Pautas para el cuidado de adultos mayores

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 15 septiembre 2021.

Las pautas para el cuidado de adultos mayores es un tema importante para todas las familias porque el envejecimiento es un proceso natural que atraviesa toda persona con el transcurrir del tiempo.

Cuando llega el momento de convivir con un adulto mayor que requiere de atención y cuidados extras, no todos los familiares saben cómo manejar el asunto.

En esta etapa, la labor va enfocada hacia el redescubrimiento de sus habilidades y capacidades, además de ayudarles a aumentar su autoestima y hacerles sentir parte activa de su núcleo familiar.

En los adultos mayores los riesgos de padecer enfermedades aumentan, así como también se vuelven más vulnerables al estrés psicológico, social y fisiológico.

Dicha vulnerabilidad puede ir en ascenso si se presentan accidentes, enfermedades, inseguridad económica o la pérdida de algún ser querido.

Para cada persona, el proceso de envejecimiento es diferente y dependerá de las particularidades físicas, sociales y psicológicas a las que haga frente.

Según los manuales para el cuidado de adultos mayores, el objetivo es brindar los cuidados básicos para mantener la calidad de vida y evitar o retardar los síndromes geriátricos.

El cuidado de adultos mayores en casa

Muchas familias hoy día cuidan de sus adultos mayores en el domicilio, bien porque carecen de los recursos económicos para pagar una residencia o bien porque lo han elegido así.

En todo caso, esta es una decisión valiente que exige invertir mucho amor, paciencia y buen trato para con quienes ya nos han dado todo en la vida.

En la vida de los adultos mayores se pueden presentar muchas dificultades cotidianas que son novedosas y que pueden empeorar con el paso del tiempo, tal como indican diversos estudios.

Estas dificultades pueden ser las siguientes:

  • Deterioro físico, propio del proceso de envejecimiento.
  • Enfermedades asociadas al estilo de vida, que ya estaban presentes, pero su diagnóstico fue tardío.
  • Impedimento para realizar actividades elementales de la vida diaria.
  • Subir y bajar escaleras.
  • Aseo personal.
  • Vestirse por sí mismo.
  • Salir de casa.
  • La necesidad de un tratamiento terapéutico prolongado.
  • Desplazarse dentro de la casa.
  • Usar el teléfono.
  • Lavar la ropa, entre otros.

Todo ello amerita que los cuidados aumenten, así como la atención para evitar cualquier tipo de accidentes que puedan ocasionar lesiones a los adultos mayores.

Por ello, queremos compartir contigo algunas pautas para el cuidado de adultos mayores que son imprescindibles.

Hombre Mayor Pensativo

Pautas para el cuidado del adulto mayor

Siguiendo estas pautas para el cuidado de adultos mayores en casa, el camino será mucho más sencillo, aunque son válidas para cualquier cuidador:

  1. Trabaja con una rutina: a los adultos mayores no se les da con facilidad la improvisación, así que las rutinas les ayudan a sentir más confianza.

Para lograr tal fin, establece un horario para todas sus actividades, tales como las comidas, la hora del baño, el momento para irse a la cama; una hora determinada para tomar un paseo o practicar un pasatiempo.

Estas rutinas les hacen sentir seguridad y confianza porque los terrenos desconocidos les asustan. Siguiendo un horario, los adultos mayores también se sienten motivados.

  1. Hacer las adaptaciones necesarias en la casa: los sentidos van perdiendo fuerza a medida que se envejece, y por eso las caídas y accidentes son más frecuentes. Es necesario haces adaptaciones en el espacio.

En primer lugar, debe haber buena iluminación. También, se debe quitar cualquier obstáculo que les dificulte caminar. Esto evitará tropiezos.

En el baño suelen ocurrir muchos accidentes. Conviene instalar una barra para que puedan sostenerse, así como adherir antideslizantes en el piso de la ducha. Esto es fundamental.

Los dispensadores de jabón líquido son más prácticos porque el jabón en barra podría caerse y es un riesgo recogerlo del suelo.

Si tienes una alfombra de tela al salir de la ducha, entonces cámbiala por una antideslizante.

También es necesario eliminar cualquier mueble que no sea seguro, el uso de alfombras resbaladizas en cualquier lugar, cables, objetos en el medio, entre otros.

  1.  Identifica a la persona: si el adulto mayor tiene problemas de memoria, coloca una plaquita en la que se encuentre su nombre, teléfono y dirección. Esto ayuda en caso que se extravíe.
  2. Ten a mano una lista con números de teléfonos clave: para que llame, en caso de emergencia. Conviene tener estos números apuntados en una agenda de fácil manejo en lugar del directorio de un teléfono inteligente.
  3. Anota sus medicamentos: y las horas en las que debe ingerirlos, siguiendo las prescripciones que ha dado el médico. Este registro también es muy útil si es el cuidador quien se los administra.
  4. Asegúrate que lleva una dieta balanceada: es posible que, a medida que ganan más edad, pierdan un poco el apetito, por lo que conviene alimentarlos de la manera adecuada. Son preferibles los alimentos a la plancha, hervidos, bajos en grasas y con poca sal.
  5. Supervisa su aseo personal: hidrata su piel o colócale protector solar, en caso de ser necesario. Atiende su salud bucal y asegúrate que su prótesis dental esté siempre cepillada y limpia para evitar infecciones.

Si conserva su dentadura, entonces procura que se cepille cada noche antes de ir a la cama, con un cepillo suave.

Además de estas recomendaciones para el cuidado de adultos mayores, recuerda que es importante mantenerles motivados y cuidar su salud mental.

No les hagas sentir que son una carga. Al contrario, demuéstrales cuánto les amas, transmíteles entusiasmo para hacer una caminata corta y, sobre todo, recuérdales lo importante que es su compañía para ti.

Ayúdale a incrementar su capacidad de memoria y juega con ellos; motívales a hacer un crucigrama, una sopa de letras o adivinanzas.

Al llegar a casa, no les ignores. Más bien, anímales a que formen parte de las conversaciones familiares y aprende de toda su sabiduría. Pues, la soledad no ayuda a nadie.

Si les mantienes motivados y con entusiasmo, podrán tener una buena calidad de vida, se sentirán queridos y esto les ayudará a sentir bienestar.

Bibliografía

  • Alvarado-García, A., Lamprea-Reyes, L., & Murcia-Tabares, K. (2017). La nutrición en el adulto mayor: una oportunidad para el cuidado de enfermería. Enfermería Universitaria. Adultos mayores dependientes hospitalizados: La transición del cuidado. (2007). Invest. Educ. Enferm.
  • Espín Andrade, A. M. (2008). Caracterización psicosocial de cuidadores informales de adultos mayores con demencia. Revista Cubana de Salud Pública.
  • García B., C. E. (2012). Evaluación y cuidado del adulto mayor frágil. Revista Médica Clínica Las Condes.
  • Vera, M. (2013). Significado de la calidad de vida del adulto mayor para sí mismo y para su familia. Anales de La Facultad de Medicina.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario