Síndrome de Apnea e Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHS)

La  apnea del sueño es considerada como un trastorno respiratorio producido durante el sueño (TRS), pues es característica la presencia de ventilación insuficiente por una obstrucción parcial o total de la vía aérea mientras la persona duerme, presentando pausas en la respiración y patrones respiratorios anormales. Durante estos episodios se provocan múltiples activaciones corticales. La ventilación anormal durante el sueño se manifiesta por:

  1. Apnea. Interrupción de la respiración al menos por 10 segundos.
  2. Hipoapnea. Disminución del flujo de aire superior al 50% del flujo basal, mantenida más de 10 segundos, también conocida como RERAs (Respiratory Effort Related Arousal), son ‘despertares relacionados con el esfuerzo respiratorio’.

La prevalencia de las SAHS entre la población mundial adulta oscila entre el dos por ciento en las mujeres y cuatro por ciento en los hombres, en ambos casos incrementa con la edad.

Tanto la apnea del sueño obstructiva como la mixta, pueden estar relacionadas con: hipoxemia grave durante el sueño, somnolencia diurna e hiperventilación pulmonar, cor pulmonale (afección que causa insuficiencia del lado derecho del corazón), hipertensión sistémica, eritocitosis secundaria, arritmias cardiacas y diversas enfermedades cardiovasculares que ponen en peligro la vida.  

Alrededor del 73 % de los pacientes con insuficiencia cardíaca padecen trastornos respiratorios del sueño (TRS)

Las alteraciones nocturnas de la respiración también se manifiestan mediante ronquidos, resoplidos o jadeos. La gravedad de la apnea del sueño se especifica según la frecuencia de las alteraciones de la respiración, la fragmentación del sueño que se produce a consecuencia de las alteraciones respiratorias repetitivas y el grado de desaturación de oxígeno.

Índice de Apnea-Hipopnea (IAH)
SeveridadEpisodios x hora
LeveInferior a 15
ModeradoDe 15 a 30
GraveSuperior a 30

Apneas y problemas cognitivos

La persona que padece algún tipo de apnea suele tener alterados sus patrones de sueño nocturno, por lo que, éste no les resulta reparador, provocando que durante el día el sujeto no tenga la energía suficiente para desempeñar sus actividades cotidianas y que manifieste somnolencia diurna, de manera que llega a tener episodios de sueño en lugares y momentos inesperados, especialmente al ejecutar tareas monótonas; lo que, en ocasiones, representa un riesgo para su seguridad.

También, debido a la falta de reposo del sistema nervioso central, puede experimentar otras parasomnias; así como algunos problemas con sus funciones cognitivas, especialmente: memoria, aprendizaje, atención selectiva y sostenida. La falta de descanso también puede generar y/o ayudar a promover en los pacientes con SAHS:

  • Bajo rendimiento escolar
  • Problemas conductuales
  • Irritabilidad
  • Estados confusionales
  • Falta de control de impulsos
  • Borrachera de sueño (alteración del nivel de alerta durante la transición sueño-vigilia).
  • Cefaleas y migrañas
  • Disfunción sexual
  • Fatiga crónica
  • Problemas para sostener el estado de alerta durante la vigilia
  • Conductas tipo Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH-like)

Hay comorbilidad del 23% entre los trastornos relacionados con el sueño (TRS) y el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDHA).

Apnea Central Del SueÑo Trs Psicoactivacom

Síndrome de Apnea-Hipoapnea Pediátrico

El síndrome de apnea-hipoapnea durante la infancia puede manifestarse de manera clínicamente distinta respecto de la adultez, suelen estar presentes enuresis secundarias. Se ha observado que la hipoxia intermitente o crónica durante el desarrollo, incluso cuando las desaturaciones son pocas, genera efectos nocivos en la salud de los pequeños, por ello, la importancia de consultar con un profesional de la salud.

Los niños referidos por problemas conductuales o socioemocionales frecuentemente manifiestan somnolencia diurna excesiva.

4 Datos del SAHS Infantil

  1. Hasta 50% de niños con síndrome de Down pueden presentar SAHS.
  2. 27% de niños con discapacidad psíquica cumplen criterios para ser evaluados formalmente para detección del SAHS
  3. Hasta un 50% de los niños remitidos para evaluación por sospecha de SAHS padecen obesidad.
  4. Se ha observado que el SAHS tiene un impacto negativo en el rendimiento escolar e incluso en el comportamiento de los niños.

