Burundanga
Burundanga, droga sumisión

En el artículo de hoy, vamos a hablar de una serie de plantas mágicas que se han utilizado desde tiempos inmemoriales y que, en los últimos años, han cobrado bastante mala fama. Hablamos, por supuesto, de la planta de la burundanga, con todas sus variedades.

Burundanga: Planta mágica

Empecemos por responder a una pregunta básica: ¿Qué es la burundanga?

Y es que, aunque el desconocimiento popular ha hecho que se asocie la burundanga con una sola planta, lo cierto es que burundanga es el nombre “popular” que recibe una droga que se encuentra en plantas de diferente tipo.

La burundanga (o escopolamina, que es el nombre técnico que recibe esta droga), se encuentra en algunas solanáceas muy frecuentes en España, como el beleño, el estramonio, la escopolia, la mandrágora o la brugmansia.

La droga burundanga, por tanto, es una sustancia química que se encuentra en el interior de diferentes plantas. Por hacer el paralelismo, sucede lo mismo que con la marihuana, cuyo principio activo es el THC, y la planta solo es un “vehículo”.

Es importante señalar que la planta burundanga (o las plantas, mejor dicho), son muy fáciles de encontrar. De hecho, crecen en cualquier riera o monte de España (y por supuesto, de otras regiones de Europa y América).

Puesto que para producir la burundanga no se necesitan grandes conocimientos químicos (a diferencia de lo que sucede con la conversión de la hoja de coca a cocaína, por ejemplo), se puede conseguir burundanga a precios muy reducidos.

Efectos de la Burundanga

Los efectos de la burundanga tienen mucho que ver con su capacidad para actuar deprimiendo las terminaciones nerviosas y cerebrales, y, aunque existe cierta mitificación, lo cierto es que tiene ciertos poderes amnésicos y de sumisión química.

La sumisión química es un proceso mediante el cual, con productos químicos (en este caso, la burundanga), se consigue que una persona no sea capaz de reaccionar, y se convierta en prácticamente un esclavo de quien le ha dado la droga.

Es precisamente por este poder que tiene la burundanga que se ha utilizado como suero de la verdad por parte de una enorme cantidad de agencias de espionaje, incluyendo a los Estados Unidos de América.

Dado que se produce este estado de sumisión química, que dispone al cuerpo en una posición de automatismo, en la que las víctimas de la burundanga reciben y ejecutan órdenes sin cuestionárselas, se ha empezado a utilizar la droga como herramienta para el robo y la violación.

Sin embargo… ¿Qué hay de cierto en todo esto?

La realidad de la burundanga

Siempre resulta complicado escribir este tipo de contenidos, porque te enfrentas a todo un establishment propiciado por los grandes medios, las cadenas virales en internet, y la histeria colectiva.

Por supuesto, cuando alguien se enfrenta a un tema de este tipo, lo mejor es acudir a los expertos, y no dejarse guiar por las opiniones de tal o cual persona, que sería completamente incapaz de distinguir si ha sufrido una intoxicación por escopolamina o una borrachera.

Y es que, aunque en los últimos tiempos se han puesto de moda las historias sobre mujeres violadas con burundanga, la realidad es que, a día de hoy, la droga más utilizada para abusar sexualmente de mujeres es el alcohol.

Existen dos tipos de historias arquetípicas de la burundanga: Hombres o mujeres que drogan a una persona del sexo opuesto en una noche de fiesta (ya sea para abusar de ella o para robarle), y personas que son rociadas con polvos o spray y automáticamente dejan de tener control sobre sí mismas.

El primer caso es real (nota que no hay gran diferencia con una borrachera), y el segundo caso es falso. Y sí, puede que no me creas…

Pero… ¿Qué dicen los expertos de la burundanga? Opiniones al respecto no faltan, pero los medios parecen estar más interesados en crear alarma social que en prestar atención a lo que dicen los expertos en el sector.

Y lo que dicen los expertos en el sector es que ninguna sustancia es instantánea y que todas necesitan tiempo para actuar (esto lo dice, por ejemplo, aunque no exclusivamente, Patricia Quiroga, catedrática de toxicología y química legal en la Universidad de Buenos Aires).

Por tanto, sí, puede que te echen burundanga en la bebida y, después de unos minutos, te anulen casi por completo. Pero no tengas miedo a que alguien te pida que mires un papel y te convierta en un zombi porque dicho papel esté impregnado en burundanga.

Esto último ya forma parte del mito.

Como puedes ver, la burundanga es una droga peligrosa, por su alta toxicidad y por anular a la persona que la consume, pero no llega a ser un arma tan poderosa para los delincuentes como se suele hacer creer a través de los medios de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here