Título: Swinger y personalidad alcoholica subyacente
Autor: Victor Díaz O'valle

SWINGER Y PERSONALIDAD ALCOHOLICA SUBYACENTE

 BASÁNDOSE EN LA OBSERVACION CLINICA SE PUEDEN PRESENCIAR CIERTOS RASGOS COINCIDENTES DE PERSONALIDAD ALCOHOLICA DEL SWINGER COMO SON LOS SIGUIENTES:

1.-INMADUREZ EMOCIONAL

2.-TENDENCIAS A CREAR DEPENDENCIAS EMOCIONALES

3.- EGOCENTRISMO

4.- INCAPACIDAD DE AMAR (realmente)

5.- HOMOSEXUALIDAD LATENTE

6.- DOBLEZ EMOCIONAL

7.- CONDUCTA IMPULSIVA

8.- MITOMANIA Y MUNDO FANTASTICO

9.-TENDENCIA A LA MANIPULACION

10.-INCAPACIDAD PARA INTEGRARSE EN GRUPOS HUMANOS SANOS

11.-INCAPACIDAD DE TOLERANCIA A LA FRUSTRACION

12.-INCAPACIDAD PARA TOLERAR SUFRIMIENTO

13.-TENDENCIA A LA EVASION.

Estas son solo algunas características que coinciden cuando se han realizado estudios en la personalidad swinger y personalidad alcohólica, de igual forma que el alcohólico el swinger no cree que sus practicas sexuales representen una desviación en su comportamiento. Como ya lo hemos señalado, lo experimenta mas bien como un derecho a tener alternativas en su matrimonio, para no aburrirse en la relación sexual.

Si nos enfocamos en el aspecto sexual de la misma personalidad alcohólica, es decir, la homosexualidad latente podemos tomar la opinión del dr. Ernest Lammoglia en su libro sobre las familias alcohólicas que menciona lo siguiente:

Los enfermos alcohólicos muestran menor grado de masculinidad que lo normal. Varias investigaciones perecen sugerir además que los alcohólicos tienen problemas con su identidad sexual. Este síntoma de su enfermedad y su muy natural y explicable compensación que no es otra cosa que la promiscuidad y la hipersexualidad mostrada en su aspecto puramente físico, sin el menor componente emocional. La bisexualidad en el alcohólico también tiene una frecuencia inusitada. Y estos síntomas son mas frecuentes en varones que en mujeres alcohólicas.

Es importante hacer notar que al hablar de hipersexualidad del alcohólico ( al igual que el swinger ) no se refiere a una potencia sexual sino a una búsqueda constante de experiencias sexuales rápidas, es común que en este perfil se encuentren personas con una duración en sus relaciones sexuales de apenas unos pocos minutos. 

PROCESO PSICOPATOLOGICO DEL SWINGER

Para entender mejor y dejar claro que la modalidad swinger es un problema de orden psicosexual, tenemos que empezar por definir cuales son las condicionantes para que la modalidad swinger se manifieste como un problema de personalidad.

Por lo general el swinger no abandona la fijacion original por alguno o por los dos padres como objeto de amor y se continua buscándolo cuando se hacen adultos. Proyectándose como un deseo sexual no controlado. 

Es importante hacer notar también. que la información que se puede conseguir de la modalidad swinger es en su mayoría de carácter pornográfico, en la cual la modalidad swinger es solo un tema-pretexto que desemboca en excesos sexuales 

También es importante señalar que al hablar de sexualidad normal y anormal se puede caer en imprecisiones, ya que la misma sexualidad del hombre a través de la historia ha sido restringida y distorsionada con aspectos religiosos y socioculturales que han confundido mas que solucionar algunos problemas psicosexuales, así pues, queda entendido que parte de la misma sexualidad del ser humano es: la fantasía sexual, las visualizaciones de la pareja en ciertas poses o practicas, la masturbación mutua etc., pero que así como la fantasía se usa para imaginar muchas otras cosas en la vida diaria, esto no quiere decir que todo lo que nos imaginamos sea sano, posible o pertinente. y mucho menos que sea bueno para nuestra psique, y aplicable en la vida conyugal y de familia. quedando al tiempo serias secuelas al entrar en la practica swinger.

