El abuso sexual a niños es una gran lacra para todas las sociedades. Se trata de un tipo de agresión física y emocional que solo los humanos llevamos a cabo con nuestros pequeños, algo totalmente despreciable. Además, y por desgracia, muchos de estos abusos ni siquiera salen nunca a la luz, por lo que el número real de estas atrocidades es mucho mayor del que se reconoce, y esto es debido a diversas razones:

  • Los niños sienten mucho temor de informar el trauma que sufrieron, por vergüenza, por reprimir lo desagradable, por temor y miedo. Sienten temor por el agresor y por temor que sus padres al sentirse llenos de odio, resentimiento y dolor tomen venganza contra la persona que padece de Pedofilia.
  • Los padres muchas veces ocultan esto, para proteger a sus niños del mundo cruel que se presentan, con los comentarios mal intencionados de amiguitos, y que lleguen a señalar al niño la comunidad en general como alguien anormal y en parte este punto de vista es comprensible.
  • El informe legal para comprobar el abuso físico del niño, es traumático y muchas veces las personas encargados de llevarlo a cabo no reúnen las condiciones profesionales para llevarlo a cabo. Además el examen medico es a veces poco delicado y todo esto hace que el niño se sienta traumatizado y no se sienta igual a otros niños, que no han padecido estos inconvenientes. En un gran numero de casos no hay indicios de abuso sexual, pero muchas veces se puede detectar por parte del medico, viendo los genitales y el recto.

La problemática se debe esclarecer, para que el abuso no se vuelva a presentar. Puede aparecer un gran daño psicológico, emocional y físico en el niño con el trascurso del tiempo.

Esto trae como consecuencia que tanto los niños como adolescentes después del abuso sexual se sienten deprimidos, angustiados, y con baja autoestima.

El problema de abuso sexual en niños, se ha comprobado que hay un mayor numero de casos dentro de los mismos familiares (padre, padrastro, tío, primos), esto se ve frecuentemente en la consulta; o puede existir desde el mundo exterior (un amigo de la familia, la empleada domestica, maestros, sacerdotes, desconocidos)

Por lo general las personas que quieren seducir al niño, lo cortejan, se hacen amigos de sus padres, se ganan toda la confianza, dan regalo a los niños, dinero, les prestan los carros y muchas veces lo más triste de todo esto es que los inducen en las drogas, ya que es la única forma de tener acceso a ellos, con las consecuencias graves para los niños y adolescentes y para la familia en general. Por estas razones los padres deben ocupar siempre el puesto de ser los verdaderos amigos de sus hijos y tratar de explicarle cuando alguien los seduce con lo anteriormente mencionado y tratar de cubrir las necesidades económicas del niño para que este haga caso omiso de otras personas que van a ganarse su afecto, por el solo hecho de hacerle daño psicológico, físico y emocional.

No existe el primer niño ni adolescente que yo conozca que ha sido abusado sexualmente, que se encuentre apto desde el punto de vista psicológico, para hacerle frente a este problema sexual. Aquellos niños muy pequeños, que todavía no saben con claridad que es una actividad sexual y no conocen de su maldad, desarrollan conflictos por su incapacidad de una respuesta adecuada al abuso sexual.

Los niños mayores de cinco años que de alguna manera saben quien es el agresor, ya que es una persona conocida y sienten cariño hacia esa persona, llegan a la conclusión que las actividades sexuales son desastrosas. Si el niño de alguna forma trata de no seguir siendo victima del que abusa sexualmente de él, la persona puede presionarlo, manipularlo, agredirlo o quitándole el afecto.

Aquellos niños que son victimas de abuso sexual continuo, tiene una pérdida en su autoestima, se siente poca cosa y desarrolla hacia el sexo una idea no normal del mismo.

Muchos niños que han pasado por esta pesadilla les cuestan mucho trabajo establecer relaciones interpersonales optima con otras personas y muchas veces para relacionarse debe existir el componente sexual.

Muchos niños que han sido abusados sexualmente pueden llegar cuando son adultos, a abusar de otros niños (hacer a otros, lo que le hicieron a ellos, esta es una de las causas de la conducta sexual desviada), pueden llegar a ser promiscuos, dedicarse a la prostitución, drogadicción o tener serios problemas de personalidad.

