Lenguaje y comunicación

Los niños pueden comunicarse mucho tiempo antes de que sean capaces de utilizar las palabras habladas. El reflejo de búsqueda señala la capacidad para mamar y comer. Distintos tipos de llanto indican molestia, dolor o cansancio. En el lenguaje corporal no verbal se incluyen posturas, expresiones faciales, relajación o tensión muscular, movimiento, lágrimas, transpiración, temblores o estremecimientos. Los padres alertas aprenden a interpretar esas señales corporales y a darles el significado correcto.

Por ende, el lenguaje representa sólo uno de los métodos de comunicación, si bien es el más importante, ya que permite a los seres humanos intercambiar información, ideas, actitudes y emociones.

Después de todo, con miles de palabras el lenguaje es un medio eficiente para que uno comunique a los demás una cantidad ilimitada de información, pensamientos, ideas y sentimientos.

Elementos y reglas del lenguaje

Para cumplir sus funciones con precisión, el lenguaje contiene un conjunto finito de elementos que se utilizan de acuerdo con un conjunto de reglas. Entre los elementos básicos del lenguaje están los fonemas, morfemas, sintaxis y gramática, semántica y pragmática.

  • Fonemas: La menor unidad de sonido en un idioma.
  • Morfemas: La menor unidad con significado lingüístico.
  • Sintaxis: Las reglas gramaticales de un lenguaje.
  • Semántica: El significado de palabras y oraciones.
  • Pragmática: El uso práctico del lenguaje para comunicarse con otros en diversos contextos sociales.

Teorías sobre el desarrollo del lenguaje

I. Teoría biológica
La teoría biológica (conocida  como enfoque nativista) dice que el niño hereda la predisposición a aprender el lenguaje a cierta edad.

II: Teoría del aprendizaje
La teoría del aprendizaje sugiere que el lenguaje se adquiere como cualquier otra conducta, por imitación, condicionamiento, asociación y reforzamiento.

III. Teoría cognoscitiva
La teoría cognoscitiva subraya la idea de que el lenguaje se desarrolla a partir de imágenes mentales, es decir, que es un resultado directo del desarrollo cognoscitivo. Piaget (1926) decía que los niños forman un esquema mental al que luego le aplican etiquetas lingüísticas.

IV. Teoría interaccionista
La teoría interaccionista hace resaltar la importancia similar que tiene la maduración biológica y el papel de las influencias ambientales y la experiencia en desarrollo del lenguaje.

Secuencias del desarrollo del lenguaje

Periodo pre lingüístico:

  • Arrullos: Las primeras emisiones vocálicas, hechas por los infantes.
  • Balbuceo: Emisiones de una sílaba que contienen combinaciones de vocales y consonantes.

Las primeras palabras habladas:

  • Holofrases: Palabras simples que usan los infantes para comunicar diferentes significados.

Emisiones de dos palabras:

  • Dúos: Emisiones de dos palabras.

Habla telegráfica:

  • Emisiones de varias palabras que conllevan significado.

Oraciones:

De los 2 y medio a los 4 años, los niños utilizan oraciones que contienen varias palabras (de 3 a 5 palabras es común), cada una con sujeto y predicado y pocos errores gramaticales.

Desarrollo emocional

El apego

El Apego es el sentimiento que une al padre y a su hijo; es el vínculo emocional que existe entre ellos, el deseo de mantenerse en contacto por medio de la cercanía física, de tocarse, mirarse, sonreírse, escucharse o hablarse.

La formación de este apego es de vital importancia para el desarrollo pleno de los niños, pues les proporciona seguridad, permite el desarrollo del sentido del yo y hace posible su socialización. Los niños que logran formar ese apego son menos tímidos e inhibidos en sus relaciones con los demás; pueden llevarse mejor con otros niños, hermanos, y otros niños ajenos a la familia. Los niños empiezan a identificarse, imitar y aprender de las personas o los que se sienten más cercanos, y es por esos contactos que aprenden lo que la sociedad espera de  ellos; esas relaciones se convierten en la base para la formación de la personalidad y el carácter.

  • Apegos múltiples. Los niños pueden desarrollar apegos cercanos hacia más de una persona. El hecho de que los niños puedan formar apegos múltiples no significa que las personas que se encargan de su cuidado puedan cambiar constantemente. El factor importante en el desarrollo del apego es el diálogo total que tiene lugar entre los padres y el niño.
  • Apegos específicos. En promedio, no es sino hasta los 6 o 7 meses que se forman apegos hacia personas específicas. Antes de esta edad no se observa perturbación en los niños a causa de las separaciones, se trate de una importante, como la hospitalización, o una menor, como el hecho de que la madre salga de la habitación.