Las condicionantes para que la modalidad swinger sea considerada como un problema psicosexual son las siguientes:

1.- LA PAREJA QUE SE COMPARTE ES LA ESPOSA (O)

Esta es la condición más determinante en la problemática swinger, ya que es de donde parte la mayor agresión a la salud psicosexual del individuo, ya que es una violación a los vínculos afectivos y de pertenencia que debieron desarrollarse en la infancia para un sano crecimiento emocional, y que al agredirse se pueden definir como una autodestrucción a la misma estabilidad emocional del individuo, una agresión a sí mismo y a lo que es la base de los pueblos: la familia, lo cual representa un serio problema no solo psicosexual sino que además social, pues queda claro que los hijos de tales matrimonios son seriamente afectados.

Algunos ventajosamente pretenden ser swinger's compartiendo amigas o Conocidos, que en algunas ocasiones presentan como su cónyuge ante grupos terapéuticos swingers los cuales no se deben considerar como swinger's. Ya que no existe el vinculo afectivo hacia la pareja, que sea determinante, ni el sentimiento de pertenencia., de cualquier modo estos individuos están en un estado cero positivo o latente, presentando ya una predisposición psicosexual a desarrollar practicas swinger en cuanto se casen o vivan en pareja.

Para que se considere un problema psicosexual la modalidad swinger, se tiene que compartir la pareja que represente él vinculo afectivo más importante, llámese esposo, esposa, concubina etc. Y es precisamente el cónyuge lo que se comparte en la denominada "terapia swinger".

2.- HAY UNA FIJACION POR COMPARTIR A LA PAREJA. 

Este es otro de los aspectos determinantes en la clasificacion swinger, y opera de la siguiente forma:

es como si hacer el amor se tornara aburrido y el amor pasara a ser secundario, es decir, no importa hacer el amor, ni con quien, sino que los aditamentos extras son lo más importante, convirtiendo a la pareja en un objeto sexual de intercambio. 

Durante el acto sexual de la pareja las expresiones verbales se centran en provocar o despertar en uno o los dos cónyuges el deseo sexual por otra(s) persona(s) imaginarias o reales, diferente al cónyuge, con frases como... no te gustaría acostarte con... o ..te gustaría tener sexo oral con........me gustaría verte hacer el amor con....etc. en algunas ocasiones las expresiones verbales van enfocadas a relaciones homosexuales lo cual implica también una bisexualidad. estas expresiones orales van acompañadas de fantasías y visualizaciones, es como si una fuerza y deseo interior no controlado impulsara a desear ver a la pareja tener relaciones con otra persona, aunque después sobrevenga el síndrome de culpa.

3.- HAY UN SENTIMIENTO DE CULPA 

Por lo regular después de pasar la etapa de orgasmo y resolución, las expresiones verbales suelen cambiar súbitamente a temas triviales o hay un silencio a cerca de todo lo que se hablo durante la fase de excitación, es decir es como si nunca hubieran tocado el tema, pero hay una incomodidad y desconfianza hacia el cónyuge que más lo propuso o lo pidió, aunque el pedirlo haya sido motivado por la pareja.

el sentimiento de culpa se proyecta como hostilidad hacia la pareja.

4.- EXISTE UN PROBLEMA DE IDENTIDAD SEXUAL QUE SUBYACE

DESDE LA NIÑEZ. 

Al realizar el análisis de los casos en los que se ha optado por compartir al cónyuge, (sea en terapia swinger o en un grupo social de apego) se encontró que por lo regular hay un historial de abuso sexual-ligth,(seducción) por parte de un miembro o amigo cercano de la familia y que es del mismo sexo, al cual el infante o el adolescente le tiene cariño y confianza, siendo introducido por dicho adulto a un mundo de sensualidad por contacto físico, rara vez es atacado de una forma agresiva es por decirlo así una seducción mas que una acción agresiva, razón por la cual el niño se siente culpable, y confundido en su identidad sexual, ya que como lo mencione antes, el agresor es del mismo sexo y representa afecto. 

