El término acinetopsia o akinetopsia proviene de las palabras griegas akinesia (ausencia de movimiento) y opsis (ver). Fue introducido poco antes de 1991 por el neurobiólogo británico Semir Zeki para nombrar un déficit selectivo de la capacidad de percibir el movimiento.

La Acinetopsia también es conocida como ceguera de movimiento, y se trata de un trastorno neuropsicológico en el que un paciente no puede percibir el movimiento en su campo visual, a pesar poder ver objetos estacionarios sin problema. Hay diferentes grados de acinetopsia: desde ver el movimiento como un carrete de cine hasta la incapacidad de discriminar cualquier tipo de movimiento. Actualmente no existe un tratamiento o cura efectivo para la acinetopsia.

Tipos, signos y síntomas de la ceguera del movimiento

La acinetopsia se puede separar en dos categorías según la gravedad del síntoma y la cantidad que la ceguera que afecta al paciente.

Acinetopsia fina o discreta

En estos casos el movimiento se percibe como un carrete de cine o una fotografía de exposición múltiple. Este es el tipo más común de acinetopsia y muchos pacientes consideran este tipo de visión estroboscópica como una enorme molestia. Esta acinetopsia a menudo se produce con imágenes residuales que se dejan en cada fotograma del movimiento.

La fisiopatología de este tipo de acinetopsia no se conoce, pero se ha formulado la hipótesis de que se debe a la activación inapropiada de los mecanismos de supresión fisiológica del movimiento que normalmente se utilizan para mantener la estabilidad visual durante los movimientos oculares (por ejemplo, supresión sacádica).

Acinetopsia macroscópica

La acinetopsia gruesa es una alteración extremadamente rara. Los pacientes tienen ceguera de movimiento profunda y enormes problemas para llevar a cabo las actividades de la vida diaria. En lugar de ver la visión como un carrete de cine, estos pacientes tienen problemas para percibir el movimiento en su totalidad. La mayor parte de lo que se sabe sobre esta condición extremadamente rara se aprendió a través del estudio de caso de un paciente, LM. Describió que verter una taza de té o café era difícil “porque el líquido parecía estar congelado, como un glaciar”. Ella no sabía cuándo dejar de verter, porque no podía percibir el movimiento del líquido li aumento del mismo en la taza. LM y otros pacientes también han expresado tener problemas para seguir las conversaciones, porque los movimientos de los labios y las expresiones faciales cambiantes se perdieron. LM declaró que se sentía insegura cuando más de dos personas caminaban por la habitación: “la gente de repente estaba aquí o allá pero no los había visto moverse”. El movimiento se deduce al comparar el cambio en la posición de un objeto o persona. LM y otros afectados han descrito que cruzar la calle y conducir automóviles es casi imposible.  LM para hacer frente a estos problemas, entrenó su audición para poder estimar la distancia de los objetos en movimiento.

akinetopsia

Causas

Las causas de acinetopsia pueden ser: la interrupción del área cortical que se halla en la zona central del lóbulo temporal, puede aparecer como efecto secundario a ciertos fármacos antidepresivos, también puede ser causado por un infarto cerebral o por ciertas cirugías craneales. En algunos casos, la acinetopsia puede desaparecer cuando cesa el tratamiento de antidepresivos o mediante cirugía cerebral.

Un cambio en la estructura del cerebro (generalmente lesiones) es capaz de alterar el proceso psicológico de la comprensión de la información sensorial, en este caso la información visual. La alteración solo el movimiento visual es posible debido a la separación anatómica del procesamiento de movimiento visual de otras funciones. Al igual que la acinetopsia, la percepción del color también se puede alterar selectivamente como en el caso de la acromatopsia (también llamada monocromatismo), que es una enfermedad congénita y no progresiva que consiste en una anomalía de la visión a consecuencia de la cual sólo son percibidos los colores blanco, negro, gris y todas sus tonalidades.

Hay una incapacidad para ver el movimiento a pesar de la agudeza espacial normal. Otras funciones intactas incluyen la percepción del espacio visual y la identificación visual de formas, objetos y caras. Además de la percepción simple, la acinetopsia también altera las tareas visomotoras, como alcanzar objetos y atrapar objetos. Al realizar tareas, la retroalimentación del propio movimiento parece ser importante.

Lesiones cerebrales

La acinetopsia puede ser un déficit adquirido por lesiones en el lado posterior de la corteza visual (área V5). Este tipo de lesiones más a menudo causan acinetopsia macroscópica. Las neuronas de la corteza temporal media responden a estímulos móviles y, por lo tanto, es el área de procesamiento de movimiento de la corteza cerebral. En el caso antes expuesto de LM, por ejemplo, la lesión cerebral fue bilateral y simétrica, y al mismo tiempo lo suficientemente pequeña como para no afectar otras funciones visuales. Se ha informado que algunas lesiones unilaterales también afectan la percepción del movimiento. La acinetopsia a través de las lesiones es rara, ya que el daño al lóbulo occipital generalmente altera más de una función visual.

areas-visuales-cerebro

Antidepresivos

La acinetopsia puede desencadenarse con altas dosis de ciertos antidepresivos y la visión vuelve a la normalidad una vez que se reduce la dosis.

Te puede interesar: ¿Qué son los psicofármacos? Tipos y función

Alucinógenos

El consumo habitual de drogas alucinógenas también puede provocar un trastorno grave de la percepción e incluso ceguera de movimiento, aunque la menos severa, la acinetopsia fina.

El aura de la migraña

La migraña es un dolor fuerte de cabeza que afecta, generalmente, a un lado o una parte de ella y a menudo va acompañado de náuseas y vómitos. Puede presentar síntomas muy variados. Los más frecuentes son de tipo neurológico, gastrointestinal y sensitivo.

El aura es un fenómeno principalmente de origen visual, aunque no exclusivamente, que aparece unas horas o minutos antes del ataque. Es como un aviso de la llegada inminente del dolor. Son episodios transitorios y de duración variable, que suele durar entre cuatro y 60 minutos. Parece ser debido a las pequeñas contracciones de los vasos antes de la dilatación como respuesta. Durante estas contracciones, el aporte de sangre a algunas zonas del cerebro disminuye de manera transitoria; pero es suficiente para que aparezcan los signos característicos de este estado. Es esa disminución del riego lo que produce la aparición de: síntomas visuales, como puntos, destellos, rayos, imágenes fraccionadas o como en mosaico, disminución del campo visual… siendo estos los signos de aura más frecuentes y acinetopsia.

Estimulación magnética transcraneal

La acinetopsia fina o discreta se puede inducir de forma selectiva y temporalmente mediante estimulación magnética transcraneal (EMT) del área V5 de la corteza visual en sujetos sanos. Se realiza en una superficie de 1 cm² de la cabeza, que corresponde en la posición al área V5.

Enfermedad de Alzheimer

Además de los problemas de memoria, los pacientes de Alzheimer pueden sufrir diversos grados de acinetopsia. Esto podría contribuir a su marcada desorientación. Si bien Pelak y Hoyt han registrado un caso de Alzheimer, todavía no se ha investigado suficiente sobre el tema.

Referencias

Zihl, J., Cramon , D., Mai , N. (1983). Alteración selectiva de la visión del movimiento después del daño cerebral bilateral. Brain, 106, 313 – 340.

Zeki, S. (1991). Acinetopsiacerebral (ceguera de movimiento visual). Brain, 114, 811 – 824.

Acinetopsia o ceguera del movimiento, la vida en fotogramas
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.