Comportamientos de los niños abusados

  • El niño puede encerrarse dentro de sí mismo, con tendencia al aislamiento ya sea de sus amigos, familiares, la sociedad.
  • Perder la confianza en los adultos, en caso de ser abusado por un adulto, o por las personas en general.
  • Problemas con el sueño, para dormir, pesadillas, temores nocturnos.
  • Pensar en suicidarse.
  • Tener mucho interés por el sexo o por el contrario rechazar todo lo que sea sexual.
  • Depresión.
  • Puede convertirse en tratar de ser siempre seductor, y buscar actividad sexual.
  • Puede no querer asistir a la escuela o ha otros sitios donde le recuerden el daño ocasionado.
  • Llegar a la delincuencia, promiscuidad, prostitución.
  • En los tratamientos psicológicos puede mostrar su problemática por medio del dibujo, la terapia de juego.
  • Tener fantasías y pensamientos sexuales, lo que afectara su rendimiento escolar.
  • Puede mostrar irritabilidad, agresividad.
  • Se puede sentir una persona no pura, sino por el contrario sucia.
  • Puede hasta llegar a pensar que su cuerpo no es sano, sobre todo sus genitales.
  • Ganas de venganza de su agresor.
  • Odio, rabia, resentimiento contra la persona que le ha hecho daño.
  • Otra serie de comportamientos graves.

Por todas estas razones es que propongo un diálogo profundo y afectuoso con su hijo. Que este no sienta unos padres perseguidores, ni que tomaran venganza o pondrán la seguridad tanto de ellos como de sus hijos en juego. Esta es la única manera para que los niños y los adolescentes puedan expresar sus temores y de esta forma los padres puedan ayudar a sus hijos. De esta forma el niño puede expresar todo lo que tiene reprimido, que le hace mucho daño, hacer una catarsis, y de esta forma sería el primer paso para su curación.

Nunca los padres deben recriminar o culpar a sus hijos, deben explicarle que lo ocurrido fue en caso de niños muy pequeños, por su indefinición ante el adulto, por descuido de los padres en algunos casos, como no estar informados y preparados para el abuso sexual. Y si son más grandes también decirles lo anteriormente citado, explicándoles los peligros de la vida y sus consecuencias, pero nunca tomar represalias con sus hijos, esto seria demasiado traumático. Ya que aparte de haber sufrido un abuso se suma no encontrar comprensión por parte de sus seres más queridos.

Además se hace necesaria la visita al medico y la ayuda psicológica.

Cómo prevenir el abuso sexual en niños y adolescentes

  • Decirle a sus hijos desde muy pequeños, que si alguna persona extraña o familiar trata de tocarle el cuerpo, los genitales, acariciarlos, besarlos, de una manera no adecuada no dejarse y contar todo a sus padres, que no pasara nada, solamente se tratara de cuidarlos mas.
  • Decirle que deben entrar solos a los baños en el colegio o en otros sitios, evitar entrar con compañeritos.
  • Hay que tratar de incrementar programas de educación sexual y de prevención contra el abuso sexual.
  • Evitar ver revistas pornográficas.
  • No aceptar regalos, dinero, dulces, etc, sin el consentimiento de sus padres.
  • Deben decirles que respetar a las personas mayores es importante, pero que hay personas mayores, mal intencionadas, a las cuales no deben obedecer ciegamente. Hay que decirles que muchas veces no tiene que hacer todo aquello que los adultos, maestros, sacerdotes, etc, les diga que hagan.
  • Que aprendan a diferenciar lo bueno de lo malo.

Factores que deben tener en cuanta los padres

  • Creer en lo que le digan los hijos.
  • Crear un clima de confianza, dialogo, respeto y amor.
  • Tomar todas las precauciones en el cuidado de sus hijos.
  • Dejar a los hijos donde personas muy conocidas, por ejemplo, la abuela, la tía, etc, si por alguna razón es importante e indispensable trabajar.
  • En caso que la mujer se pueda dar el gusto de cuidar a sus hijos y es una madre sana, seria la mejor opción.

Todos los niños y adolescentes que han sufrido abuso sexual, deberían buscar ayuda psicológica, tanto ellos como sus padres. Ya que estos tratamientos pueden reducir en un gran porcentaje los grandes problemas sexuales, cuando se es adulto.

Lilian Chartuni

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here