La felicidad es lo que todos anhelamos. Aún no he conocido a nadie que no quiera ser feliz, además vivimos con la sensación de que la felicidad está a la vuelta de la esquina y que podremos conseguirla si trabajamos duro para ello.

Trabajamos duro para conseguir un buen trabajo, casarnos, comprar una casa, formar una familia… pero ¿Y si una vez que consigas todas esas cosas todavía no eres  feliz? Quizás el problema sea que estamos buscando en el lugar equivocado.

Las investigaciones en psicología positiva nos muestran que aunque una pequeña parte de nuestro nivel de felicidad se debe a nuestros genes y circunstancias vitales, la gran mayoría está determinada por nuestros pensamientos, emociones y comportamientos. Excelente noticia ¿no?

Los principales hábitos de la gente feliz

¡Toma nota!

Viven su vida a su manera

Una enfermera que trabajaba en cuidados terminales escribió un libro llamado “Los 5 principales de los moribundos” en el que redactabas las principales cosas de las que suelen arrepentirse las personas cuando saben que van a morir dentro de poco y el número uno era “ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí y no la vida que otros esperaban de mi”

No dejes que las expectativas de los demás arrebaten tus sueños y tus metas. Vive la vida que quieres vivir. Toma las decisiones que son perfectas para ti.

Utilizan sus puntos fuertes

Algunos estudios realizados nos muestran que sólo 1 de cada 4 personas utilizan sus fortalezas todos los días. Cuando hacemos uso de nuestros puntos fuertes, estamos más involucrados en nuestro trabajo, más seguros de nosotros mismos, más llenos de energía y en general ¡Más felices!

Así que te recomiendo que identifiques tus fortalezas haciendo una lista de cosas que te gusta hacer, que haces sin esfuerzo y que además, te hacen sentir bien.

Viven con un propósito significativo

Se implican en proyectos, tienen ideologías firmes y luchan por ellas. Identifica un proyecto en el que creas y te apasione y verás como tus fuerzas y energía se intensifican.

Aprecian su salud

Hacer ejercicio hace que liberemos un coctel de sustancias químicas que nos ayudan a mantener el corazón sano, reducir el peso, aumentar la calidad de sueño y la confianza en uno mismo, así como ayuda a aliviar el estrés y hacerte más resistente. Así que recuerda incluir una dieta equilibrada y 7 horas de sueño al día.

Cultivan el optimismo

Las personas más felices ponen un giro optimista sobre lo que sucede en sus vidas. Ellos zanjan la idea de que algo es justo o injusto, en lugar de juzgar aceptan lo que viene. Cada situación es una oportunidad de aprendizaje vital. El optimismo disminuye el estrés, aumenta la longevidad, mejora el rendimiento y las relaciones saludables.

¿Qué estas esperando para comenzar a ser más optimista?

Sintonizan con la felicidad

Vivimos en una sociedad en que los acontecimientos infelices son los que vendes. Hace tiempo que dejé de ver las noticias por esa misma razón. Así que te recomiendo tomar la decisión de céntrate y pasar tu tiempo rodeado de cosas positivas, cuida los libros que lees, las películas que ves, las web que visitas, los amigos con los que pasas tiempo, etc…

Viven el presente

Pasamos el 47% de nuestras horas de vigilia pensando en algo distinto de lo que estamos haciendo. Ya sea lamentando algo que hicimos ayer o preocupándonos por algo que podríamos hacer mañana. Pero la felicidad está en el ahora. Practicar actividades de atención plena al comer una comida, escuchando a un amigo, hacer ejercicio o al leer, te ayudarán a sintonizar con tu presente y a aumentar tus niveles de felicidad.

Son agradecidos

La gratitud es uno de los reyes de la felicidad. Nos recuerda acerca de lo que tenemos, en lugar de lo que no tenemos. Es muy importante sentirnos agradecidos por nuestros logros, por nuestra familia, por nuestros amigos, por nuestra salud, por nuestra libertad para tomar decisiones y cambiar nuestra vida…

Cultivan sus relaciones

Las encuestas revelan que las personas con 5 o más amigos cercanos son unos 60% más felices. Así que no debemos escatimar tiempo y esfuerzo en cultivar nuestras relaciones, ya que éstas forman parte de nuestra felicidad.

Ayudan a los demás

Ayudar a los demás hace que liberemos sustancias químicas asociadas con el bienestar, además ayudar a los demás libera nuestras preocupaciones y favorece la expresión de gratitud.

Así que empieza ahora mismo convertir estos 10 hábitos en parte de tu vida y de tu rutina diaria y verás cómo te conviertes en una persona más feliz.

10 hábitos de la gente feliz
Vota este artículo!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.