El apego y las experiencias tempranas influyen de forma decisiva en la personalidad del adulto

Las formas de relación que mantienen los adultos representan repeticiones de las relaciones primarias, reflejan los vínculos creados.

Para Bowlby (el primer psiquiatra en utilizar el término de apego), representa la búsqueda de la proximidad con la madre o persona cuidadora, produciéndose intensa angustia ante la separación.

La dependencia absoluta que se da en el nacimiento va mermando, pero el apego (la búsqueda de la proximidad con el otro) se mantiene a lo largo de toda la vida. Es importante, diferenciar por tanto la dependencia del apego.

La forma de realizar esa búsqueda del otro difiere en cada persona. Ya en la infancia se establece una forma de relación con el otro.

Tipos de apego

Existen cuatro tipos de apego:

Apego seguro

Los bebés exploran de forma activa mientras están solos con la figura de apego, y pueden intranquilizarse visiblemente cuando los separan de ella. A menudo el bebé saluda a la figura de apego con afecto cuando regresa, y si está muy inquieto, tratará de entrar en contacto físico con ella. Estos bebés son sociables con extraños mientras la madre está presente.

Apego ambivalente

Los bebés tratan de mantenerse cerca de la figura de apego y exploran muy poco mientras ella está presente. Se inquietan mucho cuando ésta se marcha, pero cuando regresa su reacción es ambivalente: permanece en su cercanía, pero pueden resistirse al contacto físico con ella mostrándose molestos por el abandono. Se muestran sumamente cautelosos con los extraños, aún en presencia de la figura de apego.

Apego evitativo

Expresan poco malestar cuando son separados de la figura de apego y generalmente rehúyen de ella cuando regresa aunque ésta trate de ganar su atención. Suelen ser sociables con los extraños pero pueden ignorarlos de la misma forma en que evitan a su figura de apego cuando regresa.

Apego desorganizado/desorientado

Es una combinación de los patrones de apego resistente y apego evasivo. El bebé puede mostrarse confuso permaneciendo inmóvil o acercarse para luego alejarse de forma abrupta a medida que la figura de apego se aproxima.

Igual que los infantes escapan de las situaciones u objetos alarmantes buscando la seguridad en una persona u objeto/situación, también los adultos reaccionan buscando esa seguridad ante situaciones que entienden como peligrosas. La angustia ante la pérdida o la separación, se da en los humanos por el hecho de serlo, ya que nos vinculamos. Somos seres sociales.

Según Melanie Klein, las experiencias tempranas de frustración y gratificación desempeñan un papel fundamental en la dinámica interna del niño. Según Klein existen varios tipos de angustias (posiciones), una caracterizada por el miedo de persecución, a que le ataquen o dañen y otra caracterizada por el miedo a la pérdida y la culpa.

Esto, tanto una como otra forma de angustia esta en relación con el otro, porque nos dañen o dañarles o perderles.

Los roles de cuidador y cuidado

Las formas de relación según los roles complementarios incorporados, responden a formas de relación, esto es, si una persona se comporta como CUIDADOR en otro como CUIDADO.

PROTECTOR

PROTEGIDO

CONTENEDOR

CONTENIDO

REFORZADOR

AUTÓNOMO Y SEGURO

SOBREPROTECTOR

DEPENDENCIA FUSIONAL

IDEALIZADO

DESPRECIADO

ACTIVO

PASIVO

CRÍTICO

DEVALUADO

INCOMPETENTE

NECESITADO

DEPENDIENTE

MADURO FORZADO

EXPLOTADOR

SUMISO, CABREADO

La gran mayoría de funcionamientos relacionales que hemos adquirido, se establecen a medida que se forman los hábitos sociales. La revisión de nuestras relaciones interpersonales para poder transformarlas en salud y vínculos amorosos sanos, es fundamental.

Tomar conciencia de la forma en que nos relacionamos con las demás personas, y a su vez, a la forma en la que nuestros primeros años de vida nos marcaron.

No obstante tomar conciencia supone movilizar emociones y sentimientos pasados relacionados  con nuestros vínculos disfuncionales. Es muy probable que, cuando nos sintamos atrapados o amenazados incidamos en viejas pautas que llevamos ejercitando continuamente desde nuestra infancia.

Psicóloga Itxaso Martínez Cubillos

Apego y formas de relación
5 (100%) 1 voto