Efecto Placebo
Efecto Placebo

¿Qué es el Efecto Placebo?

El efecto placebo es lo que ocurre cuando una persona toma un medicamento o sustancia que cree que le va a ayudar, aunque en realidad es algo inocuo y de alguna forma le produce un efecto terapéutico. El medicamento o tratamiento en sí es conocido como un placebo, y viene del latín para “voy a complacer.”

El efecto placebo sigue siendo uno de los misterios más desconcertantes en la medicina. La idea de que una píldora de azúcar o inyección de solución salina podrían ofrecer una mejora apreciable de los síntomas del paciente, a veces tan buenas como tomar un fármaco activo, ha sido tan difícil de explicar que algunos incluso han puesto en duda si puede ser real.

Los placebos han demostrado que funciona en alrededor del 30% de los pacientes. De hecho, a menudo ha sido la única cosa que un médico podría ofrecer para aliviar el sufrimiento de un paciente, aparte de su atención y apoyo. Algunos investigadores creen que los placebos simplemente evocan una respuesta psicológica. El acto de tomarlos ya proporciona una mayor sensación de bienestar. Sin embargo, investigaciones recientes indican que los placebos pueden provocar también una respuesta física. A la luz de esto, algunas personas no ven nada malo en que un doctor que prescriba un placebo. Pero otros ven la práctica no sólo como perjudicial, sino como poco ética e incluso engañosa.

Efecto placebo: ¿está todo en la cabeza?

Una de las teorías que hay detrás del efecto placebo es que funciona gracias a la ilusión de expectativa y la esperanza. Cuando la persona ya sabe cuál es el resultado de tomar una determinada sustancia se supone que, inconscientemente, podría modificar su reacción para producir ese mismo resultado, o simplemente informar de ese resultado al cuerpo como consecuencia de la toma. Otros creen que las personas que se experimenta el efecto placebo debido a las respuestas descritas en la teoría del Condicionamiento Clásico de Ivan Pavlov. En el caso de las personas y los placebos, el estímulo sería la medicina (o lo que percibe como medicina) y la respuesta sería el alivio de sus síntomas.

Los placebos en investigación

Los placebos se utilizan a menudo en ensayos clínicos para determinar la eficacia potencial de un fármaco y si éste sirve su propósito. La configuración básica de un ensayo controlado con placebo implica dos grupos diferentes de los sujetos: uno que recibe el fármaco experimental y uno que recibe un placebo (que puede ser o bien una sustancia inerte o un fármaco activo, dependiendo de la prueba). Estos ensayos suelen ser de doble ciego, lo que significa que ni los sujetos ni los investigadores saben qué grupo está recibiendo el fármaco experimental, para evitar cualquier sesgo potencial. Si los investigadores supieran que están administrando un placebo, pueden transmitir dudas sobre su eficacia al sujeto.

Efecto Placebo

Si más sujetos informan un resultado significativamente mejor con el fármaco que con el placebo, entonces el medicamento es generalmente considerado como un éxito (suponiendo que también cumpla con otros criterios de seguridad).

Los placebos se emplean con mayor frecuencia cuando el fármaco experimental es utilizado para el tratamiento de las enfermedades mentales. El efecto placebo se considera especialmente fuerte con este tipo de medicamentos, por lo que puede ser más difícil determinar si un fármaco experimental es en realidad mejor que otro ya en uso.

Estudios realizados con placebos

En un estudio realizado el año 2002 por investigadores en el Instituto Neuropsiquiátrico de la UCLA, dos grupos de pacientes recibieron tratamientos antidepresivos experimentales, mientras que a un tercero se le administró un placebo. Después de varias semanas de tomar las píldoras, se midió la actividad cerebral de cada grupo utilizando la electroencefalografía (EEG). Sorprendentemente, los pacientes que habían estado en el grupo placebo y afirmaron haber notado un efecto positivo, mostraron un mayor aumento de la actividad cerebral que los que habían respondido bien a la medicación. Esa actividad además se centró en un área concreta del cerebro, la corteza prefrontal, mientras que los que tomaron la medicación se les activaron otras zonas del cerebro. El resultado del estudio de UCLA sugiere que el cerebro no está siendo “engañado” por un placebo, al parecer en realidad nuestro cerebro responde de una manera diferente a un fármaco y que a un placebo.

