Aristóteles fue un filósofo y científico griego, conocido por el maestro de Alejandro Magno. Fue alumno de Platón y es considerado una figura importante en la filosofía occidental. Famoso por sus escritos sobre física, metafísica, poesía, teatro, música, lógica, retórica, lingüística, política, gobierno, ética, biología y zoología, se lo considera muy adelantado a su tiempo. Sus escritos constituyen el primer sistema integral de la filosofía occidental que incluye puntos de vista sobre la moral y la estética, la lógica y la ciencia, la política y la metafísica.

Biografía

Aristóteles vivió y desarrolló su labor en la Antigua Grecia, y es considerado uno de los fundadores del empirismo. Nació en el 384 a.C. en Estargia, al norte de Grecia. Su padre fue el médico de Filipo de Macedonia (padre de Alejandro Magno). Siendo hijo de un médico, se inspiró en el trabajo científico de su padre, pero no mostró mucho interés en la medicina.

Aunque no hay mucha información disponible sobre su infancia, las fuentes arrojan luz sobre el hecho de que pasó un tiempo en el palacio de Macedonia y desde aquí se conectó con la monarquía de Macedonia.

Desde los 18 años hasta los 38 estuvo en la escuela de Platón. Las historias tradicionales dicen que dejó Atenas porque estaba disgustado con la dirección de la Academia cuando el sobrino de Platón, Speusippus, asumió el control de la academia después su muerte en el 347 a. C., pero también se dice que temía los sentimientos anti-macedonios y que seguramente se marchó antes de la muerte de Platón.

Fue entonces cuando decidió seguir sus estudios biológicos y filosóficos en Asia Menor. En el 342 a.C. regresó a Macedonia como tutor de Alejandro Magno, relación que duró dos o tres años. Hacia el 335 a.C. Aristóteles había regresado a Atenas, donde se ocupó de estudiar y explicar lógica, epistemología, física, biología, ética política y estética. Fue el primer filósofo de la ciencia. Creó la disciplina al analizar ciertos problemas que surgen en conexión con la explicación científica.

En 343 a. C., después de la muerte de Hermias, Felipe II de Macedonia lo invitó a ser tutor de su hijo, Alejandro.

En 335 a. C. regresó a Atenas, donde estableció su propia escuela llamada Liceo. Durante los siguientes doce años enseñó varios cursos en su escuela.

Llegó un momento en que la relación de Alejandro y Aristóteles se enfrió. Esto probablemente se debió a la relación de Alexander con Persia. Aunque hay poca evidencia, muchos creyeron que Aristóteles jugó un papel en la muerte de Alejandro.

Después de la muerte de Alejandro, estalló el sentimiento anti-macedonio en Atenas. En el año 322 a. C. Eurymedon, el Hierofante, lo castigó por no tener a los dioses en honor y Aristóteles huyó a Calcis, la propiedad familiar de su madre.

Durante su estancia en Asia Menor, Aristóteles se casó con Pythias, de quien se dice que es la sobrina o la hija adoptiva de Hermias. Una hija nació de la pareja a la que llamaron Pythias como a su madre.

Contribuciones a la psicología

En esa época se creía que existían dos mundos: el mundo de las ideas (un mundo perfecto, irreal) y el mundo de la materia (el real, el imperfecto). Pero Aristóteles creyó que solamente existía un mundo, el real, consideraba la naturaleza como algo sagrado, en donde todas las cosas podían estar de dos formas posibles: en acto, cuando se tiene todas las propiedades en ese mismo momento y en potencia, cuando todavía no han desarrollado las propiedades, pero las tendrán en un futuro. Por ejemplo, un niño es un adulto en potencia, pero un niño en acto.

Para Aristóteles la mente o psique es el acto primero de todas las cosas, es lo que hace posible que sintamos y percibamos. Existen además, tres tipos de psique: vegetativa (de las plantas), sensitiva (de los animales) y racional (del hombre). La psicología humana se basa en los cinco sentidos.

Creía que los procesos de conocimiento se producen a través de los sentidos. Sostenía que la mente en el momento del nacimiento es como una tabla rasa, carece de ideas innatas y todo depende del aprendizaje. Aprender depende directamente de la memoria, que trabaja en base a la semejanza (relacionando cosas parecidas), el contraste (observando diferencias) y la contigüidad (recordamos cosas que están juntas en espacio y tiempo).

Aristóteles afirmaba que los procesos de motivación estaban guiados por dos polos: agrado y desagrado. Nuestra mente nos guía hacia el agrado y rechaza o nos separa del desagrado. El fin último de cualquier motivación es la felicidad y ésta se consigue con la búsqueda del autoperfeccionamiento; ser más perfectos y completos.

Muchos estudiosos consideran a Aristóteles como el verdadero padre de la psicología, ya que es responsable del marco teórico y filosófico que contribuyó a los primeros comienzos de la psicología.

Su libro, De Anima (en el alma), también es considerado como el primer libro sobre psicología.

Le preocupaba especialmente comprender la relación entre los procesos psicológicos y el fenómeno fisiológico subyacente. Sugirió que el cuerpo y la mente existen como facetas del mismo ser, y la mente es simplemente una de las funciones del cuerpo.

Postuló que el intelecto consta de dos partes: intelecto pasivo e intelecto activo.

Según él, la música, la poesía épica, la comedia, la tragedia, etc. eran imitativas y variadas en imitación por medio, manera u objeto. Su creencia era que la imitación era una parte natural de los humanos y servía como una de las principales ventajas de la humanidad sobre los animales.

Los puntos de vista de Aristóteles en materia psicológica han ejercido gran influencia y marcado gran parte de nuestras ideas sobre el comportamiento humano a lo largo de las épocas. Sus doctrinas tuvieron particular repercusión en las premisas occidentales sobre el aprendizaje y la motivación.

Conclusiones

Aristóteles escribió alrededor de 200 obras y la mayoría de ellas estaban en forma de notas y borradores. Estos trabajos comprenden diálogos, registros de observaciones científicas y trabajos sistemáticos. Sus obras principales incluyen Retórica, Eudemus (Sobre el alma), sobre filosofía, sobre Alejandro, sobre justicia, sobre riqueza, sobre oración y sobre educación.

La poética, la metafísica, la política, la física, De Anima y la ética de Nicomachean se consideran su tratado más importante.

Han pasado más de 2300 años, pero Aristóteles sigue siendo una de las personas más influyentes de nuestro mundo. Su contribución se puede ver en casi todos los campos del conocimiento humano que existieron. También ha sido el fundador de muchos campos nuevos.