Desarrollo de la confianza y la seguridad

Erick Erikson sugería que la “piedra angular de una personalidad vital” se forma en la infancia a medida que el niño interactúa con los padres u otras personas encargadas de su cuidado. Esta piedra angular es la base de la confianza en la medida que los infantes aprenden que pueden confiar en que las personas que los cuidan habrán de satisfacer sus necesidades de subsistencia, protección, bienestar y afecto. Si estas necesidades no son cumplidas, los niños se vuelven desconfiados e inseguros.

Requisitos para el desarrollo de la confianza y seguridad en los niños

Para que la confianza y la seguridad puedan desarrollarse es necesario cumplir una serie de requisitos:

  • Recibir alimentos adecuados de manera regular. Un niño crónicamente hambriento se convierte en un niño ansioso.
  • Los bebes puedan succionar lo suficiente.
  • Recibir caricias y contacto físico.

Algunas causas de la desconfianza y la inseguridad

  • Privación paterna.
  • Tensión.
  • Exposición a experiencias atemorizantes
  • Críticas.
  • Sobreprotección.
  • Indulgencia excesiva.

Diferencias en el temperamento

Personalidad y temperamento

Los psicólogos hacen una diferencia entre personalidad y temperamento. La personalidad es la suma total de las características físicas, mentales, emocionales y sociales de un individuo.

El temperamento se refiere a las disposiciones básicas, relativamente consistentes, inherentes, y que subyacen y modulan gran parte de la conducta.

Componentes y patrones del temperamento

Buss y Plomin (1984) especificaron tres rasgos como elementos del temperamento:

  • La emocionalidad, que consiste en la intensidad de las reacciones emocionales.
  • El segundo rasgo es la actividad, de la cual los principales componentes son el ritmo y el vigor.
  • El tercer rasgo es la sociabilidad, que consiste en la preferencia por estar con otros en lugar de solos.

Desarrollo del Yo, autonomía, autoconcepto y autoestima

  • Autoconciencia. El desarrollo de la autoconciencia significa que el niño empieza a entender su separación de otras personas y de otras cosas.
  • Autonomía. Erikson afirma que la principal tarea psicosocial a cumplir entre el año y los 2 años de edad es el desarrollo de la autonomía.
  • Separación e individualizacion. Los infantes desarrollan gradualmente un yo separado del de la madre. Los infantes aún dependen de la madre, pero a medida que van desarrollando una mayor separación física y psicológica, necesitan lograr un equilibrio entre su conflicto de dependencia-independencia mientras desarrollan un sentido del yo.
  • Autodefinición y autoconcepto. Conforme los niños empiezan a desarrollar una conciencia real, también empiezan a definirse a sí mismos, a desarrollar el concepto de sí mismos, a desarrollar una identidad. Para los 3 años de edad, las características personales están definidas en términos infantiles y usualmente son positivas y exageradas. “Soy el corredor más veloz”. Para la mitad de la escuela elemental, la mayoría de los niños empiezan a desarrollar un concepto más realista.
  • Autoreferencia y autoeficacia. La autoreferencia tiene que ver con nosotros mismos y la estimación que hacemos de nuestras habilidades, de qué tan capaces y efectivos somos para tratar con otros y con el mundo. Se denomina autoeficacia a las estimaciones que hacemos de nuestra efectividad. No se refiere tanto a nuestra habilidad y efectividad reales para tratar con situaciones y con los demás, sino a nuestras percepciones de esas cosas. Bandura (1986) sugería que el juicio que los niños hacen de su eficacia personal surge de cuatro fuentes principales.
    • Primero, la autoeficacia depende de logros personales y de la opinión que el niño tenga de esos logros.
    • Segundo, la autoeficacia se deriva en parte de la comparación que el niño hace de sí mismo con los demás.
    • Tercero, la autoeficacia también está influida por la persuasión.
    • Cuarto, la autoeficacia está influida por el nivel de activación de la persona.
  • La autoestima está estrechamente relacionada con el autoconcepto y la autoeficacia. Cuando los niños perciben su valor, habilidades y logros, ¿tienen una visión positiva o negativa de sí mismos?, todo el mundo necesita sentirse amado, que gusta a los demás, aceptado, valorado, capaz y competente. La autoestima es la forma en que los niños sienten acerca de sí mismos. Existen cuatro fuentes principales de autoestima: la relación emocional del niño con los padres, su competencia social, con los compañeros, su progreso intelectual en la escuela y las actitudes de la sociedad y la comunidad hacia ellos.

Ariel Delgado

Psicología Evolutiva o del Desarrollo
TEORÍA SOCIOCULTURAL DEL DESARROLLO DE VYGOTSKY
TEORÍA DEL APRENDIZAJE DE PIAGET

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here