5 Beneficios y propiedades del Espino Blanco

Verificado Redactado por Marta Guerri. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 24 mayo 2020.

El Crataegus monogyna Espino blanco, Espino Albar o Majuelo, es una planta que pertenece a la familia de las rosáceas y es originario de Europa, norte de África y Asia occidental.

Es un arbusto espinoso, de 3 a 4 metros de altura. Sus flores son olorosas y presentan un color blanco o rosa, agrupándose en racimos.

El nombre latino del espino blanco procede del griego crataegus o kratos, que significa “fuerza”, haciendo referencia a la dureza de la madera, muy utilizada en esas épocas para la fabricación de herramientas.

En la actualidad, se encuentra en numerosas áreas de Europa y regiones del norte de África. Se introdujo también en Norteamérica, Argentina, Australia y Nueva Zelanda. En la Península Ibérica se desarrolla en todos los territorios. Esta especie crece en matorrales, orlas de bosques, orillas de ríos y espinares.

5 Beneficios del Espino Blanco

El espino blanco se cultiva para la decoración de jardines y zonas verdes. En la actualidad, se suele plantar como seto para la ornamentación, pero no es su único uso. Al tratarse de una especie con espinas y ramas cerradas, se utiliza como barrera natural para impedir el paso de personas o ganado a fincas privadas.

Su madera es densa y pesada, características que la hacen perfecta para la elaboración de mangos de herramientas o para la producción de carbón vegetal.

Pero, lo que verdaderamente se utiliza son sus flores y sus bayas. Éstas no sólo gozan de belleza, también tienen propiedades beneficiosas para la salud. Sus principios activos incluyen flavonoides, purina, aminas, aceite esencial y ácidos triterpénicos pentacíclicos.

1. Salud cardiovascular

Presión arterial

El espino hace que los vasos sanguíneos se relajen, lo que los ensancha, permitiendo que la sangre fluya más fácilmente.

En el estudio, 39 pacientes tomaron una dosis diaria de extracto de espino durante 16 semanas y 40 pacientes en un segundo grupo tomaron un placebo. El grupo de espino mostró una mejoría mayor en la reducción de la presión arterial diastólica que el grupo de placebo.

Insuficiencia cardíaca

Se han realizado numerosos estudios sobre la relación de las bayas de espino blanco con la insuficiencia cardíaca congestiva, y los hallazgos coinciden en que los síntomas como la falta de aliento y el cansancio pueden mejorar drásticamente.

Un estudio encontró que 900 mg diarios de extracto de bayas era tan efectivo para controlar los síntomas de la insuficiencia cardíaca congestiva como su contraparte farmacéutica.

Mejora el ritmo cardíaco saludable, el metabolismo de las células cardíacas y aumenta el flujo de electrolitos a través de las células cardíacas. Las flavonas que hay dentro de esta baya mejoran la función de las enzimas cardíacas que pueden favorecer la capacidad del corazón para resistir el estrés.

Bayas Espino Blanco

Angina de pecho

Las personas que sufren angina de pecho pueden beneficiarse también de esta planta. Un estudio encontró que 100 mg de extracto de espino tomado 3 veces al día reduce la angina en el 91% de los participantes en comparación con solo el 37% en el grupo de placebo. Se cree que este efecto se debe a la capacidad de la planta para aumentar el flujo sanguíneo del corazón al dilatar los vasos sanguíneos periféricos y coronarios.

Ciertos compuestos bioactivos que se encuentran en la planta pueden ser la razón de su eficacia en el tratamiento de problemas cardíacos. Estos compuestos incluyen flavonoides, fenoles y procianidinas oligoméricas. Además, el espino es un diurético natural. Su capacidad para reducir la acumulación de líquido ayuda a aliviar la insuficiencia cardíaca congestiva.

La investigación también ha demostrado que el espino puede ayudar a mejorar los efectos metabólicos, particularmente en pacientes con alto riesgo cardiovascular.

2. Poder antioxidante

Las bayas del espino blanco estimulan el rendimiento de un antioxidante llamado superóxido dismutasa. Esta enzima promueve la eliminación de moléculas dañinas de radicales libres.

