Un adecuado nivel de autoestima es la base de la salud mental y física del organismo.

¿Qué es la autoestima?

El concepto que tenemos de nuestras capacidades y nuestro potencial no se basa sólo en nuestra forma de ser, sino también en nuestras experiencias a lo largo de la vida. Lo que nos ha pasado, las relaciones que hemos tenido con los demás (familia, amigos, etc.), las sensaciones que hemos experimentado, todo influye en nuestro carácter y por tanto en la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Autoconcepto y autoestima

El autoconcepto deriva de la comparación subjetiva que hacemos de nuestra persona frente a los demás, así como de lo que éstos nos dicen y de las conductas que dirigen hacia nosotros. También los éxitos y los fracasos personales influyen en nuestra forma de valorarnos.

Una persona con baja autoestima suele ser alguien insegura, que desconfía de las propias facultades y no quiere tomar decisiones por miedo a equivocarse. Además, necesita de la aprobación de los demás pues tiene muchos complejos. Suele tener una imagen distorsionada de si mismo, tanto a lo que se refiere a rasgos físicos como de su valía personal o carácter. Todo esto le produce un sentimiento de inferioridad y timidez a la hora de relacionarse con otras personas. Le cuesta hacer amigos nuevos y está pendiente del qué dirán o pensarán sobre él, pues tiene un miedo excesivo al rechazo, a ser juzgado mal y a ser abandonado. La dependencia afectiva que posee es resultado de su necesidad de aprobación, ya que no se quiere lo suficiente como para valorarse positivamente.

Otro problema que ocasiona el tenernos infravalorados es la inhibición de la expresión de los sentimientos por miedo a no ser correspondidos. Si algo funciona mal en una relación de pareja o de amistad, la persona con falta de autoestima creerá que la culpa de esto es suya, malinterpretando en muchas ocasiones los hechos y la comunicación entre ambos. Se siente deprimido ante cualquier frustración, se hunde cuando fracasa en sus empeños y por eso evita hacer proyectos o los abandona a la primera dificultad importante o pequeño fracaso.

Cualidades de una persona con adecuada autoestima

  • Posee una visión de sí misma y de sus capacidades realista y positiva.
  • No necesita de la aprobación de los demás, no se cree ni mejor ni peor que nadie.
  • Muestra sus sentimientos y emociones con libertad.
  • Afronta los nuevos retos con optimismo, intentando superar el miedo y asumiendo responsabilidades.
  • Se comunica con facilidad y le satisfacen las relaciones sociales, valora la amistad y tiene iniciativa para dirigirse a la gente.
  • Sabe aceptar las frustraciones, aprende de los fracasos, es creativo e innovador, le gusta desarrollar los proyectos y persevera en sus metas.

Para intentar aumentar nuestra autoestima debemos ante todo empezar por ser nuestros mejores amigos, saber que no hay nada ni nadie en este mundo más importante que nosotros mismos. Por eso hemos de aceptarnos tal y como somos, pensando no existe nadie mejor ni peor, aunque todos seamos diferentes, pues en eso se basa la diversidad humana.

Consejos prácticos para mejorar nuestra autoestima

No te quejes

El hecho de querernos más y mejor está en nuestras manos, no en las de los demás. Todo reside en la cabeza y nosotros somos quienes debemos intentar cambiar nuestro autoconcepto.

Acéptate

Acéptate tal y como eres, en tus cualidades y defectos. Todos tenemos defectos, nadie es perfecto ni pretende serlo.

Ten más sentido del humor

Desarrolla el sentido del humor, no des tanta importancia a cosas que no la tienen, ni a los posibles comentarios de los demás. Seguramente en la mayoría de ocasiones nos hacemos montañas innecesariamente, la gente no está siempre pendiente de lo que hacemos o decimos, todo está en nuestra imaginación.

Préstate más atención

Préstate atención, dedícate tiempo a hacer aquello que te haga feliz y te satisfaga.

Toma responsabilidades

No temas a las responsabilidades o a tomar decisiones, si algo sale mal aprende de tus errores y ten coraje para volver a intentarlo. Nadie está libre del error en esta vida y a veces hay que ver la cara positiva de los fracasos, piensa que aunque se cierren unas puertas, luego se abrirán otras que pueden ser incluso mejores.

Evita echarte siempre la culpa

Si una relación personal no acaba de funcionar, no pienses nunca que la culpa es sólo tuya, entre dos personas ambas partes son responsables de su comportamiento. La verdad al final es que sólo hubo una incompatibilidad de caracteres.

Felicítate cuando te lo mereces

Prémiate por tus logros, aunque estos sean pequeños o poco importantes, así te sentirás mejor.

Simplifica

Simplifica tu vida y dirígete hacia objetivos realmente valiosos para ti, dedicándote a ellos intensamente, sin miedo.

Una buena autoestima nos da…

  • Mayor aceptación de ti mismo y de los demás.
  • Menos tensiones y mejor posición para dominar el estrés.
  • Una visión más positiva y optimista respecto a la vida.
  • Una buena aceptación de las responsabilidades personales y la sensación de poseer un mejor control de las cosas.
  • Más independencia.
  • Mejor capacidad de escuchar a los demás.
  • Un mayor equilibrio emocional.
  • Disfrutarás de las situaciones sociales, pero también de la soledad.
  • Una mayor autoconfianza, más humor y creatividad.
  • Menos temores ante los riesgos y fracasos, que se convertirán en oportunidades, retos, experiencias.
  • Un aumento de la capacidad de expresar los sentimientos.
  • Desaparecerán los sentimientos negativos como la envidia o el rencor.
  • Tendrás una mayor ilusión, motivación, entusiasmo y capacidad para disfrutar de los grandes y pequeños placeres de la vida.

No es fácil cambiar nuestra autoestima, si lo fuera seguramente nadie sufriría por tenerla demasiado baja, ni existirían personas tímidas o dependientes, pero hemos de creer que tampoco hay nada imposible si ponemos realmente empeño en conseguirlo. Las personas tenemos suficientes capacidades como para cambiar y aprender al largo de nuestra vida, pues como dice el refrán “la fe mueve montañas”.

No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

5 Comentarios

  1. En mi opinión la autoestima es un concepto peligroso, estariamos mejor sin el. Yo prefiero no tenerla ni alta ni baja, porque todo lo que sube puede bajar. Prefiero renunciar a evaluarme como mejor o peor persona, creo que todos los seres humanos son iguales en nuestra valia.

  2. Muy interesante!!. Y pues nada que ver con los temas anteriores, pero hay un temita que tengo curiosidad por saber mas sobre las personas mentirosas, hablo de las mentirosas cronicas! que hasta por lo que no es necesario (segun los demas) mienten. Es que tengo un familiar muy muy cercano a mi que me dice muchas mentiras, es una persona cariñosa y de repente borbotea de enojo y curiosamente es muy desconfiada, demasiado! piensa mal de todo!. Me doy cuenta que miente mucho a todos a mi, a todos, y eso hizo que le perdiera confianza, pero es alguien de la familia con quien tengo que tratar a diario. Que me pueden decir sobre este tipo de personas? como tratar con ellas? En fin cualquier informacion me sera util, muchas gracias y hasta luego!!, bye!.

  3. Es un buen ejemplo, como se expresa, en ser mejores cda día, y valorar nuestros errores como acicate para desconocimiento y conducta errónea ante el diario vivir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here