La necesidad de amar y ser amado

Los sitios para conseguir una pareja pueden ser tan variados como las diversas formas de interacción que establecen las personas: el parque, la iglesia, la escuela, una fiesta, un velorio, un incidente de tránsito o ¿por qué no? el trabajo.

Donde se conjuntan la sexualidad humana, la necesidad de amar o de ser amados, el experimentar un aventura, el tentar a lo prohibido, el iniciarse en las redes del amor, en fin, tener una relación de pareja en el trabajo, tiene sus consecuencias positivas o negativas como todas.

¿Cómo empieza la relación?

Muchas son las formas en como una pareja se conoce y se une; las diferencias, las semejanzas, la proximidad, el trato continuo, el ser complementario, el trabajar en equipo, el tiempo excesivo que se pasa en una oficina, el tentar a lo prohibido, el hacerse el día más agradable, el completar lo que no se tiene en casa o con la pareja oficial, en fin, la gama es impresionante. Van del mutuo acuerdo, el convencimiento o hasta la presión hostigante del acoso en los casos más extremos y desagradables.

En muchas ocasiones no se tienen contempladas las mismas expectativas de vivir juntos en pareja, pues bien podrían tratarse de relaciones más de conveniencia, lúdicas, pasionales o complementarias únicamente. Sin embargo, generan el mismo desgaste emocional que una relación fuera de este contexto.

La combinaciones son tan bastas como las parejas existentes, en unas puede tratarse de un secreto a voces: el jefe con la secretaria, los compañeros que realizan su trabajo juntos y andan todo el día en convivencia, un empleado(a) menor categoría con la/el jefe(a), los que buscan un pretexto para pasar la mayor parte del tiempo al lado del otro, los que se necesitan mutuamente para realizar algún proceso de producción, pasan a la lista también las menos probabilísticas, el presidente de la empresa con alguna persona de mensajería o de intendencia, en fin, cada una de ellas podría ser un caso único.

Cupido hace su presencia muchas veces sintiendo aversión o rechazo por la persona y posteriormente se le ve el lado positivo, cuando se sienten atraídas. Las parejas en el trabajo, pueden interferir los objetivos de la empresa, por eso en algunas ocasiones desde la firma de la contratación se les hace ver esta restricción a los empleados, lo cual a veces funciona para alejarlos o intentar no obstante los riesgos.

Consecuencias positivas del amor en el trabajo

En la parte de lo positivo, motiva a las personas a no faltar, ser más creativo, eficiente, productivo, estar de mejor humor, hacer más llevadera la carga cuando se trata de trabajos rutinarios o cargados de mucho stress. En el caso de los empleados responsables, contagian a los demás de optimismo y ganas de vivir, viéndoseles en general de buen humor, ponen su granito de arena a fin de lograr los objetivos de la empresa. Colaboran a hacer un clima organizacional más positivo y pueden estar más satisfechos con su trabajo y por su puesto con su relación.

Los romances en la oficina, pasan por el enamoramiento común entre las relaciones de la vida cotidiana, al mismo tiempo por arriesgarse a tener intimidad dentro de las instalaciones, lo cual puede ir desde un simple roce de labios, un beso apasionado, hasta voltear de cabeza la oficina terminando en una relación sexual.

Consecuencias negativas

Si la situación que viven los miembros implicados es de conflicto, entonces la dinámica de la propia pareja, es capaz de influir de forma negativa no solo entre ellos mismos, sino entre los compañeros de trabajo, pudiendo llegar al terreno de la vida familiar de ambos, todo ello también en detrimento de la empresa.

Si existe un beneficio abierto hacia alguna persona, no tardan en salir las murmuraciones, los rumores, los celos, la envidia, pudiendo llegar hasta el cambio de plaza o el cese del contrato por presiones externas o internas de los implicados u otros terceros. Si se trata de personas con cierto poder, pueden bloquear los procesos productivos de la pareja con tal de hacer sentir, su fuerza abierta o veladamente, por supuesto en detrimento de la empresa. Todo ello, sin contar el gasto interno en recursos humanos (ocupar tiempo para contar lo sucedido a los compañeros o perder el tiempo en estar transmitiendo rumores, chistes, etc.) y materiales (uso de Internet o intranet, autos utilitarios de la empresa, celulares, teléfonos, papelería, pc’s u otros recursos de la empresa para bloquear al otro). Invertir tiempo en darle rienda suelta a la relación, descuidando el trabajo (faltar, dejar las actividades pendientes o incompletas por estar con la persona amada).

Todo ello sin contar las diversas situaciones de acoso sexual u hostigamiento cuando alguien no quiere seguir una relación o desea abandonarla y por supuesto la otra persona se niega a dejarla en paz, dentro o fuera de la oficina.

Sexualidad y trabajo

A pesar de las restricciones de algunas empresas para regular la sexualidad en el trabajo, las relaciones entre compañeros seguirán existiendo a pesar de las consecuencias que les genere.

Sugerencias para el cambio

  • Medir las consecuencias: positivas o negativas que puede tener una relación.
  • Si se trata de una relación complementaria o una aventura, medir las consecuencias laborales o familiares que tendría el ser descubiertos.
  • Analizar la historia personal, para decidir la continuidad de la relación y en su caso poder planear objetivos de pareja hacia delante de forma conjunta.
  • En caso de arriesgarse, actuar de forma discreta con el fin de evitar chismes o murmuraciones que desgasten la imagen de ambos.
  • Tener todas las precauciones posibles con el fin de evitar ser descubiertos “in fraganti”, auque algunas personas les gusta tentar el riesgo y el peligro el cual les genera un ingrediente de excitación adicional a la relación.
Compartir
Juan Antonio Barrera Méndez

Psicólogo egresado por la Universidad Autónoma Metropolitana con una trayectoria de 20 años en terapia e investigación. Especialista certificado en terapias de aplicación de Campo Electromagnético que favorecen el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Director y Fundador de Atención y Tratamiento Psicológico

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here