Sobrepeso y SAHS

Se ha identificado como principal factor de riesgo para el SAHS padecer síndrome metabólico, que implica: resistencia insulínica, dislipemia, hipertensión y obesidad; los cuales causan problemas cardiovasculares que muchas veces conducen a la diabetes. Se considera al hipotiroidismo y el tabaquismo como factores de riesgo adicionales para el SAHS.

Algunas personas que padecen obesidad, presentan síntomas de hipoventilación, puede ser una combinación del aumento de la carga mecánica impuesta al tórax por el sobrepeso y el abatimiento del impulso ventilatorio, a lo que se le conoce como Síndrome de Obesidad e Hipoventilación o Síndrome de Pickwick.

Una de las primeras recomendaciones para los que padecen algún tipo de apnea del sueño y tienen sobrepeso es reducirlo siguiendo directrices médicas, esto le supone al paciente el alivio de algunos malestares que acompañan al padecimiento, pues el sobrepeso en sí representa un importante riesgo para la salud.

Apneas y Estigmas Psicosociales

Las personas que padecen el síndrome de apnea-hipoapnea obstructiva, también suelen tener desafíos y problemas psicosociales debido a la sintomatología que presentan, pues los que les rodean, a veces pueden pensar que es por pereza, morosidad, aburrimiento, falta de interés o de capacidad, la causa de su demora u omisión al realizar algunas tareas cotidianas; por lo que se ven afectadas sus relaciones sociales.

Por todo lo anterior, puede llegar a ser un padecimiento muy incomprendido. Las personas que padecen apneas severas suelen caer en trastornos del ánimo, como la depresión, así como llegar a experimentar trastornos de ansiedad, cayendo en estados de verdadera angustia y sufrimiento emocional. Por las características de sintomatología, es común que tengan problemas de pareja, mismos que incrementan por la falta de sueño reparador de ambos en la noche.

Es importante que tengan presente los cuidadores, maestros y quienes rodean a las personas con algún tipo de apnea del sueño, que ellos tienen ‘ritmos diferentes’, por lo que es necesario  apoyarles, motivarles, ser pacientes y evitar colocar etiquetas nocivas, que dañan su autoestima y refuerzan trastornos del estado de ánimo en caso de haberlos.

Tratamiento SAHS

Ante cualquier sospecha de SAHS, es preciso realizar una exploración médica, muchas veces se requiere de un examen otorrinolaringológico y una polisomnografía (PSG), la cual mide distintos factores fisiológicos durante el sueño.

Protocolos específicos como cirugía, presión positiva continua en las vías respiratorias nasales (CPAP, Continuous Positive Airway Pressure), indicación de ortodoncia, medicamentos y tratamiento psicofarmacológico que a menudo se emplean para tratar el SAHS lo deberá prescribir el médico tratante. Pacientes, familiares y cuidadores deberán tener paciencia, apoyarse con un equipo multidisciplinar de profesionales de la salud, especialmente en el periodo de ajuste del medicamento y no descuidar el seguimiento.

La medicina biorreguladora es una terapia complementaria que ayuda con el alivio de algunos malestares que provoca y que acompañan al síndrome de apnea-hipoapnea obstructiva.

Sindrome De Apnea E Hipoapnea Obstructiva Del SueÑo (sahs)

Bibliografía

  • American Psychiatric Association (2014). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5. American Psychiatric Publishing.
  • Vallejo Ruiloba, J. (1992). Introducción a la psicopatología y a la psiquiatría. Salvat.
  • Goldman, Howard, H. (1987). Psiquiatría General. México: Manual Moderno.

Psicóloga NeuroEducativa/ Freelance. Diseño de programas y gestión del tiempo mediante el mejoramiento de habilidades y competencias. Técnicas de programación y sugestión en Nivel Alfa, de Respiración y Relajación Profunda. Promoción de estilos de Vida Saludables a través de las Tecnologías Educativas. Musicoterapia. Redacción de contenido especializado.

Deja un comentario