Aforismos terapéuticos
Aforismos terapéuticos

El sentido de los aforismos es crear una sintonía con la persona que tiene un problema. Es un tipo de lenguaje evocador con frases de la vida, que permiten despertar en nuestro interior sensaciones vívidas e intensas con el fin de provocar cambios en las personas que las escuchan o leen.

Pueden hacer emerger en la persona las resistencias y barreras emotivas y cognitivas, debido a que, aunque parecen inocuas en un principio, logran inducir a percepciones concretas que recaen en reacciones específicas, pues la persona se ve inducida a analizar intelectualmente el significado de una declaración y percibe el aforismo como un destello de inteligencia brillante.

Aforismos reveladores

En este mundo hay dos tragedias. Una es no conseguir lo que se desea, y la otra, conseguirlo. La última es la peor. O. Wilde.

La vida es breve; el arte largo; la ocasión fugitiva; la experiencia falaz y el juicio difícil. Hipócrates.

El límite de cualquier placer, es un placer mayor.

No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el tiempo. E. M. Cioran.

Sólo es posible estar solo, si sabes que alguien suspira por ti.

El pájaro que ha quedado apresado en una zarza empieza a temer, con las alas temblorosas, cualquier zarza que ve. W. Shakespeare.

El miedo es la incertidumbre en busca de seguridad. J. Krishnamurtri

El timorato ignora lo que es estar solo: detrás de su sillón siempre hay un enemigo. F. Nietzsche.

El insomnio es una lucidez vertiginosa que convertiría el paraíso en un lugar de tortura. E. M. Cioran.

Nadie puede vivir sin placer. Santo Tomás de Aquino

El placer tiene razones que la razón ignora. J. S. Cherbulier.

Para usted que ya no la tiene, la libertad es todo. Para nosotros que sí, es meramente una ilusión. E. M. Cioran.

Nada puede curar el alma, excepto los sentidos. O. Wilde.

Entre el sentido de culpabilidad y el placer, siempre gana el placer. F. Nietzsche.

No hay malas compañías, sino personas corrompibles.

Puedo resistirlo todo, excepto la tentación. O. Wilde.

¿Qué es el placer sino un dolor extraordinariamente dulce? H. Heine.

Podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos. Emil Michel Cioran.

Pecar nos hace libres.

La glotonería es un refugio emotivo: es la señal de que algo nos está devorando. Príncipe de Vries.

Un amor no vivido es mucho más intenso precisamente por no haberse hecho realidad. Un a mor vivido puede terminar, pero uno no vivido no, puesto que no se ha consumado.

Es difícil amar de forma tan desinteresada como para alimentar el amor sin querer ser alimentado. L. Wittgenstein.

Todo hombre sueña ser Pigmalión de su mujer, porque así crea la ilusión de ser el único.

Te he inventado como tú me has inventado a mí. Nos necesitamos en uno al otro. P. Éluard.

Para una mujer no es importante ser la primera sino la última. O. Wilde.

Nunca perdonaremos a quien nos ama las renuncias que hacemos en nombre de su amor.

En cualquier caso, estás atrapado: si te parece hermosa no será sólo tuya y si es fea pagarás por todos los demás. Sócrates.

El amor en el crepúsculo: la luz se empaña, los colores se difuminan, los perfumes se atenúan, los sonidos se apaciguan. La muerte acecha.

Hemos sido la feliz conjunción de dos corrientes de agua, luego cae una lluvia gélida y nos dispersamos.

Cada persona contiene dentro de ella el infierno y el paraíso. O. Wilde.

Algunas madres necesitan tener hijos infelices, pues de otro modo su bondad maternal no puede manifestarse. F. Nietzsche.

De lo único que no somos responsables es de nuestra familia.

Los padres no se eligen, se padecen.

El hombre es fuego y la mujer estopa, entonces viene el diablo y sopla. M. Cervantes.

Desde siempre el demonio asusta pero al mismo tiempo atrae.

El amor: el más sublime de los autoengaños, nos enamoramos de eso que “vemos” en el otro.

El amor en estado puro es el no correspondido.

Las cosas que no he dicho pululan en mi interior como fantasmas lastimeros. A. Polgar.

Estamos todos en el fondo de un infierno donde cada instante es un milagro. E. M. Cioran.

Nací débil y enfermo: le costé la vida a mi madre y mi nacimiento fue la primera de sus desgracias. J. J. Rousseau.

Vivo únicamente porque puedo morir cuando quiera. Sin la idea del suicidio, si no fuera por la posibilidad del suicidio, ya me habría matado. E. M. Cioran.

Vago a través de los días como una puta en un mundo sin aceras. E. M. Cioran.

Eres como una tetera en el fuego que ha consumido todo el agua, pero el fuego sigue quemando.

A nadie le ha sido concedido evitar la peor de las compañías, la suya propia.

Soy una marioneta rota con los ojos vueltos… hacia adentro.

La misma dificultad de vivir puede convertirse en lo único que mantiene vivos a algunos individuos. A. Polgar.

Al ver una nube, cualquiera puede ver monstruos dentro. No puedo borrar las nubes, pudo pensar que éstas se forman con mi imaginación, pero siguen siendo nubes y monstruos.

Todas las cosas de mi vida son como las nubes: van y vienen, se deshacen, se disuelven.

De todas formas acabaremos por ser polvo en el viento.

Cuanto menos esperanzas tenemos, más orgullosos nos sentimos, hasta el punto orgullo y desesperación se desarrollan a la vez. E. M. Cioran.

No creo haber perdido una sola ocasión de estar triste. Mi vocación de hombre. E. M. Cioran.

Pecaminoso es el estado en el que nos hallamos, independientemente de la culpa. F. Kafka.

Tanto en el sufrimiento como en la alegría se está siempre solo.

Somos dos abismos: un pozo mirando fijamente al cielo. F. Pessoa.

Si no actúas, eres culpable por no actuar; si actúas, eres culpable por no actuar como deberías.

Para las personas que no se aprecian a sí mismas, el éxito vale cero y el fracaso el doble.

Estamos unidos con hilos invisibles a nuestros temores. Somos el títere y el titiritero, víctimas de nuestras expectativas. G. S. Rawling.

El mido es lo que más miedo me da. M. de Montaigne.

Llevo siempre conmigo una mínima preocupación que me hace ver y buscar peligros incluso allí donde no existen. Esto hace crecer hasta el infinito en mi interior la mínima adversidad y me dificulta de manera extrema con los otros seres humanos. S. Kierkegaard.

Una enfermedad imaginaria es pero que una enfermedad. Proverbio yiddish.

Contra la obsesión de la muerte, los subterfugios de la esperanza se revelan tan ineficaces como los argumentos de la razón. E. M. Cioran.

… Como cuando uno huye del león y se topa con un oso o, a entrar en casa, apoya la mano en la pared y le muerde la serpiente… Libro de Amos.

A continuación puedes seguir este enlace para ayudar en la siguiente fase del proceso, con AFORISMOS PARA EL REFUERZO Y APOYO de conductas más adaptativas.

Frases célebres de psicología

Aforismos terapéuticos para revelar sentimientos y pasiones
Vota este artículo!

  • en sierta manera me siento identificada, yo constante mente me deprimo y siento un gran dolor muy en el fondo de mi y no re cuerdo el por que. siento mucho coraje en mi misma.