victor-hugo

Víctor Hugo (1802-1885) fue un poeta, novelista y dramaturgo francés. Es considerado uno de los más grandes escritores franceses que marcaron la historia de la literatura francesa del siglo XIX. Fue también una personalidad política y un intelectual comprometido.

Víctor Hugo contribuyó en gran medida a la renovación de la poesía y el teatro. Fue admirado por sus contemporáneos y aún lo es por muchos autores modernos. Hoy hemos querido traerte esta interesante recopilación de sus mejores frases célebres.

Citas célebres de Víctor Hugo

Cambia tu opinión pero mantén tus principios. Cambia tus hojas, pero mantén tus raíces.

Quien siempre me insulta, jamás me ofende.

El cuerpo humano es sólo apariencia y esconde la verdadera realidad. La realidad de lo que somos es el alma.

Poner todo en equilibrio es bueno, poner todo en armonía es mejor.

La verdad es similar al sol. No se deja ver pero lo hace ver todo.

¡Vamos, atreveos!, sólo así se logra el progreso.

La belleza tiene solo un tipo, el feo tiene como mil que son de su tipo.

En el momento en que el amor es feliz, el alma toma el rumbo a la dulzura y a la bondad.

Pensar en sombras en un pensamiento serio.

No hay ejército que pueda detener la fuerza de una idea cuando llega a tiempo.

El amor abre un paréntesis que el matrimonio cierra.

Al castigar a un inocente damos nacimiento a un malvado.

Los animales pertenecen a Dios. La bestialidad pertenece al hombre.

La felicidad suprema en la vida es tener el conocimiento de que eres amado por ti mismo, o más exactamente, amado a pesar de ti mismo.

frases-victor-hugo

Imputar la revolución al género humano es imputar la marea a las olas.

Amor es un ardiente olvido de todo.

Salvar la civilización es salvar la vida de un pueblo.

El mundo no es conducido ni arrastrado por las máquinas, sino por las ideas.

Ser bueno es cosa fácil, ser justo es lo difícil.

El sufrimiento es digno de respeto. La sumisión es despreciable.

La melancolía es la felicidad de estar triste.

Inspiración y genio podría decirse que son la misma cosa.

El porvenir es mucho más de los corazones que de las mentes. Amar, eso es lo único que puede ocupar y colmar la eternidad. El infinito precisa de lo inagotable.

Donde lo único que se encuentra es una mañosa astucia, existe necesariamente la mezquindad. Cuando se dice astuto se está diciendo mediocre.

La primera justicia es la conciencia.

El día en que de la mujer que te pasa por delante se desprende luz al andar estás perdido, estás enamorado. Ya sólo te queda una cosa por hacer, pensar en ella con tanta fijeza que no le quede más remedio que pensar en ti.

El amor tiene infantilismos; las demás pasiones, pequeñeces. ¡Avergoncémonos de las pasiones que hacen al hombre pequeño! ¡Honremos a las que lo hacen niño!

No hacer nada hace dichosos a los niños y desgraciados a los ancianos.

El gato fue hecho por Dios para que el hombre pudiera experimentar el placer de acariciar un tigre.

Con la música se logra expresar eso que no puede pronunciarse en palabras pero que tampoco se puede callar.

El presidio hace al presidiario.

Juzgaríamos con mucha más certeza a un hombre por lo que sueña que por lo que piensa.

Amigos míos, tened presente lo siguiente: No hay ni hombres malos ni hierbas malas, tan sólo hay malos cultivadores.

frases-victor-hugo

Es una cosa rara la ligereza con que los hombres malos piensan que todo les va a salir bien.

¿Qué es la historia? Un eco del pasado en el futuro.

Arribistas y burgueses, que tras ellos sacan la escalera dejando abajo al pueblo.

El amor guarda semejanza con el árbol, se inclina por la fuerza de su propio peso, se arraiga de forma profunda muy adentro de nuestro ser, y algunas veces, entre las ruinas de un corazón, sigue reverdeciendo.

Muchos tienen suficiente fuerza, de lo que carecen es de voluntad.

