hombre-feliz

Ser mental y emocionalmente fuerte es una de las claves para vivir una vida plena y feliz. La fortaleza emocional es algo que cada persona posee, en parte debido a su aprendizaje durante la infancia, en parte a rasgos internos o genéticos.

Las emociones, si no se controlan, son ellas las que terminan controlando todo lo que hacemos y evitando que la lógica y la razón sean capaces de imponerse en los momentos en que es necesario. Sin embargo, sin emociones, llevaríamos vidas mucho más vacías con pocas razones para cuidarnos a nosotros mismos y a los demás.

Afortunadamente, podemos entrenar a controlar nuestras emociones para que no nos desborden. Hoy te traemos las 11 cosas que las personas emocionalmente fuertes no hacen.

1. No buscan atención

Las personas emocionalmente frágiles a menudo necesitan la atención y validación de las personas que las rodean. Esto las lleva a realizar conductas o acciones de las que, con el tiempo, puede que se avergüencen. Además, en ocasiones, alejan a los demás en vez de atraerlos. Pueden reclamar la atención de muchas maneras diferentes, pero no es fácil ver a una persona emocionalmente fuerte actuando de esa manera. Las personas emocionalmente fuertes se validan a sí mismas. Prestan atención y se ocupan de sus propias necesidades. Si han logrado algo increíble, no van a rechazar un poco de atención extra, lógicamente, pero no intentan buscarla a toda costa, esa es la diferencia.

2. No permiten que otras personas las hundan

Somos criaturas sociales, lo que provoca que el juicio y los sentimientos de las personas que nos rodean sean tremendamente importantes para nuestro bienestar mental. Cuando nos sentimos rechazados por los más cercanos a nosotros, nos duele. Esto puede hacernos sentir como perdedores y poco importantes. Pero las personas emocionalmente fuertes son capaces de superar estos sentimientos. Como hemos comentado en el punto anterior, ellas se validan a sí mismas. No lo necesitan de nadie más. Por supuesto, siempre tratarán de mantener felices a las personas que las rodean haciendo cosas positivas, pero saben que no pueden complacer a todo el mundo.

3. No dudan en decir que no

Este es uno de los puntos más importantes. Cuando las personas emocionalmente fuertes no quieren hacer algo, no están interesadas ​​o se sienten presionadas por algo, no dudarán en decirlo. Es una de sus cualidades más fuertes como personas. La capacidad de decir no te ahorrará una gran cantidad de dolor en tu vida.

Te puede interesar: 25 frases para establecer límites saludables

4. No dejan de creer en sí mismas

El mejor tipo de validación que podemos tener es la validación que nos damos a nosotros mismos. Sintiéndonos bien con nuestros logros y nuestra forma de ser, al final del día, nos sentiremos satisfechos. Las personas emocionalmente fuertes lo consiguen y, como resultado, no dejan de creer en sí mismas ni ante el fracaso o por las piedras del camino. Son personas fuertes y no van a rendirse por nada. Creen en sí mismas hasta el final.

5. No sacrifican lo que quieren hacer

Las personas emocionalmente fuertes a menudo se sienten satisfechas con su situación actual, pero si tienen sed de algo más, lo buscarán e irán a por ello. No van a sacrificar sus metas y sueños por razones tontas o por el miedo al cambio. Es difícil tratar de variar el rumbo o hacer descarrilar a una persona emocionalmente fuerte. No son ineptos y lo saben. Saben lo que quieren, cómo obtenerlo y no es probable que se detengan.

mujer-mira-ventana

6. No actúan mal hacia los demás

Las personas emocionalmente fuertes saben que se atraen más moscas con miel que con vinagre, y si realmente pensamos en ello, atraer moscas ni siquiera es el verdadero objetivo de nuestras vidas. El objetivo real es ser feliz y hacer lo que queremos hacer. Las personas emocionalmente fuertes saben que no es necesario perjudicar a nadie para obtener lo que necesitan en la vida. Refrescante, ¿no?

7. No guardan rencor ni resentimiento

A lo largo de nuestra vida, la gente hará cosas que nos enfade y confunda, es algo natural. Las parejas cambian, algunas engañan, los amigos traicionan, los compañeros de trabajo hacen cosas poco éticas; esto sucede. Las personas emocionalmente fuertes se reservan el derecho de enojarse con quien les han generado dolor, pero no se guardan ese rencor en su interior, por lo que no albergan resentimiento a largo plazo. Para ellas odiar a alguien es como beber veneno y esperar a enfermar. Si bien se enfadan y se sienten dolidas como cualquier otra, la diferencia está en que saben pasar página y evitar que el rencor las consuma.

8. No son amigas de cualquiera

Las personas emocionalmente fuertes tienden a ser personas amigables y extrovertidas, incluso si las son un poco más introvertidas que otras. Pueden atraer fácilmente a las personas a sus vidas, pero eso no significa que permitan que entre cualquiera. Examinan a las personas a fondo antes de admitirlas en sus vidas. Esto tiene un gran sentido para ellas. No quieren ser abusadas o denigradas por otros, y tampoco quieren ningún tipo de negatividad a su alrededor. Lo más probable es que, si eres emocionalmente fuerte, solo dejes entrar a personas similares  en tu vida.

9. No temen el futuro

A veces nos levantamos de buena mañana y ya pronosticamos un día difícil en el trabajo o una situación complicada en casa. Pero las personas emocionalmente fuertes no se acuestan temiendo lo que está por venir. Respiran hondo, planean cómo quieren manejar ese día, y se sumergen de inmediato. Las personas emocionalmente fuertes se enfrentan a las dificultades sabiendo que las cosas pueden salir bien o pueden salir mal, pero que en ningún caso se acabará el mundo por ello.

10. No temen envejecer

El envejecimiento, la desaceleración y nuestra eventual mortalidad son perspectivas bastante intimidantes, especialmente nuestra mortalidad. Para bien o para mal, nacimos, y algún día moriremos. Las personas emocionalmente fuertes reconocen que la vida debe tomarse de frente y que no se puede temer a las cosas que están por venir. Vamos a envejecer, reduciremos nuestra actividad y ritmo de vida, y finalmente, moriremos. Si te sirve de consuelo, también me pasará a mí.

11. No siguen ciegamente una lista de publicaciones como esta

¿Realmente importa lo que aquí digamos sobre ser una persona fuerte emocionalmente? Si eres una persona emocionalmente fuerte, ¡haz aquello que tenga más sentido para ti!

11 cosas que las personas emocionalmente fuertes nunca hacen
Vota este artículo!