mujer-emociones

La amígdala, es un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en la profundidad de los lóbulos temporales. La amígdala forma parte del sistema límbico, y su papel principal es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

¿Qué relación tiene la Amígdala con las emociones?

Es la responsable de que podamos escapar de situaciones de riesgo o peligro.

La amígdala parece tener relación en el manejo de nuestras emociones, así como en otros procesos psicológicos básicos, como el aprendizaje y la memoria.

La amígdala es como un interruptor que conmuta aquellos sentimientos que nos arrebatan la razón en los momentos de tensión.

El secuestro por la amígdala es un término acuñado por el psicólogo Daniel Goleman (autor e investigador en el campo de la inteligencia emocional), que hace referencia a una explosión emocional que sobrepasa los límites emocionales habituales en el individuo. No estamos hablando de ningún trastorno psicológico, sino de un episodio de alta emocionalidad que llega a anular la capacidad de la persona para pensar con claridad, de manera que actúa totalmente cegado por sus emociones, secuestrado por su estado de alta activación emocional.

sistema-limbico

La amígdala guarda y maneja nuestras emociones más irracionales. Se encarga de regular las sensaciones. La amígdala nos ayuda a buscar la estrategia necesaria para solventar una situación de estrés, miedo o peligro y nos da una visión equilibrada de lo que sucede a nuestro alrededor. En definitiva, es la parte del cerebro que permite que no nos dejemos llevar por el pánico y la ansiedad.

La amígdala prepara una reacción emocional ansiosa e impulsiva, pero otra parte del cerebro se encarga de elaborar una respuesta más adecuada. El regulador cerebral que desconecta los impulsos de la amígdala parece encontrarse en el extremo de una vía nerviosa que va al neocórtex, en el lóbulo prefrontal. El área prefrontal constituye una especie de modulador de las respuestas proporcionadas por la amígdala y otras regiones del sistema límbico, permitiendo la emisión de una respuesta más analítica y proporcionada.

Conclusiones

Las emociones son importantes para el ejercicio de la razón. Entre el sentir y el pensar, la emoción guía nuestras decisiones, trabajando con la mente racional y capacitando o bloqueando irracionalmente al pensamiento.

No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

La Amígdala, reguladora de las emociones
4.5 (90%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.