El héroe tiene un sueño: Ser grande al lado de todo el mundo, y pequeño al lado de su padre.

No existen países que sean pequeños. No se mide la grandeza de una nación por el número de habitantes. Así como no se mide la grandeza de un hombre por su estatura.

La arquitectura es el inmenso libro de la humanidad entera.

Hay abismos que son buenos. Son aquellos en los que el mal se hunde.

Todo el infierno está contenido en esta palabra: Soledad.

El deber tiene un inmenso parecido con la felicidad de los otros.

Una sonrisa es como el sol que disipa el invierno en el rostro humano.

El pensamiento no es otra cosa que un simple soplo. Pero un soplo que hace estremecer al mundo.

El hombre tiene en el amor sus alas y en el deseo su yugo.

El que bien piensa, bien habla.

¡Cosa curiosa! el primer síntoma del verdadero amor en un joven es la timidez, en una muchacha es la audacia.

Cuando un infante desbarata un juguete, parece como si le estuviera buscando el alma.

Entre el gobierno que gobierna de forma errada y el pueblo que lo permite, hay una solidaridad que da vergüenza.

Cuanto menos tamaño tiene un corazón, más odio le cabe.

De los volcanes salen piedras, de las revoluciones salen hombres.

Hay personas que son malas por su necesidad de hablar. Son como esas chimeneas que pronto consumen los leños, no precisan de mucho combustible y su combustible son los demás.

El recuerdo habita al lado del remordimiento.

El ojo ve bien a Dios solamente a través de las lágrimas.

Ser discutido, es ser percibido.

Se siente una tristeza inmensa el ver como la naturaleza habla y el género humano no escucha.

frases-victor-hugo

Hay pensamientos que son oraciones. No importa de qué se ocupa el cuerpo, hay momentos en que el alma se encuentra de rodillas.

El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.

La insurreción es el acceso de furor de la verdad. A veces insurrección es resurreción.

El alma tiene ilusiones de la misma manera que el pajarito tiene alas. Son ellas la que lo sostienen.

En los ojos del joven se ve la llama arder, en los del viejo se ve la luz brillar.

La primera igualdad es la equidad.

Dios se manifiesta a nosotros en primer lugar a través de la vida del universo, en segundo lugar a través del pensamiento humano. La primera manifestación se llama naturaleza, la segunda arte.

¿Popularidad? Eso es la gloria en centavos.

Nada mejor que el sueño para engendrar el porvenir. La utopía de hoy es carne y hueso mañana.

Todo el futuro está en las manos de los maestros de la escuela.

La aceptación de la opresión por parte de aquel que es oprimido, se convierte en una especie de complicidad.

No hay nada como un sueño para crear un futuro.

La conciencia es la presencia de la divinidad en el hombre.

Las inteligencias con poca capacidad se interesan de los asuntos extraordinarios. Las inteligencias de gran capacidad se ocupan de los asuntos simples.

Cada hombre debe enmarcar la vida de modo que en alguna hora del futuro el hecho y sus sueños se encuentren.

Incluso la noche más oscura llegará a su fin y el sol se alzará.

Lo que se le hace un niño, se le hace a Dios.

Sé cómo el pájaro que, deteniendo su vuelo un rato en ramas demasiado débiles, siente cómo ceden bajo su peso, y sin embargo canta, sabiendo que tiene alas.

frases-victor-hugo

Hay hombres cuya alma solo les sirve para mantener el cuerpo lejos de la descomposición.

El amor es una parte del alma y tiene su misma naturaleza. Es una chispa divina; como ella no se puede corromper, es indivisible e imperecedero. Es una partícula de fuego que habita en nosotros, y es inmortal e infinita, que nada puede limitar ni amortiguar.

El hombre que es honrado procura ser útil. El intrigante procura hacerse necesario.

La fidelidad de muchos hombres tiene muchas veces su raíz en la pereza. La fidelidad de muchas mujeres tiene a menudo su raíz es la costumbre.

Todo poder es deber.

Para mí es mejor que me silben por un verso bueno, a que me aplaudan por uno malo.

