complejo de Casandra
Complejo de Casandra

Contenido

El mito de Casandra

En la mitología griega, Casandra era una de las princesas de Troya, hija de Príamo y Hécuba. De acuerdo con el mito, Casandra era asombrosamente hermosa y fue bendecida con el don de prever el futuro. Su maldición fue que nadie la creía.

De manera que este “regalo” en realidad se convirtió en una pesada carga para Casandra. Predijo el resultado de muchos eventos desastrosos. Un ejemplo memorable sucedió cuando Casandra anunció las graves consecuencias de los troyanos si aceptaban el famoso caballo de madera de sus rivales griegos. Su familia creyó que estaba loca, y, según algunas versiones, la mantuvieron encerrada por este motivo. Todos sabemos el final de la historia de la Guerra de Troya.

En las versiones donde se encuentra encarcelada, se muestra escenificando su locura por este hecho, pero en las versiones en las que no está encarcelada, normalmente se representa permaneciendo simplemente como una mujer no comprendida.

Origen del mito de Casandra

Hay varias versiones diferentes que explican el don y la maldición de Casandra, el más popular es que Dios Apolo se enamoró de ella y le concedió el don de la profecía. Cuando Casandra despreció al Dios y sus insinuaciones, puso una maldición sobre ella, de modo que nadie creería sus palabras o sus predicciones. Él le dio así un regalo que le traería la frustración y la desesperación.

Casandra no sólo es objeto del castigo divino por parte de Apolo sino también por parte de Artemis, hermana de éste y diosa lunar por antonomasia. Artemis era una diosa virgen por excelencia y estaba consagrada a la virginidad y a la pureza. Sin embargo, en algunos lugares de la Grecia antigua era venerada cono diosa madre. También era guardiana de las muchachas jóvenes y de las parturientas.  El castigo que inflige Artemis a Casandra consiste en ser tomada como concubina por Agamenón, destructor no solamente de Troya sino de toda su estirpe. Quizá fue el castigo por no haber correspondido oportunamente a los deseos de su hermano Apolo, quien concedió a Casandra el preciado don de permanecer intacta para siempre.

Otra versión alternativa de la historia de las visiones proféticas de Casandra explica que, siendo niña, pasó una noche en el templo de Apolo con su hermano gemelo Héleno y las serpientes del templo chuparon y limpiaron sus orejas, por lo que ambos serían capaces a partir de entonces de oír el futuro. Este es un tema recurrente en la mitología griega. Esta versión sugiere que Casandra consiguió la habilidad de entender el idioma de los animales, en lugar de conocer el futuro.

El complejo de Casandra

Basado en el mito de Casandra y la metáfora de las profecías, se acuñó el complejo Casandra, que se aplica en personas que suelen hacer vaticinios, a menudo catastróficos, que no son creídos por los demás. Este síndrome se aplica sobre todo en la psicología y la política o la ciencia, y fue nombrado por el filósofo francés Gaston Bachelard en 1949.

Esta famosa historia griega nos acerca a dos formas muy distintas de conocimiento: El intelecto racional frente a una visión intuitiva, el hemisferio izquierdo en comparación con el derecho, la cabeza contra el instinto, el conocimiento consciente frente detección inconsciente, la personalidad del ego frente orientación alma.

Te puede interesar: Diccionario de complejos

El complejo de Casandra, razón vs intuición
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.