neurona-sinapsis-dinorfina

Las dinorfinas son una sustancia muy desconocida para la mayoría de nosotros, pero que genera el propio cuerpo humano. En primer lugar, vamos a conocer a qué tipo grupo pertenece. Las dinorfinas son un subtipo de péptidos opiáceos que actúan como neurotransmisores en el sistema nervioso central.

Cómo actúan las dinorfinas

Los neurotransmisores son el sistema básico que permite la transmisión de información entre las neuronas. Es decir, gracias a estas conexiones, se comunica la información de unas neuronas a otras.

El sistema opioide endógeno es el encargado de regular la transmisión del dolor, dando lugar a una serie de respuestas por parte de la persona a este estímulo. Los péptidos opioides están muy relacionados con los procesos de recompensa y refuerzo de la actividad del cerebro. Este sistema se compone de tres familias: las endorfinas, las encefalinas y las citadas dinorfinas.

Pues bien, ahora que hemos enmarcado este tipo de sustancia, vamos a contarte un poco más acerca de ellas para que sepas cómo se producen, para qué se utilizan y cómo reacciona el cuerpo a su consumo.

Las dinorfinas las segrega el propio cerebro humano y son utilizadas como un potente analgésico. Así, nuestro sistema nervioso las libera como respuesta a los estímulos y estados emocionales de la persona. Los pacientes de dolor crónico presentan un nivel muy elevado de dinorfinas.

Esta sustancia se puede sintetizar a través de la prodinorfina, una proteína precursora. Los efectos que produce en el cuerpo son parecidos a los de sustancias tales como el opio, la morfina o la metadona.

Tipos de dinorfinas

Existen diferentes tipos de dinorfina, aunque todas ellas están relacionadas con las reacciones que el cuerpo tiene en el funcionamiento básico de las emociones y necesidades físicas. Esto quiere decir que está relacionada con cómo experimentamos el estrés, el dolor, e incluso el apetito.

Se trata de una sustancia tremendamente potente y se indica en cantidades muy pequeñas, ya que se calcula que su efecto puede ser hasta seis veces mayor al de sustancias también muy fuertes, como puede ser la morfina.

Por esta razón, las dinorfinas se utilizan también como tratamiento para combatir el estrés, la depresión, los problemas de adicción a las drogas, ansiedad y otro tipo de trastornos emocionales.

Estos neurotransmisores se producen principalmente en el hipotálamo, el hipocampo y la médula espinal. Estos tienen una función básica en el sistema nervioso central, ya que conecta al cerebro con el resto del cuerpo.

De este modo, las dinorfinas son producidas y liberadas en estas zonas y afectan a funciones básicas del cuerpo humano. Son las responsables de funciones tan importantes como el sueño, el hambre, la temperatura o el proceso de datos sensoriales.

Riesgos de los opioides

Los opioides sintéticos son un tipo de droga que se utilizan para reducir la percepción del dolor. Estos suelen producir unos efectos como la somnolencia o confusión mental, e incluso afectar a la respiración.

Hay que tener un enorme cuidado con el consumo de este tipo de fármacos y, por supuesto, consumirlos siempre bajo indicación médica y con un absoluto control para evitar problemas de adicción o de un consumo demasiado elevado que pueda derivar en una intoxicación.

Y es que como tantas otras sustancias que actúan de forma tan directa en el funcionamiento del sistema nervioso, tomarla de forma continuada puede hacer que se termine generando una dependencia física y mental hacia esta droga.

La adicción produce que el paciente precise de tomar esta sustancia de forma compulsiva y no consiga controlar dicha necesidad. Además, su consumo de forma continuada a lo largo del tiempo puede producir que la persona desarrolle una tolerancia hacia la sustancia en cuestión, de forma que necesitará una dosis cada vez mayor para lograr los mismos efectos.

Esto puede llegar a ser realmente peligroso para el consumidor de opioides, y el médico que indique este tratamiento deberá estar muy atento a que el paciente no desarrolle dependencia, ya que acabar con ella puede ser muy complicado.

Los niveles altos de dinorfinas se vinculan también a una mayor resistencia a adicciones a drogas y tóxicos, como es el caso de la cocaína. También muchas investigaciones señalan que si se bloquea la dinorfina, se puede inhibir su efecto en el cerebro y controlar problemas como la depresión y el estrés, así como el dolor.

Como puedes ver, las dinorfinas son unos importantes neurotransmisores productos en nuestro sistema nervioso. Pero la cosa va mucho más allá. Ya te hemos dado todas las claves al respecto, y esperamos que te haya ayudado a tener una visión más clara del papel que juegan.

Dinorfinas, un neurotransmisor opioide endógeno
4.4 (88%) 10 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.