Varios estudios recientes han demostrado cómo responde el cerebro a un placebo para disminuir el dolor. Uno de los más innovadores fue un estudio realizado en 2004 en la Universidad de Michigan, que demostró que el efecto placebo se encuentra relacionado con las endorfinas, uno de los analgésicos naturales del cerebro. En el estudio se administró una inyección inofensiva pero dolorosa a un grupo de sujetos sanos en la mandíbula, mientras sus cerebros fueron visualizados con un escáner. Se pidió a los voluntarios que calificaran su nivel de dolor y los investigadores inyectaron más o menos solución salina para mantener el nivel de dolor a un ritmo constante durante la exploración del cerebro. A continuación, los sujetos se les ofreció lo que pensaban que era un calmante para el dolor. Todos ellos experimentaron una disminución en sus niveles de dolor después de recibir el placebo. Además, también mostraron un cambio en la actividad cerebral en los receptores opiodes del cerebro (que reciben las endorfinas) y las áreas relacionadas que responden al dolor. Al parecer la expectativa de alivio del dolor provocaba que se activara esta zona del cerebro minimizando de este modo la sensación de dolor.

Otro estudio llevado a cabo en la Universidad de Uppsala en Suecia probó un pequeño grupo de personas que tenían el trastorno de ansiedad social, introdujo la idea de que la susceptibilidad al efecto placebo podría ser genética. Después de un tratamiento con placebo, todos los sujetos fueron evaluados para una variante de un gen llamado triptófano hidroxilasa-2, responsable de la fabricación del neurotransmisor serotonina (que se relaciona con la regulación del humor, así como otras funciones). La mayoría de los sujetos que respondieron bien al placebo tuvo dos copias de esta variante genética particular, mientras que aquellos que no respondieron al placebo no lo hicieron. Un estudio anterior había demostrado que las personas con dos copias de la variante del gen tenían menos ansiedad.

Diferencia entre Efecto Placebo y Efecto Nocebo

La investigación ha demostrado que un tratamiento con placebo puede tener un efecto terapéutico positivo en un paciente, a pesar de que la píldora o tratamiento no sea activo. Esto se conoce como el “efecto placebo” o “respuesta placebo”.

Efecto Nocebo

En estudios de dolor utilizando imágenes cerebrales, se ha demostrado que la administración de un placebo a pacientes que creían que estaban recibiendo una medicación analgésica, han dado lugar a la activación del sistema opioide endógeno en el cerebro. Los opioides endógenos, tales como las endorfinas y las encefalinas, son productos químicos naturales que alivian el dolor producidas en el cuerpo. La analgesia debido al efecto placebo es por tanto dependiente de la activación de los opioides endógenos en el cerebro. También se ha demostrado que la respuesta al placebo en pacientes con dolor post-operatorio podría ser bloqueada por el antagonista opiáceo naloxona, otro neurotransmisor del sistema nervioso central. Incluso se ha demostrado que el cerebro puede ser activado después de la administración de placebo en pacientes con enfermedad de Parkinson.

Un efecto nocebo es lo contrario del efecto placebo, se trata de un efecto psicológico negativo de un tratamiento que en realidad no posee ninguna actividad farmacológica. Esto puede ocurrir cuando se administra el placebo y acompañado por la sugerencia de que la dolencia pacientes va a empeorar. Los efectos nocebos altos también pueden interferir con la interpretación de los resultados de los ensayos clínicos. Se ha postulado incluso que algunos de los efectos negativos de las drogas pueden deberse a efectos nocebos psicológicos y no sólo a la droga en sí, pero todavía no se ha podido comprobar.

¿En qué consiste el Efecto Placebo?
Vota este artículo!