producción de neuronas
La producción de neuronas

¿Podemos, siendo adultos, seguir produciendo nuevas neuronas en nuestro cerebro?

Hay cierta controversia en esta pregunta, puesto que se trata de un campo nuevo de investigación. Este fenómeno de producción de nuevas neuronas  se llama neurogénesis. Hasta no hace mucho se había creído que en la edad adulta la neurogénesis ya no se producía.

Lo que sí se sabía es que el hipocampo, una estructura gris ubicada en el centro del cerebro, es una zona muy importante para la producción de la memoria y el aprendizaje, pero también influye en los cambios humor y las emociones. Sin embargo, lo que se ha descubierto más recientemente, es que es una de las estructuras únicas del cerebro adulto donde se generan nuevas neuronas.

Hipocampo
Hipocampo

Estudios recientes han demostrado que en el hipocampo todos los días nacen hasta 700 neuronas. Quizás a algunos expertos no les parecerá mucho, teniendo en cuenta que poseemos miles de millones de neuronas en nuestro cerebro, pero para cuando cumplimos 50 años, habremos cambiado todas y cada una de las neuronas de esta estructura por neuronas nacidas exclusivamente en la edad adulta.

¿Por qué son importantes las neuronas?

Pues sabemos que son muy importantes, en primer lugar para el aprendizaje y la memoria, como ya hemos dicho anteriormente. Los científicos han averiguado que si se bloquea la capacidad del cerebro adulto de producir nuevas neuronas en el hipocampo, entonces bloqueamos ciertas habilidades de la memoria. Esta característica se puede apreciar especialmente en el reconocimiento visual espacial, por ejemplo para recorrer las calles de nuestra ciudad, o para encontrar dónde hemos aparcado nuestro coche en un parquing de un centro comercial. Pues es muy importante la memoria de nueva generación, conectada con estas neuronas que aparecen nuevas.

Otro descubrimiento importante sobre la neurogénesis es la relación que se produce con el estado de ánimo, y más concretamente con la depresión. En investigaciones con animales los científicos han podido observar que, en animales depresivos existe un nivel menor de neurogénesis. Pero si les daban medicamentos antidepresivos, observaban que se aumentaba la producción de estas nuevas neuronas y, simultáneamente, se reducían los síntomas de la depresión. Se ha establecido de este modo la vinculación entre la neurogénesis y la depresión. Por otro lado, si los investigadores simplemente bloqueaban  de forma artificial la producción nueva de neuronas, entonces también se bloqueaba la eficacia del medicamento antidepresivo.

En los tratamientos contra el cáncer se administran medicamentos que inhiben la producción celular, incluyendo las neuronas. Y se ha podido constatar que los pacientes tratados con estos fármacos, tienen un alto nivel de depresión incluso después del tratamiento. Ahora se piensa que esto sería debido muy probablemente, porque la droga contra el cáncer detiene durante bastante tiempo la producción de nuevas neuronas. Y lleva mucho tiempo después de terminar el tratamiento, el poder generar nuevas neuronas que tengan funciones normales.

La neurogénensis es importante, tanto para nuestra memoria como para nuestro estado de ánimo, así como en la prevención del deterioro cognitivo asociado a la edad o al estrés.

¿Se puede controlar la neurogénesis?

La respuesta es sí. Y lo mejor de todo, lo podemos hacer todos y cada uno de nosotros de forma individual, sin ayuda de aparatos ni nada que se encuentre fuera de nuestro alcance.

Por ejemplo, se ha demostrado que el entorno tiene un efecto en la producción de nuevas neuronas. Con ratones de laboratorio se realizó un estudio. Por un lado había un ratón control que no podía correr dentro de su jaula, por otro había un ratón que tenía mucho espacio para correr. En el segundo caso, el ratón experimentó un aumento mucho mayor de neurogénesis con respecto al primero. De modo que la actividad física regular influye en la nueva producción de neuronas.

Pero eso no es todo, también se ha podido observar que dependiendo de lo que comemos, podemos producir una mayor o menor neurogénesis. Hay nutrientes, así como pautas de alimentación, que están científicamente comprobados que ayudan a fomentar la creación de nuevas neuronas. El efecto de la comida en la salud mental, en el estado de ánimo y en la memoria se encuentran mediados por las nuevas neuronas creadas en el hipocampo. Pero no es sólo lo que comemos, sino también la textura de lo que comemos, cuándo comemos y cuánto comemos. Al parecer, todo influye.

A continuación te mostramos una sencilla tabla con las cosas que ayudan a favorecer la neurogénesis y las que producen el efecto contrario:

Comidas que aumentan la neurogénesis:

  • Restringir el nivel de calorías ingeridas entre un 20 y un 30% aumenta la neurogénesis.
  • El ayuno intermitente.
  • Aumentar el tiempo entre comidas.
  • Ingesta de flavonoides: se encuentran en el chocolate amargo y los arándanos.
  • Los ácidos grasos Omega 3: pescado azul.
  • Las comidas que requieren ser masticadas.

Comidas que disminuyen la neurogénesis:

  • Comida rica en grasas saturadas.
  • Consumo de alcohol
  • Las bebidas gaseosas

Aumentan la neurogénesis:

Disminuyen la neurogénesis:

  • Estrés
  • Falta de sueño
  • Envejecer

Así que ya sabéis, si queréis mantener una buena producción de neuronas en la edad adulta, seguid estos sencillos consejos. Además, os ayudará a sentiros mejor emocionalmente, de modo, que siempre ganaremos.

Infografía factores que favorecen o limitan la neurogénesis:

neuronas

Te puede interesar: 40 causas que provocan la muerte de las neuronas cerebrales

3 Comentarios

  1. me dio un ictus el pasado mes de octubre, me han dicho que no se pueden crear neuroonas nuevas, pero después de leer esto me voy a inflar a arandanos y chocolate amargo. si pueden mandarme mas información lo agradeceria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here