Cómo ayudar a una persona con hipocondría: 5 sugerencias

Ayudar a una persona con hipocondría no es una labor sencilla. Solo quien ha estado cerca de alguien que tiene este padecimiento conoce la angustia que sufre la persona afectada.

En primer lugar, vale mencionar que el término ‘hipocondría’ ha quedado en desuso siendo sustituido, en algunos casos, por trastorno de ansiedad por enfermedad, según los cambios introducidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5).

De cualquier modo, actualmente parece más sencillo que algunas personas se sientan identificadas con los síntomas que tradicionalmente se han asociado a la hipocondría.

Esto tiene lugar debido a que ahora es más fácil obtener información sobre las enfermedades y, lamentablemente, no todo lo que circula en Internet es verdadero, lo cual puede hacer que la persona se sienta peor aún.

La tendencia de buscar información en las redes, sin discriminar que esta sea verídica o no, ha llevado a muchos a identificar a un grupo de personas como hipocondríacos digitales.

En otras palabras, una persona puede buscar una información, tomarla por verdadera y creer que realmente está enfermo cuando no es así. Su “diagnóstico” solo está establecido por lo que esa persona, sin ser especialista alguno, cree que tiene, basándose en cualquier información que encuentre en la red.

Ayudar a una persona con hipocondría

Mientras la persona afectada está en un círculo que parece sin salida, quienes están a su alrededor también pueden sufrir al ver cómo la persona amada está angustiada. Esto es lo que impulsa a muchos a querer ayudar a una persona con hipocondría.

Pero, antes de poner en marcha estrategias es necesario conocer un punto muy importante sobre este tipo de ansiedad.

Según el médico Julio Torales, en su artículo sobre la actualización de la clásica hipocondría al vigente trastorno de ansiedad por enfermedad, señala que la principal característica de este padecimiento es la preocupación, pero no por síntomas, sino por la creencia de tener una enfermedad.

Dicha creencia surge porque la persona hace interpretaciones erróneas sobre sus sensaciones corporales, las cuales considera como signos de una enfermedad, aun cuando en la evaluación médica le pudiesen haber indicado que su salud en general está bien.

Quien cree que tiene una enfermedad solo encuentra alivio momentáneo, pues, luego puede volver al médico creyendo tener otro tipo de enfermedad.

Esto quiere decir que los pacientes con este trastorno sienten angustia por el significado que dan a cualquier signo corporal que observan.

En muchos casos, pueden acudir a diferentes especialistas para corroborar sus creencias. No obstante, los diagnósticos que constatan una buena salud no les brindan seguridad, por lo que acuden con otro médico, y así sucesivamente.

Para el autor mencionado, esto genera una carga importante en los recursos sanitarios, así como en los especialistas que brindan la atención médica.

Cómo ayudar a una persona con trastorno de ansiedad por enfermedad, o hipocondría

Algunas sugerencias para ayudar a una persona con hipocondría son las siguientes:

  1. Empatía: y para ello es necesario conocer un poco sobre la hipocondría, o el trastorno de ansiedad por enfermedad. Solo así se puede imaginar la magnitud de lo que la otra persona sufre.
  2. Paciencia: porque es probable que muchas veces la persona afectada exprese su preocupación ante cualquier signo, el cual interpretará como un síntoma de una terrible enfermedad, y si se encuentra bajo estrés, la angustia pudiese ser mayor.
  3. Acompañarle a distraerse: así tendrá menos posibilidad de estar enfocado en su organismo. Se le puede invitar a hacer alguna actividad física, ver películas, cocinar juntos. Cuando las personas que padecen este trastorno están en compañía de otros seres queridos la preocupación tiende a disminuir, ya que se sienten un poco más seguros.
  4. Ser respetuosos: pues, quizá se pueda observar a la persona aplicando ciertas medidas de cuidado o higiene, y esto es algo que simplemente se debe respetar, en lugar de reprocharle.
  5. Recomendarle acudir a fuentes oficiales: debido a la gran cantidad de información que existe en el presente y el fácil acceso que se tiene a estas. Es imprescindible que la persona afectada acuda solo a fuentes de expertos. Es preferible que el paciente mantenga distancia del contenido que no es fiable. Algunos organismos en los cuales pudiese buscar consejos pueden ser el Ministerio de Sanidad o la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo.

Por último, aunque se intenten muchas alternativas, es posible que el ser querido continúe angustiado. En este caso, la mejor forma de ayudar a una persona con hipocondría es encomiarle a que solicite ayuda psicológica, dado que la tarea de intentar convencerle que está bien puede resultar agotadora.

Una vez que la persona que sufre se encuentre con un psicólogo, puede empezar a aplicar otras opciones que seguramente le ayudarán mucho.

Conoce por qué no puedes dejar de pensar en algo que te molesta

 

Bibliografía

  • Avia, M. D. (2017). La hipocondría. Alianza Editorial.
  • Pascual, J. C., Castaño, J., Espluga, N., Díaz, B., García-Ribera, C., & Bulbena, A. (2008). Enfermedades somáticas en pacientes con trastornos de ansiedad. Medicina Clinica130(8), 281-285.
  • Rodríguez, C. F., & Martínez, R. F. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para la hipocondría. Psicothema13(3), 407-418.
  • Torales, J. (2017). ¡Ayúdeme doctor, estoy muy enfermo! Una actualización de la clásica hipocondría al vigente trastorno de ansiedad por enfermedad. Revista Virtual de la Sociedad Paraguaya de Medicina Interna4(1), 77-86.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

1 comentario en «Cómo ayudar a una persona con hipocondría: 5 sugerencias»

  1. Muchas gracias por tu artículo. La hipocondría afecta a un sector de la población no muy grande pero los desajustes que ocasiona en el paciente y en los que le rodean como bien nombras en tu trabajo, son bastante incapacitantes. Unas recomendaciones muy prácticas.

    Responder
Deja un comentario