resiliencia
Resiliencia

Existen personas que aunque el ambiente a su alrededor sea realmente desalentador, logran encontrar los aspectos positivos de sí mismos y hacer frente a los problemas y crisis de la vida con una gran fortaleza. Estas características que serían las denominadas “características personales”, se pueden apreciar en diferentes etapas de la vida como vamos a ver a continuación.

Resiliencia en la niñez

La resiliencia en niños y adultos es muy similar. Las características de niños resilientes, Benard (1991) los define como personas que: “son socialmente competentes, poseen pensamiento crítico, capacidad de resolver problemas y de tomar la iniciativa; Además, los niños resilientes son firmes en sus propósitos y tienen una visión positiva de su propio futuro”.

Respecto a características del funcionamiento psicológico que protege a los niños resilientes del estrés, Fonagy (1994), señala que los niños y niñas resilientes presentan los siguientes atributos: “Nivel socio-económico medio o alto, ausencia de déficit orgánico, temperamento fácil, menor edad al momento del trauma y ausencia de separaciones o pérdidas tempranas”. También menciona características del medio social: “Padres competentes, relación cálida con al menos un cuidador primario, y mejor red informal de apoyo”.

Otra característica que se menciona es el sentido del humor como un factor importante, y recomienda que los padres lo fomenten en sus hijos. Y es que por lo visto el humor no es una característica permanente de la personalidad, sino que es un resultado de la interacción con el medio ambiente.

Resiliencia en la adolescencia

En un estudio realizado por Wolin y Wolin a niños y adolescentes que habitaban en un ambiente de riesgo por, concluyeron que existían siete actitudes que propiciaban la resiliencia a pesar de encontrarse en esa situación. Son: “iniciativa, independencia, intromisión, relación, humor, creatividad y moralidad” Wolin y Wolin (1993).

Como característica de los adolescentes que tienen una resiliencia plena, es que responden más al contacto con otros seres humanos y generan más respuestas positivas en las otras personas. Por lo tanto Kotliarenko (1998), propuso que en base a esto, los adolescentes resilientes son: activos flexibles, adaptables, tienen cualidades como la de estar para responder a cualquier estímulo, comunicarse con facilidad, demostrar empatía y tener comportamientos pro-sociales; a toso esto lo han denominado “competencia social”.

Resiliencia en la edad adulta

En los adultos las principales características que sobresalen son su actitud positiva, disfrutan de las relaciones humanas, son asertivos a la hora de comunicarse, poseen una autoestima positiva y tienen un adecuado control de los impulsos y las emociones. Y es que al parecer los adultos y los niños comparten la mayoría de características.

En la edad adulta la persona resiliente muestra una  gran capacidad para establecer relaciones positivas, resolver problemas y motivación para superarlas. A menudo participan de forma activa en iniciativas de cambio social y por lo general poseen sentido de la fe, se consideran espirituales o religiosos. La mayoría muestra la capacidad de extraer algún significado y provecho del estrés, el trauma y la tragedia que han sufrido. Sin embargo, Higgins señala que muchos adultos que se consideran resilientes, no siempre resultaban evidentes para ellos mismos ni para los demás.

Carlos Moya
Psicólogo

Frases logro

Características de personas resilientes: niñez, adolescencia y edad adulta
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.