Una sociedad que admite la miseria, una humanidad que admite la guerra, me parece una sociedad inferior y una humanidad degradada; es una sociedad superior y una humanidad más elevada a la que estoy apuntando. Una sociedad sin reyes, una humanidad sin barreras.

La fuerza más grande de todas las fuerzas es un corazón inocente.

Sin fruto, tallamos lo mejor que podemos, el misterioso tronco de nuestra vida. La veta negra del destino aparece sin falla.

Viajar es nacer y morir a cada paso.

La obra maestra es una forma variada de milagro.

La edad madura de la juventud son los cuarenta. Los cincuenta son la juventud de la edad madura.

Las montañas, el bosque y el mar, hacen a los hombres salvajes; desarrollan lo feroz, pero no destruyen al humano.

Mujeres bellas hay, pero mujeres perfectas no.

Hijo, hermano, padre, amante, amigo. Hay espacio en el corazón para todos los afectos, así como hay espacio en el cielo para todas las estrellas.

Sería mucho más certero juzgar a un hombre más por sus sueños que por sus pensamientos.

Sin la estrella de la verdad moral, el alma humana no es más que una negra noche.

Tú, que sufres porque amas, ama más aún. Morir de amor es vivir de amor.

Hay muchos nombres para el futuro. Inalcanzable, se llama para los débiles. Lo desconocido, para los temerosos. Para los valientes es una oportunidad.

frases-victor-hugo

Tan corta como es la vida, aún la acortamos más por el insensato desperdicio del tiempo.

Es una cosa bastante repugnante el éxito. Su falsa semejanza con el mérito engaña a los hombres.

No importa nada morir. Pero no vivir es intolerable.

La curiosidad es una de las formas de la valentía femenina.

Cuando la dictadura es un hecho, la revolución se convierte en un derecho.

¿Qué es un envidioso? Es aquel ingrato que odia la luz que le alumbra y le calienta.

La mejor religión es la tolerancia.

¿Qué es el amor? He conocido en las calles a un joven muy pobre que estaba enamorado. Su sombrero era viejo, su abrigo desgastado, el agua se filtraba dentro de sus zapatos y las estrellas a través de su alma.

Los brazos de una madre están hechos de ternura.

Nada tan estúpido como vencer; la verdadera gloria está en convencer.

Dios es la plenitud de todo el cielo. El amor es la plenitud de todo hombre.

Cuando una mujer te está hablando, escucha con atención lo que te dice con sus ojos.

Cuando el agua no corre se forma un pantano. Cuando la mente no trabaja se hace un tonto.

Un poeta es un mundo encarcelado en un hombre.

Es de los libros que la gente sabia saca su consuelo en tiempos de dificultad en la vida.

La virtud es aquel libro brillante y austero en el que todo padre debe hacer deletrear a su hijo.

Los grandes corazones guardan el secreto de su grandeza en la palabra perseverar.

Hay un horror sagrado sobre todo lo grandioso. Es fácil admirar la mediocridad y las colinas; pero lo que sea demasiado elevado, un genio tan alto como una montaña, una asamblea así como una obra maestra, vista demasiado cerca, es espantosa.

Nunca salió sin un libro bajo su brazo y, frecuentemente volvía con dos.

El amor es como un árbol: crece por sí mismo, se arraiga profundamente en nuestro ser y continúa floreciendo sobre un corazón en ruina. Lo inexplicable es que cuanto más blando es, más tenaz es. Nunca es más fuerte que cuando es completamente irrazonable.

Una revolución es la larva de una civilización.

Inténtalo tanto como quieras, no podrás aniquilar esa reliquia antigua en el corazón humano llamada: Amor.

Alzarse de un error a la verdad es extraño y hermoso.

Un anciano es tan necesitado de afecto como de sol.

Dios es la evidencia invisible.

Una casa sin hijos es una colmena sin abejas.

A partir de ahora los ojos de los hombres se volverán a mirar los rostros, no de aquellos que han gobernado, sino de aquellos que han pensado. (Panegírico de Víctor Hugo para Honoré de Balzac)

120 frases de Víctor Hugo para reflexionar
3.3 (66.67%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.