Broca-wernicke

El área de Wernicke es una de las áreas principales de la corteza cerebral responsable de la comprensión del lenguaje. Esta región del cerebro es donde se entiende el lenguaje hablado.

El neurólogo Carl Wernicke fue el descubridor de la función de esta región del cerebro. Lo hizo mientras observaba individuos con daños en el lóbulo temporal posterior del cerebro.

El área de Wernicke a su vez está conectada a otra región del cerebro también involucrada en el procesamiento del lenguaje conocida como área de Broca.

Cómo se descubrió el área de Wernicke

Los primeros neurocientíficos se mostraron interesados ​​en descubrir dónde se localizaban ciertas habilidades en el cerebro. Uno de los pioneros de esta investigación fue un neurólogo francés llamado Paul Broca. Durante la década de los 70, Broca descubrió una región del cerebro asociada a la producción de lenguaje hablado. Se dio cuenta que el daño a esta área generaba graves problemas en la producción del lenguaje.

Broca describió que un paciente suyo, conocido como Leborgne, podía entender el lenguaje, pero no podía hablar correctamente, sólo decir palabras aisladas y algunos que otros enunciados.

Cuando Leborgne murió, Broca examinó su cerebro y encontró una lesión en un área del lóbulo frontal. Esta área del cerebro ahora se conoce como el área de Broca y se asocia con la producción del habla.

Aproximadamente diez años después, un neurólogo llamado Carl Wernicke identificó un tipo similar de problema, en el que los pacientes afectados podían hablar pero no podían comprender el lenguaje.

Al examinar los cerebros de dichos pacientes, observó lesiones en una unión de los lóbulos parietal, temporal y occipital. Esta región del cerebro ahora se conoce como el área de Wernicke y se asocia con la comprensión del lenguaje hablado y escrito.

Localización anatómica del área de Wernicke

El área de Wernicke generalmente se ubica en la parte posterior del lóbulo temporal, aunque la localización exacta puede variar. Se encuentra con mayor frecuencia en el hemisferio izquierdo del cerebro, pero no siempre.

areas-corteza-frontal

En la parte inferior del lóbulo frontal izquierdo se encuentra el área de Broca, que controla las funciones motoras relacionadas con la producción del habla. En conjunto, estas dos áreas del cerebro nos permiten hablar e interpretar, procesar y entender el lenguaje hablado y escrito.

El área de Wernicke es la región del cerebro que contiene las neuronas motoras implicadas en la comprensión del discurso. Como generalmente se encuentra en el tercio posterior de la convolución temporal superior del hemisferio izquierdo del cerebro, está cerca de la corteza auditiva. Es por ello especialmente importante para la comprensión de los sonidos del habla y se considera el lenguaje receptivo, o el centro de comprensión del lenguaje.

Procesamiento del lenguaje

El procesamiento del habla y el lenguaje son funciones complejas para las que trabajan en común varias partes de la corteza cerebral. El área de Wernicke, el área de Broca y la circunvolución angular son las tres regiones vitales para el procesamiento del lenguaje y el habla. El área de Wernicke está conectada al área de Broca por un grupo de haces de fibras nerviosas llamado fascículo arqueado o arco fascilicus. Si bien el área de Wernicke nos ayuda a entender el lenguaje, el área de Broca nos ayuda a comunicar con precisión nuestras ideas a los demás a través del habla.

La circunvolución angular, ubicada en el lóbulo parietal, es una región del cerebro que nos ayuda a utilizar diferentes tipos de información sensorial para comprender el lenguaje.

fasciculo-arqueado

Función del área de Wernicke

El área de Wernicke básicamente nos permite entender el lenguaje hablado. Ayuda a entender el habla y nos proporciona las palabras correctas para expresar nuestros pensamientos. Las funciones principales del área de Wernicke son:

  • Comprensión de lenguaje
  • Procesamiento Semántico
  • Reconocimiento del idioma
  • Interpretación del lenguaje

Cuando hay un problema en esta área, la persona puede producir el habla, pero no puede entender el habla de los demás. Esto se llama afasia de Wernicke.

La afasia de Wernicke

La afasia de Wernicke es un trastorno del lenguaje que afecta la comprensión del lenguaje y la producción de un lenguaje significativo. Las personas con afasia de Wernicke tienen dificultades para entender el lenguaje hablado, aunque pueden producir sonidos, frases y secuencias de palabras. Si bien estas emisiones tienen el mismo ritmo que el habla normal, no son un lenguaje porque no se transmite información.

Las personas que padecen este tipo de afasia pueden producir un habla que suena natural, pero que en gran medida no tiene sentido. Este tipo de afasia también se conoce como afasia receptiva, afasia fluida o afasia sensorial. Este tipo de afasia afecta el lenguaje hablado y escrito.

Así pues, las personas con afasia de Wernicke con frecuencia pueden producir un habla que suena normal y gramaticalmente correcta, pero el contenido real de su discurso tiene poco sentido. Palabras inexistentes e irrelevantes aparecen a menudo en las oraciones que producen, pues en realidad está vacío de contenido. Se caracteriza por circunloquios, con una alta incidencia de palabras vagas, neologismos y en general una  “ensalada de palabras” sin sentido.

El área de Wernicke y su relación con el lenguaje
5 (100%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.