depresion-reactiva


La depresión es uno de los trastornos psicológicos más comunes e incapacitantes que determina la vida de miles de personas cada día. El trabajo para su apropiado diagnóstico y tratamiento forma parte de los objetivos de muchos profesionales y científicos en la actualidad y la información es clave para que las personas afectadas y sus allegados consigan identificar los síntomas y buscar ayuda profesional. Hoy hablamos de la depresión reactiva, un subtipo de depresión que puede llegar a afectar a muchas personas en momentos clave de su vida y que puede tratarse de manera efectiva.

¿Qué es la depresión reactiva?

La depresión reactiva, también conocida como “depresión situacional”, aparece como respuesta a una situación que produce una gran ansiedad y un estado profundo de desesperanza en una persona. Estos eventos traumáticos pueden ser divorcios, separaciones, pérdidas de seres queridos, problemas laborales o de salud, entre muchos otros episodios que pueden haber causado dolor en las personas.



La depresión reactiva es una forma de depresión que surge a raíz de la experimentación de eventos altamente estresantes para la persona y cuyo origen y desarrollo está conectado a estos cambios. A diferencia de la depresión endógena, aquella que surge sin un acontecimiento estresante fundamental, su desarrollo puede ser de menor duración, sin embargo su agudeza puede llegar a ser muy problemática para los afectados.

Su aparición y desarrollo responde además de a estas situaciones contextuales, a características personales basadas en el aprendizaje y la genética de cada persona, características que hacen que algunas personas desarrollen depresión tras algunos eventos, mientras que otras no.

Diferencias entre depresión reactiva y depresión endógena

Aunque la depresión es un trastorno general con unos síntomas comunes, existen algunos factores que diferencian algunos subtipos de depresión de otros.

Como hemos comentado anteriormente, la depresión endógena es aquella que se desarrolla sin necesidad de que ocurra un evento contextual estresante. Suele afirmarse que la depresión endógena posee un fuerte componente genético y que sus causas son más biológicas, debidas a ciertos cambios químicos cerebrales, que psicosociales.

La depresión reactiva por el contrario se desencadena tras un evento traumático para el paciente, ya sea justo al ocurrir este o unas semanas más tarde. Aunque las características personales también son importantes, este tipo de trastorno está influenciado por sucesos de la vida del individuo.

Síntomas de la Depresión Reactiva

Todas las formas de depresión presentan unos síntomas comunes caracterizados por cambio grave en el estado de ánimo que suele llevar a las personas a experimentar un estado de impotencia, tristeza, nerviosismo, irritación o inactividad, entre otros muchos factores. Mientras que algunas personas pueden experimentar una gran tristeza y llantos, otras pueden experimentar un fuerte estado de ansiedad o un bloqueo afectivo. Los síntomas más comunes de la depresión, que pueden variar de una persona a otra son:

  • Sentimientos de desesperanza, tristeza y/o ansiedad
  • Cambios de peso y de patrones de ingesta
  • Pérdida de energía o sensación de cansancio
  • Falta de interés por cosas que antes estimulaban a la persona
  • Anhedonia, incapacidad para sentir placer
  • Lentitud de movimientos
  • Aislamiento y falta de interés por las situaciones sociales
  • Problemas de concentración y memoria
  • Dolores de cabeza
  • Problemas digestivos
  • Irritación y nerviosismo
  • Ansiedad
  • Llantos frecuentes
  • Cambios en la calidad de sueño, con pérdida de horas de sueño o sueño excesivo
  • Problemas conductuales, como comportamientos irracionales tales como ingesta de drogas y otras conductas negligentes.
  • Pensamientos de muerte o suicidio

Tratamiento de la depresión reactiva

El tratamiento más efectivo para la depresión reactiva es la terapia cognitivo conductual. A través de esta terapia, se trabajan los patrones de pensamiento distorsionados que mantienen las conductas y las ideas incapacitantes. Los psicólogos cognitivos conductuales identifican y tratan de comprender estos pensamientos y emociones que el paciente ha llegado a interiorizar y trabajan en la sustitución de estas ideas por otras más realistas y beneficiosas para el paciente. También es común que los profesionales de la salud mental lleguen a recomendar un tratamiento farmacológico con antidepresivos o ansiolíticos que siempre deberán ser recetados por profesionales médicos. Si usted o algún conocido cree presentar síntomas de una depresión reactiva, no dude en consultar su problemática con un profesional de salud. Es muy importante el tratamiento de este tipo de trastornos para la mejora de la calidad de vida del paciente y con la ayuda de un buen profesional conseguirá trabajar esta dificultad de la manera más efectiva y beneficiosa posible.

Enlaces de interés

La depresión, tipos, signos, síntomas y tratamiento. Marta Guerri. https://www.psicoactiva.com/blog/depresion-signos-sintomas-tratamiento/#Tipos_dedepresion

Reactive Depression: A complete guide to this hidden activator. Douglas Mackliff. https://blog.cognifit.com/reactive-depression/

Reactive Depression. https://anxietyscope.com/reactive-depression/

Depresión Reactiva ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?
5 (100%) 2 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here