre una y tres horas tras su ingesta. Su efecto dura entre unas seis y ocho horas, dependiendo de cada persona, pues cada cuerpo tiene su ritmo de absorción.

No se recomienda utilizar este tratamiento durante más de 7 días. De hecho, la duración debe ser lo más corta posible, puesto que la Dormidina está indicada para el tratamiento del insomnio ocasional.

Así, la duración del tratamiento suele ser entre unos días y una semana máximo. Si pasado este tiempo sientes que sigues necesitando tratamiento para el insomnio debes ir a consultar con tu médico de cabecera.

¿Cuál es la dosis adecuada?

Esta es una de las dudas más frecuentes. Pues Dormidina vienen en dos formatos de dosis: una menor, de 12,5mg y otra mayor de 25mg, que sería la dosis diaria máxima. Lo natural es comenzar con la dosis más baja y aumentarla si vemos que no obtenemos los resultados esperados.

Muchas veces, por estar un poco desesperados con el tema de no dormir, nos decantamos por empezar por la dosis más elevada. Con una dosis menor podríamos cubrir el tema del insomnio deseado y evitar luego durante el día sensación de somnolencia.

¿Tiene Dormidina efectos secundarios?

La buena noticia para cualquiera es que las reacciones adversas o secundarias que puede provocar este medicamento son leves y transitorias. Normalmente suelen ocurrir solo durante los primeros días del tratamiento.

Estos efectos secundarios más frecuentes son, por ejemplo, somnolencia (obviamente, sensación de boca seca, visión borrosa, estreñimiento, retención urinaria y en algunos casos vértigo.

En cualquier caso, Dormidina es un fármaco bastante seguro y que debe usarse de la forma correcta siguiendo estas indicaciones, leyendo el prospecto y consultando con tu farmacéutico ante cualquier duda.

Como ves, Dormidina es un medicamento de lo más interesante, y que puede ayudarte enormemente a dormir cuanto necesites… Y es que, en muchas ocasiones, necesitamos una ayudita para poder descansar adecuadamente.

Dormidina, un remedio para el insomnio
4.8 (95%) 8 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.