La sociedad muerta

Está claro que la muerte nos toca la puerta en el plano físico, y eso realmente ha venido preocupando al hombre y en especial al hombre moderno ya que este se encuentra mas aferrado a su existencia, todas sus nuevas tecnologías y los grandes avances de la ciencia  que en realidad dejo de ser ciencia (del latín scire= saber) para convertirse en Deus (Dios). Han logrado que el hombre desee estar hay por siempre  fortaleciendo su deseo de control del mundo.

Pero como este hombre dejo sus ciencias y paso a la oscuridad?, es posible que para esto tengamos miles de respuestas y también es posible que nuestro propio deseo de no muerte no nos deje encontrar la verdad, el hombre ha venido perdiendo lo que lo mantenía con los pies en el mundo con la perdida de sus dioses, mitos y de sus tradiciones ya que estas no deben de mantener al hombre inmerso en sus antiguas estructuras pero si deben de recordarle de donde viene y cual fue el camino que opto para llegar hasta aquí.

Es mas preocupante como cada día morimos a nuestras culturas que como morimos físicamente, nuestras sociedades muren ahora, han borrado de sus vidas a sus ancestros y pretenden matar sus dioses.

Donde podremos encontrar a Cronos, Zeus, y Atenea, donde encuentra el hombre a los incas, los mayas y los celtas, todos ellos naufragaron en el mar de las redes y la era espacial, o acaso con la llegada de el hombre a los cielos y el espacio se dio cuenta de que allí no estaba el olimpo; sin ser consiente de que lo llevaba en lo mas profundo de su corazón.

Lo primero que debemos tener en cuenta para nuestra recuperación es la identificación de las heridas, esas que le hemos causado a las sociedades  día a día con  el olvido de nosotros mismos: la muerte, el yo, el alma entre otros han sufrido un gran daño.

Hoy como nunca perdemos la vida a medida que perdemos nuestra identificación con nuestra cultura de muerte, perdemos el yo absorbido por la estructura social y perdemos el alma cuando matamos nuestro pasado.

El porqué del apego a lo estructurado y lógico,,acaso reside en nosotros un miedo a realmente encontrarnos con nuestro yo, ese yo del que tanto hemos huido, el hombre y su conciencia a logrado grandes avances en su mundo pero tiene  miedo de ver su inconsciente aveces tan descuidado.

Hemos abierto las puertas del inframundo y con la matanza de nuestros dioses solo estamos desencadenando los mas temidos demonios de la sociedad y la madre tierra no podra defendernos ya que la encadenamos a una central nuclear.

Esta enfermedad que poco a poco nos destruye solo tiene un nombre y es la no aceptación de nuestras sombras, solo estamos tan ocupados defendiéndonos de la sombras de nuestros adversarios, tan inmersos en como destruir sus perversarsas formas de vida que cualquier acción de este se convierte instintivamente en una forma de ataque asía nosotros. Solo estamos viendo un futuro de dominio, ya no existe el espiritu de los ríos, ya el trueno dejo de ser la ira de dios, ahora dios ya no nos habla al oido y solo por miedo a que nos consideremos locos, ya no creemos en nada que se interponga en nuestra carrera hacia la prosperidad, la hemos tomado como una formad de evitar el dolor pero así como los narcóticos esta es pasajera y los daños a futuro serán grandes, los arquetipos y los mitos no son simples historias y solo palabras, estos son energía que mueven nuestro mundo; pensamos que los eliminamos pero ellos estan esperando el momento para aparecer en “el mundo que creemos haber construido“.

Esto nos lleva a que tan real es el mundo que tenemos? Acaso hemos construido nuestros grandes rascacielos sobre nuestros mas profundos miedos, miedo a la muerte, al dolor, al amor, miedo a sentir e intuir, en nuestros ojos brilla la desesperación; la locura.

Desgarramos las vestiduras del ser consciente y lo dejamos a la intemperie de las máquinas y nos atrevemos a pensar que las hemos dominado, ¡El hombre domina la maquina!, que absurda frase, acaso no notamos nuestra dependencia, tan ciegos estamos, claro ya no hemos vuelto a ver con el espíritu, ya el chaman perdió sus alas!

Hemos escuchado a personas modernas preguntar por que ya no tenemos profetas? por que ya nadie tiene visiones, se han perdido los oráculos? Y es claro que tenemos un temor por nuestro destino es como si sintiéramos nuestro final, el final de la vida ya que si matamos el pasado estamos matando todo presente y borrando todo futuro, presentimos que toda  profecía puede ser desastrosa, en nuestro interior sabemos que la matanza de las tradiciones solo nos conduce al caos, como lo exprese antes las tradiciones son las encargadas de enseñarnos la meta ultima del ser humanos estas no permiten que el hombre muera en su propio orgullo ya que este llevara al ser humano a su auto sacrificio por la expiación  de sus culpas convirtiéndolo así en la encarnación del héroe.

Y viéndolo desde este punto seria muy confuso para  el hombre asumir el papel de víctima, victimario y héroe o redentor.

Sí, la sociedad muere, quizá no en su forma física, pero si en su proceso de individualización, y esta muerte es mas dura ya que nos destroza desde adentro, desde nuestras raíces, nuestro “si mismo“ no puede emerger si nuestro ego no se lo permite.

El hombre moderno es un antievolucionista, cada acción que realiza va en contra de todo proceso natural, su misma desmitificación es la prueba de esto, vemos como ya perdimos la mas importante para el desarrollo del pensamiento: La Admiración, la cual caracterizo a los grandes filósofos; ellos encontraban la grandeza en lo pequeño y la alegría en el dolor, la luz en la oscuridad… el equilibrio de los opuestos.


Ahora solo somos unos grandes sofistas ya que con solo palabras queremos convencernos nosotros mismos de una verdad que no existe, y nos pensamos conocedores de la verdad absoluta sin dejar caminos para la diversidad.

Con la muerte de nuestros mitos y dioses lo que buscamos es en realidad es la muerte de nuestra conciencia, ahora ya no queremos oír la voz interior reclamando nuestras culpas y señalando nuestro trágico destino…el origen de la tragedia… nietzsche.

Somos y queremos ser como seres sin conciencia y obviamente lo mejor para el antihombre moderno, (entiéndase por antihombre todas las características del ser humano de hoy que esta opuesto a todo lo que ser hombre pueda significar),  es la desmitificación.

Juan Carlos Alzate Ramirez

One thought on “La sociedad muerta

  1. muy bien este mensaje en el tiempo de hoy deberia circular ya que ala nuevas tecnologias no creemos amos de la sabiduria y del ke todo lo podemos pero desgaciadamente sin la esencia de quere saber mas y sin ve la bellesa de esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>