Si bien las bayas de espino también contienen procianidinas oligoméricas (OPC) y es esta clase particular de antioxidantes que parecen ser responsables de los muchos beneficios para la salud. Mejoran la actividad antioxidante de las vitaminas A, C y E, favorecen la circulación, fortalecen los capilares, reducen la inflamación, estimulan el sistema inmunológico, protegen contra la aterosclerosis, son antioxidantes efectivos para el cerebro y el tejido nervioso y mejoran la salud del tejido conectivo. También se ha demostrado que reducen la producción de histamina, lo que hace que los OPC sean útiles en el tratamiento de las alergias.

3. Salud digestiva

Las bayas de espino estimulan las secreciones biliares y gástricas, ayudando a la digestión de los alimentos estancados en el tracto gastrointestinal, especialmente los que son ricos en grasas o proteínas. También contienen varios compuestos orgánicos que interactúan con la flora intestinal para mejorar la digestión de los nutrientes.

El alto contenido de antioxidantes que se encuentra en el espino ayuda a proporcionar efectos antiinflamatorios. Se ha demostrado que el componente flavonoide del espino es particularmente efectivo para proporcionar estos beneficios, incluida la reducción del colesterol y la inflamación.

4. Contra el insomnio

Presenta propiedades sedantes y antiespasmódicas que ayudan a luchar contra la ansiedad, el insomnio, el estrés o los nervios.

Se cree que un té de hierbas de espino calma los nervios e induce un sueño tranquilo. A menudo se combina con otras hierbas como el bálsamo de limón (Melissa officinalis), la avena (Avena sativa) y la Hierba de San Juan (Hypericum perforatum).

Te Espino Blanco

5. Reduce los síntomas de la menopausia

Alrededor del 85% de las mujeres experimentan síntomas hormonales como sofocos y sudores nocturnos durante la menopausia. Estos ocurren debido a la caída de los niveles de estrógeno. Hasta la mitad continúan teniendo de manera regular, incluso después de la menopausia.

La disminución de los niveles de estrógeno hace que la zona ‘termoneutral’ de una mujer se estreche, lo que puede provocar que se produzca sudoración a temperaturas más bajas y la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos, lo que también aumenta el calor. Cuando están ansiosas o estresadas, las mujeres peri y menopáusicas liberan cantidades ligeramente más altas de la hormona del estrés noradrenalina, que aumenta la temperatura corporal y los sofocos hormonales.

Tomar infusiones de espino blanco ayuda a frenar algunos de los síntomas de la menopausia. Los flavonoides mejoran la circulación, regulan las palpitaciones, reducen la ansiedad y disminuyen los sofocos.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Aunque se trata de una especie con propiedades beneficiosas para la salud, recomendamos siempre acudir a un profesional especializado antes de consumir esta planta de forma regular.

Una de las contraindicaciones más importantes está relacionada con el corazón. Tal y como hemos mencionado, las flores del espino blanco sirven para tratar dolencias del sistema cardiovascular. Por este motivo, si se ingiere al mismo tiempo que medicamentos para enfermedades cardiovasculares pueden tener efectos indeseados (la enfermedad puede agravarse).

Afortunadamente, los efectos secundarios del espino para hombres y mujeres son raros y la tolerancia no suele ser un problema. Dicho esto, los efectos secundarios de los remedios de espino pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Migrañas
  • Mareo
  • Fatiga
  • Vértigo
  • Agitación
  • Náusea
  • Palpitaciones
  • Dificultad para respirar
  • Problemas circulatorios
  • Hemorragias nasales
  • Insomnio
  • Transpiración

También se debe evitar el uso de remedios de espino o bayas de espino si tiene alguna alergia conocida a los miembros de la familia de las rosas.

Los niños no deben tomar este tipo de tratamiento. Tampoco las embarazadas o madres lactantes.

Referencias

Psicóloga con Máster en Terapia de la Conducta y la Salud. Máster en RRHH. Diplomada en Enfermería con postgrado en Salud Mental. Psicóloga especializada en terapia con familias con vulnerabilidad social en el Servicio de Orientación y Acompañamiento a Familias (SOAF).

Deja un comentario