En estas épocas del año la mayoría de las personas empezamos a hacernos una serie de promesas. Este año por fin nos apuntaremos al gimnasio, comeremos sano y nos apuntaremos a ese curso de chino que llevamos viendo anunciado durante meses.

Sin embargo lo más probable es que a los dos meses estas promesas hayan quedado en el olvido y nuestra vida siga sin apenas cambios aparentes.

Te propongo que este año sea diferente y que por fin comiences a cumplir tus objetivos. Pero claro, eso es imposible si comienzas a cambiar todas las cosas a la vez. Tu fuerza de voluntad es limitada y lo más probable es que si haces muchas cosas a la vez termines sin hacer ninguna. Sabes de lo que te hablo ¿Verdad?

Así que este año vamos a ir sin prisa pero sin pausa y vamos a dedicar cada mes a un cambio en particular. Además en vez de implementar nuevos hábitos te propongo que te centres en eliminar cada mes un hábito negativo y cambiarlo por uno positivo ¿Qué te parece?

  1. Enero: Deja de preocuparte por tonterías

La mayoría de las personas nos preocupamos constantemente de cosas que no suelen tener mucha importancia. De repente no haber puesto la lavadora, llegar 5 minutos tarde o una cita o que no te diera tiempo a lavarte el pelo por la mañana pueden convertirse en hechos con la capacidad de arruinarte el día tanto a ti como a todos los que te rodean.

Te planteo que en enero comiences a preocuparte solo de las cosas que realmente son importantes y te tomes la vida menos en serio.

  1. Febrero: Comienza a dormir un poco más.

Uno de los malos hábitos que tenemos muchas personas es quitarle horas al sueño para realizar otro tipo de tareas. Cuando nos pilla el toro simplemente dormimos menos y ya está. Sin embargo no debemos olvidar que cuerpo y mente están íntimamente ligados y que si descuidamos nuestras necesidades fisiológicas no va a tardar mucho en que esto se refleje en nuestro estado de animo.

Así que a partir de ahora trata de organizar tu día de manera que no duermas menos de 6/8 horas. Si tienes que quitar tiempo a algo, quítaselo a aquellas tareas que sean menos productivas pero nunca (a no ser que sea estrictamente necesario y solo de manera ocasional) al sueño.

  1. Marzo: Deja de pasar tanto tiempo trabajando.

Seguramente lo primero que se te haya pasado por la cabeza sea alguna frase tipo : ¡Ni que trabajara por gusto! Si trabajo tanto no es por diversión, sino porque de algo tengo que vivir.

Y si, estás en lo cierto, no creo que nadie trabaje doce horas al día  por diversión. Pero estoy segura de que puedes ser más productivo de lo que estás siendo. ¿Has oído hablar alguna vez sobre la ley del 80/20? El 20% de lo que haces produce el 80% de los resultados. Esta ley es la clave de la productividad.

Y si aún así no te queda más remedio que trabajar durante largos periodos de tiempo, al menos tomate descansos y disfruta de tu jornada de una forma más relajada.

  1. Abril: Deja de perder tiempo en decidir qué es lo que vas a hacer a continuación.

Cuando tenemos muchas cosas que hacer en ocasiones gastamos tanto tiempo en decidir qué es lo que vamos a hacer a continuación que perdemos gran parte de nuestro tiempo.

Puedes eliminar este mal hábito comprándote una agenda y estableciendo cuáles son las tareas que tienes que hacer por orden de prioridad.

  1. Mayo: No te olvides de recargar las pilas.

Procura no restar tiempo a tu descanso personal y reservar siempre un tiempo para ti mismo y tus aficiones.

Si no recargas las pilas por mucho que te empeñes en ello no vas a poder dar de sí todo lo que te gustaría.

  1. Junio: Deja de ser sedentario.

Si no lo eres ¡Enhorabuena! Pero si lo eres ha llegado el momento de comiences a incluir algo más de actividad en tu vida cotidiana.

Ve andado o en bicicleta a más sitios, apúntate a clases de algo te guste (patinaje, baile, karate, etc..) o regálate para reyes una suscripción al gimnasio.

Estarás invirtiendo en ti mismo, y si lo haces recogerás los resultados el resto de tu vida.

  1. Julio: Deja de quejarte tanto.

Al quejarte te estás mandando mensajes negativos a ti mismo y por tanto estarás generando emociones negativas.

Haz la prueba y deja de quejarte tanto, verás como ganas en calidad de vida.

  1. Agosto: Deja de decir que si a ciertas cosas por compromiso.

El tiempo es oro y si lo pierdes estás desperdiciando el bien más preciado que tienes.

Así que proponte entrenar tu asertividad y solo decir que si a las cosas que realmente te apetezca hacer.

  1. Septiembre: Deja de pensar tanto en el pasado y en el futuro.

Nos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo pensando en cosas que ya pasaron o angustiándonos por cosas que a lo mejor pasan en un futuro, mientras el presente que es lo único que tenemos va pasando por enfrente de nuestras narices.

La vida es aquello que ocurre mientras nosotros hacemos otros planes para ella. Has oído alguna vez esta frase ¿Verdad?

  1. Octubre: Deja de discutir por tonterías.

La mayoría de las discusiones que tenemos son por cosas completamente intrascendentes. Discutimos porque queremos que los demás piensen como nosotros y vean el mundo bajo nuestras mismas gafas, cuando esto es algo completamente imposible.

Deja de perder tu energía en discutir por cosas que no merecen la pena y utilízala para cosas realmente importantes.

  1. Noviembre: Deja de pensar que vas a vivir para siempre.

¿Sabes que puedes morir en cualquier momento? ¿Qué es posible que mañana ya no estés aquí?

No vivas como si fueras a vivir para siempre, porque por gracia o por desgracia esto no va a ser así.

Deja de procrastinar y no esperes a que sea el momento adecuado para hacer las cosas.

El momento adecuado no aparece, se crea.

  1. Diciembre: Deja de tomarte la vida tan en serio.

No te angusties tanto, ni te tomes las cosas tan en serio. Lo que ahora te parece un mundo en el futuro será algo sin importancia.

Piensa que eran las cosas que te preocupan hace 3 años. Lo más probable es que ni te acuerdes, o que ya no te importen.

Los momentos malos siempre pasan, así que simplemente fluye, acepta las situaciones y deja de preocuparte tanto.

Te invito a visitar mi blog Psicorumbo y empezar bien el año descargándote los regalos de bienvenida. Un audio de relajación guiada y el ebook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida” (Click aquí para descargar regalos)

12 meses para eliminar 12 malos hábitos
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.