mujer-esquizofrenia


Hoy en día los trastornos psiquiátricos son muy nombrados en diferentes espacios, pero a menudo poco conocidos sobre qué tratan cada uno específicamente. En el caso de la esquizofrenia de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a más de 21 millones de personas a nivel mundial, este trastorno se caracteriza principalmente por la distorsión de: pensamiento, emociones, conducta, lenguaje y conciencia; esto acompañado de delirios y alucinaciones. Por tal motivo, para esta ocasión hablaremos sobre los tipos de esquizofrenia para conocer sus características básicas y poder diferenciarlas en el momento que le mencionen alguna de ellas.

Para poder entender los diferentes tipos de esquizofrenia que existen es importante aclarar dos conceptos básicos que se usan mucho para establecer un diagnóstico: delirios y alucinaciones.



Delirio

Un delirio es toda aquella creencia errónea y persistente que puede producir confusión y cambios del comportamiento.

Alucinación

Por otro lado, una alucinación es una percepción sensorial (es decir, a través del tacto, audición, olfato, gusto y vista) en ausencia de un estímulo externo; percibiendo algo que no está presente.

Esquizofrenia Paranoide

Tipo de esquizofrenia más común, esta se caracteriza por la presencia de alucinaciones auditivas y delirios (especialmente de persecución o perjuicio). Lo cual en ocasiones puede producir malinterpretaciones de lo que sucede a su alrededor, por ejemplo: si ve a su esposa hablando por teléfono cree que están planeando algo para dañarlo a él. Esto conlleva que las personas que la presentan se enojen fácilmente, por su percepción distorsionada de la realidad asumiendo que todos quieren hacerle algún mal; esto acompañado de: ansiedad y retraimiento.

Su inicio es tardío, pero sus rasgos distintivos se evidencian de forma estable a lo largo del tiempo.

Esquizofrenia Desorganizada

También conocida como “hebefrénica”, esta tipología de esquizofrenia se manifiesta en la forma en que la persona se organiza y actúa. Encontrándose como característica principal la desorganización en las acciones de una persona, es decir, evidencia conductas caóticas y no se mantienen en el tiempo. Por ejemplo: una persona con desorganización al hablar (esto significa que al hablar de la familia sin establecer conexión alguna habla de lo que estaba haciendo hace 15 años en el trabajo). Esto también puede reflejarse a nivel de comportamiento y emocional.

Esquizofrenia Catatónica

La esquizofrenia catatónica presenta alteración de la actividad motora, es decir, actividad motriz excesiva o inmovilidad (también llamada “catalepsia”). Por un lado cuando hay exceso de actividad motora se presenta: excitación, dormir poco, estando en actividad continua hasta que el cuerpo literalmente no aguante más. Mientras tanto, en el otro extremo cuando hay quietud motora se observa: rigidez, ausencia de cualquier movimiento, señales de resistencia ante intentos de otros por moverlo, mutismo (ausencia de lenguaje) y una actitud negativa. En casos extremos al manifestarse esa inquietud motora puede presentarse ausencia de consumo de alimentos y de control de esfínteres (es decir, no ir al baño a hacer sus necesidades).

En general puede encontrarse que son personas con posturas extrañas, que con frecuencia mantienen la misma posición corporal durante un período largo de tiempo, lo cual se puede acompañar de movimientos estereotipados (son todos aquellos movimientos “peculiares y poco comunes” del cuerpo que no cumplen un objetivo específico). Por lo regular se alternan las etapas de actividad motora excesiva con las de inmovilidad.

Esquizofrenia Simple

Se llama así porque se caracteriza por la disminución de los procesos psicológicos, es decir, plano afectivamente, falta de voluntad, baja calidad del lenguaje, poca comunicación (verbal-no verbal), deterioro de higiene personal y del comportamiento social. Mientras que a nivel mental en este subtipo de Esquizofrenia, no presenta habitualmente delirios o algún tipo de alucinaciones.

Esquizofrenia Residual

Residual hace alusión a que en el pasado la persona ha presentado al menos una vez un episodio de Esquizofrenia, sin embargo en el presente no se manifiesta ningún indicio o señal de esquizofrenia o signos de psicosis relevantes. De forma moderada hay síntomas positivos (es decir aquellos rasgos producto del trastorno y que no se manifiestan en personas sanas mentalmente como: alucinaciones, delirios, pensamiento desorganizado y agitación). Mientras que los síntomas negativos sobresalen considerablemente (es decir todo lo que implique ausencia o disminución del funcionamiento normal de una persona, pueden ser: aislamiento emocional, lenguaje pobre, falta de interés, etc.

Esquizofrenia Indiferenciada

Para finalizar encontramos la Esquizofrenia Indiferenciada, llamada así porque cuando se diagnóstica a una persona con Esquizofrenia pero no reúne las características básicas de algún subtipo de los mencionados anteriormente o presenta características de varios subtipos de esquizofrenia.

En conclusión…

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que debemos conocer mejor para poder identificar de forma clara contundente los signos y síntomas característicos de cada subtipo y con ello acudir a un psiquiatra en el momento más oportuno. Recordemos que….. ¡la idea es prevenir y no tener que lamentar!

Referencias Bibliográficas

¿Cuáles son los diferentes tipos de Esquizofrenia?
5 (100%) 3 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here