celos-redes-sociales

Las redes sociales cambiaron la forma en que los jóvenes se comunican y relacionan.

Me pregunto si en las redes sociales mostramos realmente la persona que somos o creamos una identidad ideal que es solo la mejor parte de nosotros mismos. Se me ocurre que al igual que la luna, todos mostramos nuestra mejor cara.

Facebook, Youtube, Instagram, Twitter y Snapchat se volvieron “indispensables” en el día a día de muchos adolescentes y son pocos los que renuncian a tener presencia en alguna de estas redes.

¿Quién te escribe? ¿Quién te da like?

Casi todas las personas que están en pareja han pasado alguna vez por la situación de tener que dar explicaciones por sus actos en Internet o que estén relacionados con la tecnología. Suele resolverse con un par de explicaciones, pero puede suceder que algunos se persiguen y se convierten en stalkers, buscando día y noche evidencias virtuales para corroborar que el otro miente. Como dice el refrán: en boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso.

La forma en que puede afectar lo real y lo virtual, dimensionar la sensación que una persona puede experimentar cada día frente a su computadora o celular y todo lo que allí se despliega. Nuevas y distintas formas de espiar y de ser espiada.

Qué es el Stalkear

Stalkear  es una palabra que cada vez más tiene un mayor auge y utilización en nuestro idioma, pero que deriva del inglés, del verbo “to stalk” que equivale a “acosar”, “espiar” o “perseguir”.

Algo tan simple como ingresar al perfil tu ex, y de ahí a sus amigos, un familiar, compañeros de trabajo a ver sus fotos, actualizaciones, videos, intentar saber lo que piensan y hacen, pero sin ser nosotros un contacto en su red social.

Una persona que pretende revisar tu celular, los movimientos en las redes sociales está manifestando un problema de celos importante y hay que estar muy alerta.

Estar en una relación no implica que tengas que perder tu individualidad, es importante ponerse de acuerdo, ya sea con tener cada uno acceso a la red social del otro, así como en respetar que cada uno guarde para sí mismo las claves de acceso a sus cuentas.

Si te la pasas revisando tu celular en los momentos en que estas en pareja, o te levantas en la noche a mirar tu computadora, es posible que esa actitud sea malinterpretada.

Pero en algunos casos el acoso es no solamente con las fotos y videos, el Stalker puede saber hasta con quien usted comenta en las redes sociales, algo que se puede tornar muy obsesivo.

Desde un Smartphone hoy se puede chequear minuto a minuto que está haciendo tu pareja, ese chico o chica a quien frecuentas o también tu ex en las redes sociales. Incluso, hasta controlar dónde se encuentra si tiene el GPS activado en su teléfono o ver cuándo fue la última vez que se conectó al chat y si le llegó o no nuestro mensaje. Demasiado, ¿no?

celos-telefono-mobil

Cuidado con el exceso de control

Las redes sociales funcionan como una especie de pequeña alarma que se enciende ante personalidades controladoras y nos avisan cómo es en ese aspecto la persona que tenemos al lado, incluso sin profundizar mucho en el vínculo.

Te puede interesar: Facebook, WhatsApp, Google y los trastornos mentales provocados por las nuevas tecnologías

La falta de configuraciones de privacidad apropiadas, por parte de los usuarios en las redes sociales, ayudan mucho a los usuarios curiosos; en el caso de Facebook, fotos, videos, configuradas como públicas son la fuente de información accesible para las personas que quieren saber más del otro sin su consentimiento.

Los celos en la pareja

¿Qué pasa con la confianza, pero no sólo la confianza que tenemos en nuestra pareja, sino también la que tenemos en nosotros mismos? Si eres celoso o celosa, lo más probable es que lo seas en las redes sociales, en la vida real, tanto de tu pareja como de tus amigos.  Una cuestión de inseguridad, de falta de autoestima, de no estar conformes con nosotros mismos, que nos lleva a querer controlar todo lo que hace el otro, en su vida online como en la real, por temor al abandono. Por más que la pareja intente ayudarnos, es algo que necesitamos trabajar con nosotros mismos y muchas veces es necesaria la ayuda de un profesional.

Es interesante ver que Instagram y Snapchat lideran la lista de las peores redes sociales para la salud mental. Ambas son plataformas fuertemente enfocadas en las imágenes y parecen  estar produciendo sentimientos de insuficiencia y ansiedad en los jóvenes

Otro de los impactos negativos de las redes sociales es que generan miedo de estarse perdiendo algo: un evento social o cualquier actividad en la que otros se hayan divertido. Por eso, muchos revisan constantemente sus cuentas. En este aspecto, Snapchat es la red que más provoca este temor, ya que es la mensajería de lo efímero.

Señales para darte cuenta de  que tu autonomía de decisión está en peligro 

  • Revisan constantemente los comentarios que nos hacen sobre nuestra actividad en las redes sociales.
  • Quieren saber con qué amigos salimos y adónde vamos.
  • Si no pueden encontrarnos o comunicarse, suelen hacer varios llamados o dejarnos mensajes
  • Cada tanto quieren “sorprendernos” y llaman a la puerta de casa sin avisar.
  • Nos dicen cómo debemos vestirnos, generalmente con comentarios sutiles al principio.
  • Es raro que acepten gente nueva en su círculo íntimo, salvo que sean ellos la conexión directa con esa persona. Toda influencia externa a su círculo es vista como una amenaza.
Celos, parejas y redes sociales
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.