drogas-codeina

La codeína es una de esas drogas que llevan entre nosotros muchísimo tiempo, pero solo en los últimos tiempos se ha puesto de moda. Y precisamente, lo han hecho los raperos. Hoy, te contamos todo lo que debes saber acerca de la codeína.

¿Qué es exactamente la codeína?

La codeína es un alcaloide que se puede encontrar de forma natural en el opio. Es decir, a diferencia de otros opioides de los que hemos hablado en esta web, la codeína no se crea en un laboratorio, sino que se encuentra en el propio opio.

Es habitual utilizarlo en medicina como analgésico, sedante y antitusígeno (como verás más adelante, es la presencia en los jarabes para la tos lo que más ha permitido su abuso en lo recreativo).

La codeína se asimila en el hígado, y, cuando se metaboliza, se convierte en morfina. Sin embargo, debido a la velocidad de transformación baja que tiene, se considera (y es) menos potente y efectiva como analgésico y sedante que la propia morfina.

En general, se tiende a utilizar la codeína para tratar dolores moderados, menos fuertes que aquellos para los que se requiere morfina. Además, la codeína es menos adictiva que la morfina, y tiene un menor número de efectos adversos.

Efectos secundarios y contraindicaciones

La codeína, en la medida en que es un analgésico de potencia media derivado del opio, puede llegara generar una dependencia semejante a la que genera la morfina, por lo que su consumo, en principio, solo debería darse bajo prescripción médica.

Por supuesto, en la medida en que es una droga que actúa sobre el sistema nervioso y el cerebro, su potencial es muy alto. En dosis moderadas puede generar un estado de euforia, pero, en dosis mayores, puede causar un cuadro de depresión respiratoria.

Evidentemente, ningún opiáceo (la codeína entre ellos) debe consumirse junto a otras sustancias depresoras del Sistema Nervioso Central, como podrían ser los antihistamínicos, los ansiolíticos, el alcohol o los diferentes tipos de anestésicos que existen.

Usos recreativos

Puesto que sus efectos son muy parecidos a los del opio o la morfina oral, el uso recreativo de la codeína se ha venido dando desde el mismo momento en que se descubrió. Sin embargo, fue en los últimos tiempos, a raíz de lo que veremos en el siguiente apartado, que se ha hecho más popular y su uso se ha vuelto bastante más habitual.

En dosis bajas, la codeína apenas se nota, aunque puede evitar la tos y reducir un poco la sensación de dolor (si la hubiese).

En dosis medias genera ciertos mareos y una analgesia bastante clara. A dosis altas, el efecto es básicamente el mismo que con la morfina, solo que con una diferencia de proporción de más o menos el 10% en dosis y peso.

Los efectos se producen a partir de la media hora de haber ingerido la droga y permanecen activos durante unas cuatro horas, para ir desvaneciéndose paulatinamente a medida que se cae en un estado de sueño.

Es este estado de sueño el más peligroso, porque puede darse un cuadro de depresión respiratoria mientras se está durmiendo (de hecho, es la causa más habitual de muerte al consumir codeína).

Como sucede con otros opiáceos, el consumo de una dosis alta de codeína, en un primer momento, no es agradable para alguien que no esté habituado para esta familia de drogas. Sin embargo, la repetición genera una valoración positiva de los efectos recibidos, lo cual, ligado a la dependencia que genera, puede conducir a una fuerte adicción.

Los raperos y la codeína

Hablemos ahora de los raperos, ya que los hemos mencionado en el título. Desde hace algo más de una década, ha sido habitual ver a muchos raperos del sur de EEUU consumiendo una bebida llamada Syrup (jarabe).

Este Syrup se hacía mezclando ciertas bebidas gaseosas con jarabe para la tos que contenía codeína. Y desde que se empezó a observar sus efectos, pasó a convertirse en un elemento propio de la cultura del rap sureño.

Naturalmente, a medida que el rap del sur de EEUU ha ido creciendo y haciéndose más popular, también se ha hecho más popular el consumo de Syrup, tanto dentro de los propios EEUU, como fuera de sus fronteras (aunque conseguir esos jarabes con codeína fuera de EEUU era mucho más complicado).

Como ejemplo de consumidores habituales podemos mencionar a Lil Wayne (un rapero más famoso hace unos años) o 21 Savage (más popular en la actualidad). También podemos hablar de Pimp C, que fue encontrado muerto en 2007 debido a una elevada toma de codeína, que le produjo un Síndrome de Hipersomnia.

Como puedes ver, la codeína no es una droga más. Es una especialmente potente y que puede tener efectos realmente perjudiciales para quien la consume. Es por ello que conviene ser muy cuidadosos, conocerla, y saber consumirla.

Codeína: la droga opiácea de moda entre raperos
4.8 (95%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.