Cuándo llevar a tu hijo a un psicólogo infantil

Verificado Redactado por Marta Guerri. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 22 noviembre 2021.

El cuidado de la salud en la infancia debe tener un enfoque integral. Es decir, es esencial potenciar el bienestar emocional de los niños como factor clave para experimentar un mayor nivel de felicidad. ¿Cuándo buscar el asesoramiento de un psicólogo infantil y por qué?

Cuando se ha producido un cambio importante

La evolución de los niños no es lineal. En ocasiones, se producen puntos de inflexión que muestran un cambio en el comportamiento infantil. Cuando ese hecho se convierte en una fuente de frustración o sufrimiento, es adecuado buscar ayuda especializada.

Los cambios también pueden irrumpir en la rutina que el niño había consolidado hasta ese momento. Por ejemplo, tal vez tiene dificultades para dormir, ya no disfruta con planes que le gustaban, se ha producido un empeoramiento en sus resultados académicos o tiene menos apetito en la hora de la comida. Es decir, un cambio significativo tiene una causa que lo produce. Y es importante identificar el motivo.

En ocasiones, el suceso muestra una forma de regresión a una etapa previa ya superada. Por último, puede ocurrir que el motivo principal del cambio esté impulsado por una nueva circunstancia. Y el niño tiene dificultades para adaptarse a la nueva etapa.

Tristeza frecuente

La tristeza es un sentimiento natural que puede vivirse durante la niñez. Una respuesta emocional adaptativa está alineada con la causa objetiva que la produce. Cuando los síntomas de tristeza no son puntuales, sino recurrentes, es necesario que el niño visite la consulta del psicólogo infantil. Es un sentimiento que, además, tiene distintas formas de manifestarse, ya que, en ocasiones, se percibe a través de la ira y el enfado.

Cuando existen dudas en torno a cómo actuar ante una situación

Existen situaciones que se producen en la rutina que generan resultados similares. Hechos que alteran la convivencia familiar de un modo negativo. Más allá del deseo de apoyar al niño de forma positiva, puede ocurrir que padres y madres se sientan desbordados por las dudas.

Un psicólogo infantil puede ayudar al menor desde una doble perspectiva. Ten en cuenta que el experto asesora a la familia y le proporciona indicaciones para actuar con inteligencia emocional.

Dificultades en las relaciones sociales

Es positivo que el niño disfrute de los juegos en soledad. Sin embargo, las relaciones sociales son esenciales para su desarrollo pleno. De hecho, el colegio es un entorno de aprendizaje y, también, de encuentro. ¿Pero qué ocurre cuando el niño experimenta algún obstáculo que le impide disfrutar plenamente de los vínculos con los demás? En ese caso, es importante mantener el contacto con los profesionales del centro académico. Y también es recomendable buscar ayuda psicológica.

Miedos irracionales

Existen distintos tipos de temores. El miedo irracional es aquel que no está relacionado con una causa objetiva. Y condiciona la vida de aquel que lo sufre.

Por tanto, el cuidado de la salud mental y del bienestar emocional en los niños es muy importante. Y los seguros de psicología infantil ofrecen un apoyo esencial.

Psicóloga con Máster en Terapia de la Conducta y la Salud. Máster en RRHH. Diplomada en Enfermería con postgrado en Salud Mental. Psicóloga especializada en terapia con familias con vulnerabilidad social en el Servicio de Orientación y Acompañamiento a Familias (SOAF).

Deja un comentario