Mucho se ha hablado a lo largo del último siglo acerca de la neurosis. Muchos se han aventurado a tratar de describir esta etiqueta «cajón de sastre» en la que se han metido trastornos que poco o nada tienen que ver con el constructo original.

El objeto de este artículo es acercarte al concepto de neurosis, describirlo conforme a las taxonomías actuales y darte las claves precisas para aprender a detectar cuándo una persona es neurótica, así como los principales padecimientos que sufre.

Nuevos datos acerca de las características de la neurosis

La neurosis hace referencia a un estilo de vida desadaptado caracterizado por:

  1. Un núcleo neurótico constituido por una evaluación defectuosa de la realidad en términos amenazantes para el ego y, como resultado, una tendencia a evitar, más que hacer frente, al estrés y la angustia por medio de una serie de mecanismos de defensa
  2. Una paradoja neurótica, referida a la tendencia a mantener este estilo de vida a pesar de su naturaleza desadaptada y autoderrotista.

El núcleo neurótico es un proceso circular en el que el individuo se siente incapaz, evalúa los problemas cotidianos como algo amenazante e intenta enfrentar la angustia con evitación y otras defensas. El resultado final es un estilo de vida autoderrostista que bloquea el desarrollo personal y la felicidad. Podemos observar tres facetas en este conglomerado:

  1. Sentimientos de incapacidad, inseguridad y, como consecuencia, ansiedad; incluso ante el éxito, por el miedo de que «la verdadera falta de habilidad» quede al descubierto (especie de complejo de inferioridad de Adler).
  2. Evitación en lugar de hacer frente, en un estilo de vida caracterizado por la defensa y evitación.
  3. Conducta autoderrotista y bloqueo del desarrollo personal que también puede generar rigidez, egocentrismo, no preocupación por los demás (por sus problemas se reocupan básicamente de ellos mismos), interferencia en las relaciones interpersonales, infelicidad, etc.

A pesar de su ineficacia, los neuróticos persisten en este estilo de vida, lo utilizan de forma preestablecida para hacer frente a su vida, esta es la paradoja neurótica.

La paradoja neurótica

La explicación de la paradoja neurótica puede estar en

  1. El alivio inmediato, a corto plazo, de la angustia que se obtiene momentáneamente por la evitación
  2. La percepción inapropiada y continua de que ciertas situaciones de la vida son amenazantes.

El individuo siempre evita, lo que no permite que el sujeto descubra cuáles de estas situaciones son realmente amenazantes y cuáles podría manejar.

Características de los neuróticos señaladas por varios autores son la poca confianza en sí mismos (pobre autoestima y autoeficacia), el escaso control de la voluntad, la tensión energética alta, la propensión a la culpabilidad, rigidez, infelicidad, inseguridad, fácil fatigabilidad.

Quejas más comunes de las personas que sufren de neurosis

Si realizamos un análisis factorial de las quejas comunes a los pacientes neuróticos aparecen cinco agrupaciones de síntomas:

  1. Somatizaciones. Síntomas de tipo orgánico: dolores, anestesias, sensaciones de calor o frío, nudos en la garganta, sudoración, etc.
  2. Ansiedad: temor, nerviosismo, tensión, miedo, etc.
  3. Depresión: pensamientos de suicidio, tristeza, pérdida de interés, desesperanza, llanto, etc.
  4. Sensibilidad interpersonal: facilidad para enojarse o irritarse, sentimientos de incomprensión, desconfianza, etc.
  5. Obsesión-compulsión: revisión repetitiva, perfeccionismo, lentitud, indecisión, etc.

El Síndrome neurótico general

Las neurosis son trastornos menores donde no se pierde el juicio de realidad, tienen un fuerte carácter dimensional (todos nos podemos situar en un continuo de neuroticismo) y su clínica es comprensible, en el sentido que los síntomas neuróticos guardan relación con vivencias que todos hemos experimentado alguna vez.

Por último, aunque en las clasificaciones psicopatológicas y en la investigación actual la tendencia es a especificar al máximo, algunos autores siguen pensando en la existencia y utilidad clínica de un síndrome neurótico general. Se basan en datos como:

  1. Una elevada comorbilidad de los síntomas y entre los distintos trastornos neuróticos.
  2. La escasa estabilidad del diagnóstico, que cambia frecuentemente con el tiempo.
  3. La respuesta al tratamiento es similar entre las distintas categorías diagnósticas, incluso de ramas distintas (ansiedad-depresión).

Este síndrome neurótico general se caracteriza por la presencia de síntomas simultáneos de ansiedad y depresión. Además, está asociado frecuentemente a un trastorno subyacente de la personalidad (inhibida, dependiente).

Este síndrome se puede aplicar bien a la experiencia clínica, donde el paciente no suele presentar una sintomatología estable y específica de un trastorno concreto, sino un conglomerado se síntomas “neuróticos” generales. En consonancia con estas ideas la CIE-10 de la OMS creó la categoría clasificatoria de “Trastorno mixto ansioso-depresivo”.

Referencias

  • Baravalle, G., Vaccarezza, L. E., Ferrer, N., & Jorge, C. H. (1997). Manías, dudas y rituales: teoría y clínica psicoanalítica de la neurosis obsesiva (No. 159.964. 2: 616.85). Paidós.
  • Espí, J. G. B. (2000). Neurosis postmoderna: un ejemplo de análisis psicocultural. Anuario de psicología/The UB Journal of psychology31(4), 163-184.
  • López-Ibor, J. J. (1966). Las neurosis como enfermedades del ánimo. Gredos.
  • Naranjo, C. (2008). Carácter y neurosis. Una Visión Integradora. JC Sáez Editor.
Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here