También se encontró que los swinger tienden mas a una bisexualidad que a una homosexualidad, teniendo en cuenta que para algunos estudiosos de la sexualidad humana, la bisexualidad es una homosexualidad reprimida. y que es más justificable socialmente ser bisexual que homosexual, por lo cual siguen casados y viviendo como si fueran heterosexuales, buscando en las relaciones de intercambio de parejas en grupo una satisfacción homosexual inconsciente.

Queda claro que dichas personas tienen un alto grado de estancamiento psicosexual y de madurez y por lo regular tienen una actitud ególatra ante la vida.

5.- EL SINDROME SWINGER. 

Después de haber practicado la modalidad swinger sobreviene una serie de problemas psicológicos y de pareja que se pueden denominar como síndrome swinger y que se pueden enumerar de la siguiente forma:

1.- DUDA EXISTENCIAL DEL MATRIMONIO.- 

es decir, el individuo se empieza a cuestionar si los planes, metas y seguir una vida juntos vale la pena, tomando en cuenta que en el caso del hombre es quien trabaja y ocupa tiempo de su vida en sostener a la familia y después de esta experiencia le empieza a pesar él hacerlo, no importando si partió de el la idea de compartirse, es como una dualidad y una formación de reacción, en donde la persona que se ama también se quiere destruir a la vez. 

2.- INSEGURIDAD Y AUTOESTIMA DAÑADA 

Una vez desarrollada esta practica las comparaciones son inevitables presentando aquí también una dualidad de sentimientos pues lo que les excita también les tortura, pudiéndose desarrollar también cierto grado de paranoia de comparación durante la relación sexual de los cónyuges. Si en el momento de la excitación alguno de los dos confiesa alguna virtud del amante swinger, entonces se puede presentar también un golpe a la autoestima del cónyuge que, pasada la excitación se molesta y se siente ofendido calladamente. 

3.- DESVIACIONES SEXUALES: 

Como también lo hemos mencionado a pesar de que hay un daño a la autoestima y sentido de pertenencia, suele suceder que la homosexualidad latente en los swingers se manifieste como una bisexualidad, es decir, "lo que me gustaría ver que le hicieran mi cónyuge en realidad es lo que me gustaría que me hicieran a mí".

La bisexualidad mas que la homosexualidad es un problema de identidad sexual pues ni se es heterosexual pero tampoco se atreve a manifestarse abiertamente como homosexual por temor a cuestiones socioculturales o religiosas. Encontrando en la modalidad swinger campo fértil y marco legal psicológico para su inmadurez e incapacidad de amar en realidad. 

4.- ROMPIMIENTO CON LAS ESTRUCTURAS PSICOSOCIALES. 

Por lo regular la etapa de intimidad contra aislamiento de la cual nos hable erick erikcson

Termina en soledad para el swinger, pues después de la practica y el daño psicosexual que implica. se termina por ceder al aislamiento pues son deseos internos que el swinger no puede controlar y teme afectar mas a su familia y en lugar de atender su problema psicosexual opta por aislarse para seguir con dicha practica con otra pareja que no represente tanto un aspecto familiar y afectivo. Terminando su matrimonio en divorcio o separación.

5.- POBRE SOCIALIZACION EN RELACIONES FUTURAS.- 

Aun después de haber dado por terminado su matrimonio o su relación que el mismo afecto el swinger continua teniendo problemas al relacionarse con otras parejas pues inevitablemente sentirá con alguna de ellas el deseo de unirse sentimentalmente, la cual será quien NO tiene conocimiento de sus tendencias sexuales, rara vez se unirá a una pareja que sea swinger también, pues carece del valor afectivo hacia esa persona. Enamorándose de una persona NO swinger, pero en el momento de unirse a ella empezar otra vez todo el proceso degenerativo de la relación.

Manifestando una incapacidad para relacionarse sanamente y quedando sus relaciones a un nivel infantil solamente.

DR. VICTOR DIAZ OVALLE

Maestría en psicoterapia familiar y de pareja 

Dr. Victor O'valle
FRANCISCO DE P. MARIEL 225
COLONIA MODERNA
TEL. 444- 8145138
SAN LUIS POTOSI S.L.P
MEXICO
tel. (4) 8116567
mailto: psicoteologia@yahoo.com